arrow

¡Ay, mi madre! (1926)

¡Ay, mi madre!
Trailer
7,2
256
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Harold Lloyd es un caprichoso millonario que puede permitirse el lujo de destrozar dos coches y tirar de chequera para adquirir uno nuevo. Su estilo de vida contrasta con el de un predicador y su hija, que dan de comer en una barriada pobre. Una serie de equívocos conducen a que Harold se convierta en involuntario benefactor de los desheredados. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
For Heaven's Sake
Duración
58 min.
Guion
John Grey, Ted Wilde
Música
Película muda
Fotografía
Walter Lundin (B&N)
Productora
The Harold Lloyd Corporation
Género
Comedia Acción Romance Cine mudo Mediometraje
10
Harold va a la autoescuela
Harold deberá pasar por la autoescuela lo más rápido posible. Sus puntos han caducado por los dos coches siniestrados que ha dejado. Los ha destrozado con la misma facilidad que ha puesto a los maleantes en la parroquia. En la parroquia hay una parroquiana que está de buen ver. Y a la parroquiana le gustan los ricos. Además el rico es un consumado en la contrarreloj igual que en El tenorio tímido. El intento no sale mal parado con la mejor crono del siglo. A pesar del repudio del paisano de Andy Roddick ¡Ay, mi madre! perdurará en lo más alto del pistolero más rápido de la ciudad. Y eso es mucho.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Ay, mi madre qué genio eres Harold.
Denostada por el segundo mejor cómico de la historia y el primero no empieza por B Ay, mi madre debería entrar y entra en mi mundo como una locura del más loco de su mundo. Al segundo mejor cómico, el segundo no empieza su apellido por K, no le gustaba por que los genios son así, bueno algunos les gustan todos sus pedos y con sus pedos se quedan los críticos. Ay, mi madre me provoca tal aluvión de carcajadas que enumerar los gags geniales que contiene me daría para siete días.
1 día: letrero con el coche destrozado.
2 día: en el bar pidiendo fuego y dando la mano.
3 día: mandando a los chicos malos a la misión.
4 día: maleantes en la misión robando todo lo que ven.
5 día: ex maleantes en estado calamitoso por la calle.
6 día: ir a la boda con vehículo sin conductor.
7 día: y al séptimo día se casó.
Resumiendo, si la 4/5 película mejor de Harold Lloyd es mejor que la mejor a día de hoy, otro día fue El navegante y otro Siete ocasiones, El maquinista de la general regla de tres simple: la 1,2,3 de Harold Lloyd es mejor que cualquiera de Buster Keaton. Dicha regla de tres ya lo sabía hace siglos pero solamente comparando 2 de cada uno, ahora que comparo todas dicha comparación me sobra. Ay, mi madre qué grande eres Harold
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil