arrow

Wonderland (sueños rotos) (2003)

Wonderland (sueños rotos)
Trailer
5,9
2.215
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basada en una historia real, la película explora los brutales asesinatos múltiples acaecidos en la parte alta de la Avenida Wonderland en el Laurel Canyon de Los Ángeles durante el verano de 1981. En un principio, el caso parecía tener relación únicamente con camellos y gente de la noche, pero pronto evolucionaría hacia todo un clásico de la crónica negra de L.A. cuando se descubrió la conexión del famoso rey del porno John C. "Johnny Wad" Holmes. Para cuando arranca nuestra historia, Holmes había caído ya desde su glorioso pedestal de la estrella más grande de la industria del porno duro a un estado de ruina financiera y toxicológica. Holmes adora a Dawn, su amante adolescente, mientras sigue casado con su esposa Sharon, formando los tres un triángulo amoroso de lo menos convencional. En medio de este descenso en picado, Holmes traba amistad con los camellos locales Ron y Susan Launius, junto con su socio David Lind, que operan desde una casa de Wonderland famosa por sus fiestas. Pero Holmes está fuera de su elemento en el arriesgado mundo del crimen y el narcotráfico y pronto estará metido de lleno en angustiantes problemas. Desesperado por conseguir dinero y droga, el grupo de Wonderland decide robar a otro traficante amigo de John, el conocido y temido Eddie Nash. Poco después del palo, ocurre la masacre de Wonderland. ¿Vendió Holmes a sus colegas para salvar su pellejo de la ira de Nash? Todo depende de quién explique la historia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Wonderland
Duración
104 min.
Guion
James Scott, D. Loriston Scott, Todd Samovitz, Captain Mauzner
Música
Cliff Martinez
Fotografía
Michael Grady
Productora
Lions Gate Films
Género
Drama Crimen Basado en hechos reales
6
Plato Combinado Sin Huevos
Interesante película, que cuenta uno de los sucesos más negros de la historia de Los Angeles, donde supuestamente se vió involucrado John Holmes, el primer "Porn Star" y mito de la industria del porno. Un John Holmes, en horas bajas, que apretado por las deudas y su afición a las drogas se ve envuelto en un lío de Gángsters y traficantes de baja estofa. La película aguanta muy bien los primeros 45 minutos de metraje, en ellos vemos una lograda ambientación post-setentera con un Val Kilmer en el que parece encontrarse agusto con el papel. A partir de este momento la película se convierte prácticamente en un renovado-thriller (al estilo de Ases Calientes) en el que hay dos versiones del suceso y donde la poli marca las pautas; para desgracia de unos personajes que podían haber sido más relevantes en un final facilón y traicionero, aún así es un film que sabe mantener en todo momento un ritmo trepidante con algún que otro destello técnico. Recomendable.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Y todo por 30 miserables cms de carne, hay que joerse
Ésta es una peli de cifras básicamente:

30 cms de polla se supone que tiene el protagonista, interpretado por Val Kilmer, que da vida al que por lo visto fue el mayor mito del cine porno de los 70: John C. Holmes. 30 cms., se dice pronto pero es difícil de conseguir, ni siquiera con un alargador de pollas de última generación.

856 tiros de coca y 1253 picos de heroína. Es un cálculo aproximado de lo que se meten los chicos a lo largo de la cinta. Por aquella época todavía no se estilaba el crack, mala suerte, eso que se perdieron.

547 jódete (Fuck en el original), 982 melachupas, 275 cómemelapolla, 666 tuputamadre, y así hasta un largo etcétera de lindezas de ésas que acostumbran a decirse en el argot del hampa camellil y barriobajera.

104 minutos, 643 bostezos, 994 vayarollazo, 582 estocuándocoñoseacaba y un sentido ufffffff final.

Cosas que molan:

Por lo visto Holmes estaba un día en su casa midiéndose el miembro (una actividad a la que por lo visto se entregan con deleite los tíos de vez en cuando en la intimidad) y le dijo a su mujer: "Ya sé lo que quiero ser en la vida". Eso es tener clara una vocación y lo demás es tontería.

La carátula. No es que se vea nada, una bragueta y punto. Pero bueno, entusiasma una mijilla pensar que debajo de la bragueta podría haber 30 cms. de carne pura, y sobre todo dura, delicadamente colocados. Carátula sugerente, que dirían los finolis.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil