arrow

Vincere (2009)

Vincere
Trailer
6,1
1.484
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Principios del siglo XX. Benito Mussolini, un joven revolucionario socialista, conoce a Ida Dalser, una mujer tan pasional como él, que lo apoyará en la lucha política, incluso cuando cambia de rumbo y sustituye el socialismo por el fascismo. Ella pone a su disposición todos sus recursos para que pueda fundar su propio periódico: Il Popolo d'Italia. Se casarán y tendrán un hijo, pero Ida descubre que su matrimonio por la Iglesia tiene mucho menos valor que el que Mussolini ha contraído con Rachele Guidi. Cuando el Duce llega al poder, su decisión de excluir de su vida tanto a Ida como al niño es irrevocable. (FilmAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Vincere
Duración
128 min.
Estreno
11 de junio de 2010
Guion
Marco Bellocchio, Daniela Ceselli
Música
Carlo Crivelli
Fotografía
Daniele Ciprí
Productora
Offside / Rai Cinema / Celluloid Dreams / Istituto Luce / Ministero per i Beni e le Attività Culturali (MiBAC) / Eurimages / Provincia Autonoma di Trento / Film Commission Torino-Piemonte / Film Commission Regione Piemonte
Género
Drama Biográfico Histórico Años 1900 (circa) Melodrama
5
Bastardo
Festival de Cine Europeo de Sevilla. Día 1: Vincere.

Marco Bellochio, director italiano de gran recorrido, filma esta historia que vio la luz unos años atrás y que desvela como en 1915 el entonces periodista y soldado italiano Benito Mussolini tuvo un hijo secreto con la joven Ida Dalser. Muy cercano siempre en su cine a figuras históricas de gran recorrido (Aldo Moro, Enrique IV, etc) Belocchio se atreve con “Il Duce” en una cinta donde el simbolismo y lo intimista predominan por encima de cualquier otra cosa. Se puede decir incluso que cambia de estilo, alejándose de los planteamientos políticos o de las justificaciones morales de una figura tan compleja como detestable. Quizás este último término es su principal lastre dejando al espectador en innumerables ocasiones sin explicación alguna sobre los comportamientos y vaivenes de un Benito Mussolini que es presentado con una personalidad dura e implacable.

Rodada en una oscuridad continua, el excesivo metraje y la complejidad de la primera parte del film no ayudan para nada a un visionado fácil y entretenido. Tarda en definirse y en enseñar al espectador sus verdaderas intenciones y que no son otras que mostrar que el poder de ocultamiento y de manipulación que tenían estos dictadores era infinito. En cualquier aspecto. Lo manejaban todo y hay que reconocer que con una brillantez espeluznante. Otra historia aparte es la de Ida Dalser, figura en la que Bellochio intenta sostenerse haciendo principal protagonista a su comportamiento dramático y desesperado. Para ello elige bien a Mezzogiorno una actriz de una gran variedad de recursos y que ya me encantó en trabajos con Comencini u Ozpetek. Su evolución a lo largo del film es de destacar y tiene escenas de realmente mucho mérito.

Sin embargo, hay una figura que se eleva por encima de cualquier otra de la cinta. Además Bellochio se hace partícipe de ello dándole una cuota de pantalla que en ocasiones roza el más absoluto de los protagonismos. Hablo de Benito Mussolini, el real. Oigo unas butacas más adelante: “Mussolini es mi dictador preferido”. Tras la risa-indignación-descolocación posterior, el comentario de la chica en cuestión me hizo ver la luz: que buenos actores hubieran sido estos cabrones. Con imágenes de archivo, bastantes de ellas, cada aparición de “Il Duce” saca de ese letargo en el que a veces cae la historia y eleva el interés de una manera brutal.

En definitiva, una cinta compleja, larga y que hubiera ganado peso con un guión un poco más extenso en el diálogo y con un hilo argumental menos complejo en su comienzo. Quizás merezca el bien porque no podemos obviar el excelente trabajo de la mayor parte de sus componentes, desde el director-guionista (la cámara está utilizada con gran calidad) hasta los actores, pasando por una puesta en escena cuidadísima y una música arrebatadora. Pero es cuando no te haces entretenida…
[Leer más +]
31 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
NO SOPORTO QUE ME TOMEN EL PELO.
Si vas al cine a ver una pelicula y lees esto:

Film que narra la historia del ascenso de Mussolini al poder y de una vida secreta que llevó con una mujer y un hijo no reconocido. Italia, año 1907. Ida Dalser (Giovanna Mezzogiorno), que trabaja en una salón de belleza, se enamora del activista sindical Benito Mussolini (Filippo Timi). La pareja se casa, pero pronto Mussolini cambia sus ideas políticas socialistas por las fascistas. Pasado un tiempo, Ida se entera de que Benito se ha vuelto a casar, y de que ha iniciado una campaña para negar su existencia.

Evidentemente lo que te esperas es ver el cambio ideológico de Mussolini, y las artimañas que usa para deshacerse de su hijo bastardo. Si te interesa: entras, si no lo hace: no compras la entrada. Es asi de simple.

Lo malo es cuando entras a la sala y lo que ves, no tiene relación con lo que te han contado, no digo con esto que sea mejor ni peor, simplemente que no se adapta a lo que te han dicho.

Si entras a ver “Los doce del patíbulo” y te dicen que es una comedia futurista en el que un robot –anteriormente humano-, conoce a una cebra y se van a vivir juntos y luego ves la película, por mucho que te guste, ya sales con un cabreo importante debido a la falta de rigor.

En “Vincere” pasa lo mismo: las ideologías de Mussolini se pasan de refilón a excepción de un par de discursos, que no llegan a ser tales, con mas demagogia e histrionismo que profundidad, dando paso a una película a lo Belén Esteban y “No sin mi hija” centrada en las desgracias de la pobre Ida Dalser y su sufrimiento; cosa que, a priori, no me parecería mal siempre y cuando me lo hubieran avisado, o al menos, no me lo hubieran escondido.

A ratos se hace pesada, a ratos repetitiva, a ratos te puede la rabia del engaño, a ratos intentas luchar contra tus sentimientos y verle el lado bueno, pero … finalmente puede la cordura y sales del cine desazonado, pensando en lo que pudo haber sido y finalmente no fue.
[Leer más +]
28 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil