arrow

Dads (Serie de TV) (2013)

3,7
91
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013-2014) 1 temporada. 18 episodios. Eli (Seth Green) y Warner (Giovanni Ribisi), son dos treintañeros de éxito, amigos de la infancia y vecinos del mismo edificio, cuya vida se les complica cuando sus insoportables padres (Martin Mull y Peter Riegert) se mudan inesperadamente a vivir con ellos. Así, obligados a acoger a sus progenitores, su vida fácil e independiente cambiará por completo con ellos en casa. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dads (TV Series)
Duración
21 min.
Guion
Alec Sulkin, Wellesley Wild, Seth MacFarlane, Maggie Mull, Joel Hurwitz, John Viener, Tom Gammill, Max Pross, Julie Thacker, David A. Goodman, Julius Sharpe
Música
Brendan Ryan, Stan Jones, Bill Ryan
Fotografía
Wayne Kennan
Productora
20th Century Fox Television / Fuzzy Door Productions. Distribuida por Fox Network
Género
Serie de TV Comedia Sitcom familiar
2
¿El peor nuevo show de la temporada?
De momento, considerada como el peor estreno otoñal por la crítica e incluso me atrevería a confirmar por el público y cualquier seriéfilo con un mínimo de criterio, llega “Dads” como mucha lúbrica y nombres propios — MacFarlane, Green, Ribisi— y con uno de los libretos menos divertidos de los últimos años. La amistad de dos personajes antagónicos que comparten una animadversión por unos padres que van a acoplarse en sus vidas, pudiera tener ciertas orientaciones cómicas. Otra cuestión y enfoque es ver algo tan anacrónico y pésimamente plasmado. Tenemos dos padres y dos hijos. El primero despilfarró la fortuna familiar y el segundo se divorció y salió del país cuando dejando a su hijo, del que pidió hacerse pruebas de paternidad por ser pelirrojo, completamente abandonado con cinco años. Los viejos ahora han perdido sus hogares y tratan de recuperar el tiempo perdido con unos hijos que les detestan. Únicamente creo que funciona que Warner (Giovanni Ribisi) vea a su padre como un Golden Retriever y sea incapaz de reprocharle sus épicas meteduras de pata.

Referencias mal metidas como la de “Los intocables” o pretendidas gracias políticamente incorrectas como la lucha por los derechos de Santa Claus Negro o la secuela del videojuego ‘Matar a Hitler’ no funcionan en absoluto y otros elementos, como la foto del protagonista de “Máscara”, no están correctamente enfocados. Todo es un desastre en un piloto que recurre a clichés facilones-sexuales del tipo o colegiala asiática sexys o micro-penes para hacer gracias con las que esas risas enlatadas nos acribillan a la vergüenza ajena. El anacronismo se dispara, además, con el formato de sitcom clásica rodada en estudio con multicámara y un público al que tuvieron que sobornar soberanamente para conseguir que se riera durante la filmación del piloto. No es que el humor sexual o racial no funcione de la mano de MacFarlane porque es un maestro en la utilización del mismo en “Padre de familia” e incluso en “Ted”. Otra cuestión es que encaje en los moldes familiares que plantea e incite a actos reincidentes sobre arquetipos raciales del tipo criadas latinas o asiáticas sacadas de un hentai para cerrar tratos millonarios con japonenses salidorros. La utilización es tan simplista e incluso ofensiva que insulta más por su falta de eficacia que por el material escasamente púdico que está empleado.

No faltan eructos, besos en la boca entre hombres, carnes flácidas nudistas y copiosos elementos políticamente incorrectos —sumados a los bochornos arquetipos raciales— que contrariamente a aquello que plantean dan la sensación de estar completamente pasados de moda. La crítica americana ha visto los siguientes capítulos y comentan que, después de la pésima recepción del piloto, los productores buscaron la antipatía como remedio disfuncional y señoras persiguiendo a sus maridos con rodillos de amasar… La carencia de originalidad ofende más que el propio esquema de rellenar tramas simplistas y requetevistas con innumerables elementos políticamente incorrectos y completamente predecibles para la audiencia. Realmente “Dads” es un drama: una sitcom de nula inteligencia, calculadamente tan ofensiva como estúpida, con una abismal falta de humor, unos guiones dignos de cadena perpetua y la fatalidad de querer volver a la televisión como Peter Riegert y Martin Mull para hacer reír a la gente y encontrarse que estás haciendo un tragedia… porque esta sitcom es todo un desastre.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Hay que ver más de un capítulo
Si nos rigieramos por el piloto debo admitir que me resultó flojillo, dado que todos esperamos ver a Seth MacFarlane echando toda la carne en el asador con su proyecto de carne y hueso para la pequeña pantalla.

Estuve tentado a no seguirla más, como parece que demasiada crítica y público ya han hecho. Pero vi los siguientes 4 y la verdad es que es un producto más que bueno. Y con más que bueno me explico, ya que no vamos a ver un humor sofisticado, sino más bien tirando a escatológico, marca de la casa MacFarlane. SI a esto le sumamos que el elenco de actores es más que decente y que se van soltando capítulo tras capítulo, estamos ante un producto de entretenimiento puro y duro que dará mucho que hablar si le damos entre todos una segunda oportunidad.

Solo decir (y creo que no entra en la categoría de spoiler) que he llorado de la risa con la escena del examen de próstata del capítulo 5, ahí lo dejo...
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil