arrow

La herencia del viento (1960)

Sinopsis
En una pequeña ciudad del estado de Tennessee se juzga a un profesor por enseñar a sus alumnos la teoría de la evolución de las especies. El darwinismo se enfrenta a una burda y fundamentalista teoría del creacionismo en una explosiva batalla judicial entre el abogado defensor Henry Drummond (Tracy) y el líder ultraconservador Matthew Harrison Brady (March). Basada en hechos reales. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Inherit the Wind
Duración
127 min.
Guion
Harold Jacob Smith, Nedrick Young (Teatro: Jerome Lawrence, Robert E. Lee)
Música
Ernest Gold
Fotografía
Ernest Laszlo (B&W)
Productora
United Artists / Stanley Kramer Productions
Género
Drama Drama judicial Años 20 Enseñanza Religión Basado en hechos reales
7
Gracias, Catalina
Quinta realización sobre un total de 15 de Stanley Kramer (1913-2001), director y productor, independiente y liberal, aficionado a los temas trascendentales y espectaculares. El guión, de Ernest Gold, adapta la obra de teatro “Inherit The Wind” (1955), de Jerome Lawrence y Robert Edwin Lee, basada en hechos reales. El film se rueda en estudio con algunas tomas de exterior. Nominado a 4 Oscar, gana el Oso de plata de Berlin (F. March). Producido por Stanley Kramer para Stanley Kramer Productions, se estrena el 18-VI-1960 (Fest. Berlin).

La acción dramática tiene lugar en el juzgado local de Hillsboro, pequeña localidad fictícia de Tennessee, en julio de 1925. El joven profesor de biología del Instituto, Bertram T. Cates (York), es acusado de infringir la “Butler Act” (ley Butler), recientemente aprobada, al enseñar a los alumnos de un centro público las tesis evolucionistas de Charles Darwin sobre la aparición de los seres vivos en la tierra y su evolución posterior. Es detenido por orden judicial y sometido a juicio. Intervienen Henry Drummond (Tracy), como abogado defensor; el famoso letrado Metthew Harrison Brady (March), como apoyo del fiscal; el juez John T. Raulston (Morgan) y el columnista periodístico E. K. Hornbeck (Kelly), del diario “Baltimore Herald”. Drummond, de 68 años, es astuto, temperamental, agnóstico, relativista, liberal y de Chicago. Brady, de 65 años, antiguo secretario de Estado, 3 veces candidato presidencial, es populista, fundamentalista y especialista en la Biblia. Cates, de 24 años, inseguro e inexperto, está enamorado de Rachel Brown, de 22 años, hija del fanático reverendo Jeremiah Brown (Atkins).

El film suma drama, drama judicial, historia, romance y análisis social. Se basa en hechos ocurridos en Dayton (Tennessee) en julio de 1925, dramatizados en la obra de teatro “Inherit The Wind”, que se presenta en Broadway en abril de 1955 como medio de denuncia de la “caza de brujas” (1950-56), liderada por el senador por Wisconsin Joseph McCarthy. El film no presenta un debate entre las tesis evolucionistas y las tesis creacionistas, como la mayoría de espectadores esperan. Se limita a debatir algo tan anodino, como si las explicaciones evolucionistas del profesor Cates en sus clases en el Instituto están o no prohibidas por la “Butler Act” en el ámbito de las escuelas públicas de Wisconsin. Tampoco se dice nada sobre la constitucionalidad de la norma citada, de reciente aplicación. La inconstitucionalidad de la misma fue la causa de la declaración de su nulidad años más tarde.

(Sigue en el "spoiler" sin desvelar partes del argumento)
[Leer más +]
46 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La fé contra la razón
Creo que es la mejor película de Stanley Kramer. Film de juicio sociopolítico y religioso que en su momento levantó alguna ampolla entre los estadounidenses más descerebrados. Recuerdo haberla visto cuando tenía diez años y me encantó. Un nuevo vistazo refleja que 45 años después no ha perdido ni un ápice de su fuerza.

Leía hoy en un diario una entrevista a una famosa bióloga americana, en la que contaba cómo la teoría de la evolución darwiniana iba perdiendo terreno en la América fascista de G. Bush. Supongo que a día de hoy y en el mundo en que vivimos, que un montón de paletos con corbata (senadores, jueces, legisladores y demás morralla) que habitan para desgracia de sus pobladores en los Estados Unidos y que tienen la palabra bíblica como referente único en sus vidas ya no extraña a nadie. Los charlatanes bíblicos han mantenido a Bush otros cuatro años y no votaban nunca. Ahora sí. Y ésto coloca a Herencia del Viento en un referente, no en Europa, dónde nos hemos ganado la libertad con millones de muertos, sino en aquel país casposo y paleto dónde dios y el petroleo se han hecho íntimos.

Pirulas aparte, las interpretaciones de Spencer Tracy, Fredric March y un reconvertido Gene Kelly, son excelentes. La secuencia sentados en el porche es magistral por sus brillantes diálogos. La fuerza del film radica en la inteligente utilización de éstos. Película con ritmo, interés y un sutil sentido del humor. 9.4

"¿Es vd. extranjero? ¿Quiere alojarse en un lugar cómodo y limpio?"
"Gracias, pero he dejado un lugar cómodo y limpio para venir aquí"
[Leer más +]
59 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil