arrow

El limpiabotas (1946)

8,0
2.270
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En la Roma de la postguerra, dominada por la miseria y el desempleo, dos jóvenes limpiabotas sueñan con comprarse un caballo. La única forma de conseguir el dinero necesario es trapichear en el mercado negro, pero los muchachos intentan en todo momento no ser detenidos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Sciuscià
Duración
93 min.
Guion
Sergio Amidei, Adolfo Franci, Cesare Zavattini, Cesare Giulio Viola
Música
Alessandro Cicognini
Fotografía
Anchise Brizzi (B&W)
Productora
Alfa Cinematografica
Género
Drama Neorrealismo Infancia
9
Cine alimenticio
Es seguro que los que entráis a leer los textos publicados en esta web no tenéis prejuicios sobre ningún tipo de cine determinado. En todo caso os gustará más un género que otro, u os sentiréis más afines a una época que a otra, pero espero que de antemano no le pongáis la etiqueta de trasnochada o aburrida a una película por haberse rodado hace sesenta años. Los que conozcáis El limpiabotas sabréis por qué lo digo, los que no, por favor, igualdad de oportunidades para todos.

Esta obra pertenece al Neorrealismo, como sabéis, un movimiento cinematográfico surgido en Italia al término de la Segunda Guerra Mundial. Este conflicto bélico arrasó gran parte de Europa, arruinando ciudades enteras. Italia fue uno de los países más afectados. No ajenos a lo que estaban viendo, varios cineastas salieron a la calle a filmar todo cuanto acontecía. Entre ellos, a destacar, Roberto Rossellini, Vittorio de Sica y Luchino Visconti.

Es posible que sean más conocidas las películas que hizo Rossellini, que se tienda a asociar el Neorrealismo italiano a su nombre. Se ha dicho de él que su cámara no filmaba historias, sino que miraba la realidad. Sus películas son un testimonio que nos sirve para entender hoy la situación que se vivió entonces. Roma ciudad abierta y Alemania año cero tienen mucho de documental, muestran unas ciudades derruidas y militarizadas, ponen énfasis en mostrar las consecuencias materiales de la guerra mediante frecuentes planos generales de situación.

En cambio, el cine de Vittorio de Sica está más humanizado. Ha tratado los temas críticos de la estructura social: el huérfano en El limpiabotas (1946), el parado en Ladrón de bicicletas (1948) y el jubilado en Umberto D. (1952). Su cine nos muestra las consecuencias de la guerra en las personas: la miseria, la desigualdad, la injusticia y la insolidaridad en las clases populares, desde una perspectiva cercana y palpable. De Sica nos hace sentir la tragedia que viven sus personajes, algo que Rossellini no consigue de la misma forma, o puede que no haya sido ese su propósito.

Hablando acerca de El limpiabotas, se trata de una película completamente moderna —fijaos en el travelling inicial—, dotada de un fresco ritmo narrativo gracias a su ágil guión (escrito por Cesare Zavattini). La música juega un papel fundamental, pues imprime una carga de emotividad a la historia que, unida a lo trágico de su argumento, nos hará pasar de la alegría a la tristeza con facilidad.

Me conmueve la bondad de los chicos y su leal amistad, me indigna la crueldad que les depara el destino. Es una película desesperanzadora, verla me provoca melancolía y tristeza. Uno se siente tan desamparado como sus protagonistas. Representa un cine comprometido, denunciador de las injusticias y la discriminación. Este poético cuento infantil es cine con mayúsculas, películas como esta ya no se hacen. Contribuirá sin duda a alimentar vuestro amor por esta afición.
[Leer más +]
75 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Adolescencia perdida.
La vida nunca ha sido fácil para nadie, son muchos los seres humanos que han pasado por situaciones difíciles, unos más que otros, la inmensa mayoría no han podido ó no han querido dar a conocer sus vivencias a los demás, esos momentos de sufrimiento siempre se quedan en el interior de uno, y quizás por su fortaleza de carácter han podido seguir viviendo sin demostrarlo al resto de los humanos que tenían alrededor. Todo lo dicho anteriormente es como un homenaje a mi padre, el cual junto con su hermano pequeño pasó un cierto tiempo en un “orfanato” allá por los años treinta, recuerdo su dolor cuando me lo contaba, mis abuelos no tenían medios para poder mantenerlos y cuidarlos, querían salvar la vida a una hija más pequeña, la única solución era que mi abuela trabajase día y noche en el hospital, y con quien dejaba a los muchachos. La niña murió, y su estancia en dicho “orfanato” fue un infierno, mi abuelo trabajaba en Francia. La vida en aquellos tiempos era muy difícil.

Después de visionar la película “El limpiabotas”, primer film neorrealista de Vittorio de Sica, que propone una mirada amarga hacia esa infancia-adolescencia desvalida de la Italia de postguerra, pero con un toque más humanizado que sus contemporáneos. “El limpiabotas” es una obra moderna, con un ritmo narrativo ágil gracias a su soberbio guión, y envuelta por una banda sonora que le imprime una tremenda carga de emotividad, lo que nos llevará inevitablemente a la melancolía y la tristeza, a la desesperanza, en fin. Representa un cine comprometido, denunciador de las injusticias y la discriminación. Grandes Vittorio de Sica y Cesare Zavattini, con un soberbio trabajo de actores noveles, entre los que destacan (Giuseppe) Rinaldo Smordoni, y muy en particular por (Pasquale) Franco Interlenghi en los inicios de su carrera cinematográfica.

Hay quien mantiene la teoría de que el neorrealismo se inventó por pura necesidad en los tiempos de penuria de la postguerra. En esta situación de pobreza, se extrema la creatividad, y el tándem De Sica-Zavattini ruedan “El limpiabotas”, después observar a los muchachos de la calle que limpian las botas de los soldados americanos. Esa infancia-adolescencia sin esperanzas, pero que mantienen pequeñas ilusiones en un país destrozado, y con unos pequeños adolescentes hambrientos y descalzos. En mi humilde opinión el neorrealismo ya se había inventado mucho antes, lo que quizás no había directores capaces de llevarlo a la pantalla.
[Leer más +]
63 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil