arrow

La solitaria pasión de Judith Hearne (1987)

6,2
148
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una solitaria y madura solterona intenta inocentemente aprovechar su última oportunidad para conseguir marido y, al mismo tiempo, la protección que necesita. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Lonely Passion of Judith Hearne
Duración
115 min.
Guion
Peter Nelson (Novela: Brian Moore)
Música
Georges Delerue
Fotografía
Peter Hannan
Productora
Hand Made Films
Género
Drama Romance Drama romántico
7
Cándida
Drama duro e intimista que critica con crudeza la hipocresía imperante en la sociedad dublinesa de los años 50, una sociedad impregnada de puritanismo, beatería y afán de apariencia en la que Judith H., personaje interpretado por la oscarizada Maggie Smith, lucha por adaptarse y sobrevivir, primero, y por recuperar su dignidad, después. Sin plantear una gran tragedia irresoluble o desgarradora, la vida de esta solterona crédula y con dificultades económicas es capaz de golpear de forma contundente e hiriente al espectador, que contempla como una pléyade de seres dañinos y falsos revolotea alrededor de una protagonista con la que, a pesar de la gran interpretación de la Smith, no llega a empatizar totalmente por su extrema (y exasperante) inocencia. A pesar de ello, la película está magníficamente construida, tiene personajes bien dibujados y logra un pulso emotivo más que efectivo.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Merece la pena, aunque no sea la alegría de la huerta
Buena película inglesa, soberbiamente interpretada por Maggie Smith, encomiable en su papel de mujer solitaria y retraída, y Bob Hoskins, aquí muy alejado del histrionismo que a veces le caracteriza. Ambos están muy bien y dan una enorme pátina de humanidad a sus grises personajes.
Dirigida con personalidad por Jack Clayton, aquí algo alejado de los elementos cuasi irreales que caracterizan parte de su obra, se concentra en mostrar un universo áspero y duro, inclemente con los seres humanos más desfavorecidos.
El clímax de enfervecida amoralidad carnal por parte de los dos hombres protagonistas, y de la soledad descreída de la protagonista, están expuestos con sinceridad, destilando amargura y pesadez vital.
En este sentido, sí se puede decir que la visión de este buen film no aporta felicidad al espectador, no en vano sus personajes viven bajo una desesperanzadora cotidianidad. Pero en el aspecto puramente cinematográfico sí que se puede degustar tranquilamente, sobre todo por la inteligente y elegante puesta en escena de Clayton, con estupendos diálogos y unos intérpretes en estado de gracia.
Merece la pena esta cinta, aunque no sea la alegría de la huerta.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil