arrow

Factory Girl (2006)

Factory Girl
Trailer
Añadir a listas
Sinopsis
Filme biográfico sobre Edie Sedgwick, la musa de Andy Warhol, que murió de una sobredosis de barbitúricos en 1971, a los 28 años de edad. Warhol dió a la joven Edie un entorno familiar de la que ésta carecía, pero también la introdujo en el mundo de las drogas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Factory Girl
Duración
90 min.
Guion
Captain Mauzner (Historia: Captain Mauzner, Simon Monjack)
Música
Ed Shearmur (AKA Edward Shearmur)
Fotografía
Michael Grady
Productora
The Weinstein Company
Género
Drama Biográfico Años 60 Años 70
9
Impresionante
La actuación de todo el reparto es simplemente impecable, el guión es una delicia y la historia pone la piel de gallina. Fabulosa.

Lo mejor, con todo, es la actuación de Sienna Miller. Tras varias películas que dejaban bastante que desear Miller ha encontrado por fin un papel que parece escrito para ella. No sólo por el parecido físico con Edie -que es impresionante- sino porque la propia Sienna trasmite lo que en su día trasmitió Edie Sedgwick: mucho estilo, mucho glamour y mucha alegría.

Una historia asombrosa; una película simplemente magnífica.
[Leer más +]
26 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El lado oscuro del arte
Factory Girl no es un biopic al uso, ni de Andy Warhol, ni de Edie Sedgwick, no se trata de la típica crónica de un ascenso y de una caída acompañada de sus tiempos contemporáneos. Es más bien un poético retrato de varias personalidades extremas, que, como tal, puede acabar resultando demasiado avasallador para el espectador. Pero no me confundan, la película no explota el morbo que sin duda la historia tiene, pero tampoco obvia los oscuros de los protagonistas, que tratan temas tales como el abuso, el adulterio, la adicción a toda clase de drogas, los instintos mas bajos del sexo (tanto homosexual como heterosexual).
Por otro lado la apuesta por no explotar lo obvio de la historia acaba por hacer a la misma algo dispersa, como si al espectador no quedara muy claro que es lo que quería contar su director o su guionista, ya que hay ciertos personajes y situaciones que no llevan a ninguna parte (como la mayoría de los secundarios, habrá que esperar a que Hayden Christensen reciba los halagos que se merece), sino que parecen existir por el mero hecho de dejarse lucir a sus actores, unos actores que saben aprovechar la jugada y que en algunos casos ofrecen claros indicios de genialidad en caracterizaciones ciertamente memorables, como es el caso de Guy Pierce, que recrea de manera mimética todos los gestos, voz, miradas y poses de un Andy Warhol mucho menos colorista que su arte, oscuro y que acaba resultando triste en contraposición a su arte, presente a lo largo de toda la cinta, y, gracias a dios, no en “manera peloteo”, sino de una forma mucho más compleja y amoral (¿pero como es el arte al fin y al cabo?; y de Sienna Miller en una composición sencillamente perfecta (al igual que en Interview), que consigue eso que pocos actores logran, que el espectador sea incapaz de apartar la mirada de ella en cada segundo en pantalla, un reto dramático superado con creces, una presencia llena de luz, melancolía y energía que nos dejan ver una estrella más que perdimos.
Solo una crítica: ¿Cuándo se estrenará en España?
[Leer más +]
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil