arrow

Helena de Troya (1956)

Helena de Troya
Trailer
5,8
630
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La ciudad de Troya resulta un obstáculo para la expansión comercial de los estados griegos. Por esta razón, Príamo, rey de Troya, con el fin de preservar la paz, envía a su hijo, el príncipe Paris, a Micenas, a negociar con los reyes helenos. Pero Paris se enamora de Helena, la esposa de Menelao, rey de Micenas, y la rapta. Así estalla la guerra de Troya. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Helen of Troy
Duración
118 min.
Guion
Hugh Gray, John Twist (Poemas: Homero)
Música
Max Steiner
Fotografía
Harry Stradling Sr.
Productora
Warner Bros.
Género
Aventuras Romance Antigua Grecia
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Homero
7
POR UN MOMENTO CREÍ QUE TU ERAS AQUELLA SENCILLA ESCLAVA
La fortificada ciudad de Troya se erige orgullosa de los otros reinos griegos, provocando la animadversión de éstos hacia el reinado de Priam (Sir Cedric Hardwicke), cuyo hijo el príncipe Paris (Jack Sernas) decide partir a Grecia en son de paz ante la oposición de sus hermanos Héctor (Harry Andrews), Aeneas (Ronald Lewis)y su hermana Cassandra (Janette Scott) que vaticina serios augurios en su destino. Durante el viaje, Paris naufraga hacia una playa donde es atendido nada más ni nada menos que por Helena (Rossana Podestà) esposa del rey Menelao (Niall McGinnis) y la esclava Andraste (Brigitte Bardot). Así comienza uno de los periplos más recordados en los pasajes de la “Ilíada” de Homero: el desencadenamiento del asedio y toma de la ciudad de Troya por el amor de una reina.

Rodada en los enormes estudios romanos de Cineccità pero con presupuesto ampliamente norteamericano, Robert Wise acabó elaborando un “péplum” de tomo y lomo que sin caer en una excesiva duración, nos enfrasca en un relato clásico convertido en espectáculo; muy propio en el género durante la época en que empezaban a surgir productos más bíblicos como “Ben-Hur” (1959) de William Wyler” o “Los Diez mandamientos” (1960) de Cecil B. De Mille cargados de mensaje y moraleja.

“Helena de Troya” simplemente entretiene y como historia de amor convence. Su repertorio, no muy conocido a excepción de la presencia del gran Sir Cedric Hardwicke, está a la altura de las expectativas. La presencia primeriza de una jovencísima Brigitte Bardot en el papel de esclava no pasa de la anécdota si tenemos en cuenta que tan solo contaba con veintidós inocentes añitos (igual que la edad de la Podestà aunque ésta tenía las de ganar por los pasadizos de la fama) y, como el resto del reparto, mayoritariamente europeo, cumplen con sus funciones en un proyecto que Wise apostó fuertemente pero que acabó siendo un trabajo del que no se le recordará.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
MUCHAS ILIONES (7 BAJO)
Robert Wise da su particular adaptación de uno de los clásicos universales de la historia de la literatura, "La Ilíada". Igual que en la de Wolfgang, más reciente, hay licencias, aunque existen muchos elementos atractivos y factores comunes a los versos homéricos (que son tan excelentes como no necesariamente obligatorios en toda adaptación cinematográfica que se haga del mito).

Wise y su equipo apuestan por una relación entre Paris y Helena más romántica, saliendo más favorecido el certero arquero que en otras ocasiones. Con una estética de peplum que no puede con ella, quizás uno de los puntos desfavorables de esta simpática obra de aventuras, sea lo rápido que despacha la legendaria rivalidad entre Aquiles y Héctor.

A destacar, como comenta la crítica precedente, la presencia de una jovencísima Brigitte Bardot, que, como diría el maestro Berlanga, ya amenazaba con enamorar a la cámara y llevarse la película con su sola presencia.

Tiene un reparto que no está repleto de caras conocidas pero competente, aunque quizás se eche de menos una mayor fuerza en personajes decisivos. Interesante.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil