arrow

Very Bad Things (1998)

Very Bad Things
Trailer
6,2
15.033
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Fisher está a punto de casarse con la mujer de sus sueños. Sus amigos deciden montarle en Las Vegas una inolvidable despedida de soltero. Y, efectivamente, ninguno de ellos la olvidará jamás... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Very Bad Things
Duración
100 min.
Guion
Peter Berg
Música
Stewart Copeland
Fotografía
David Hennings
Productora
Interscope Communications
Género
Comedia Thriller Comedia negra Bodas
"Asombrosa comedia que creará adictos. Brutal"
[Cinemanía]
"Burdo delirio reaccionario, seudoplagio de aquella maravilla de uso irónico de la violencia que es "El quinteto de la muerte"
[Diario El País]
7
"Si le quitas toda la moralina, todo lo que te enseñaron de pequeño, lo que tienes al final..."
...es una buena película.

El director Peter Berg debutaba hace ya una década con una brutal comedia negra, negrísima, con un reparto que encabezaban Jon Favreau, Christian Slater, Daniel Stern y Cameron Díaz. Si no conoces nada del argumento, lo que parece que empieza como una comedia romántica cuando Jon Favreau y sus amiguetes se dirigen a Las Vegas para su despedida de soltero (ante su inminente boda con Cameron Díaz), se torna, ante un dramático evento, y tras continuas repeticiones del susodicho, en una genial comedia negra que, como las mejores películas de terror, te hará saltar del asiento en varias ocasiones, y en otras desternillarte de risa.

A pesar de que todos los actores cumplen con creces con sus papeles, hay que destacar a un Christian Slater en estado de gracia, con un papel que le viene como anillo al dedo, lo que se refleja en una comodidad pasmosa por su parte. El bandido mojado de las dos primeras partes de "Sólo en Casa", reflejando la culpa y el arrepentimiento que deberían sentir todos los personajes de no tratar la cinta el género que trata, realiza una muy buena actuación. Por último, una Cameron Díaz que hay que nombrar porque su papel evoluciona de la más cándida e inocente novia a una brutal, casi a lo "Kill Bill", y vengativa prometida (impresionante su actuación en la parte final).

En definitiva, una muy recomendable cinta que de lo negra que es, te dejará al final sin saber distinguir entre lo que está bien y lo que está mal, deseando coger el coche y empotrar a tu hermano contra su propia furgoneta. O coger un perchero y aplastarle la cabeza a algún amigo coñazo. Porque sí.

Cosas muy malas. Pero, al fin y al cabo, divertidas. Y eso es lo que vale.
[Leer más +]
44 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una comedia atroz
Escrita y dirigida por Peter Berg, fue filmada en Los Ángeles y Las Vegas. Se presentó en el Festival de Cine de San Sebastián.

La acción tiene lugar en 1997, en una urbanización de chalés adosados de las afueras de Los Ángeles y en Las Vegas. Narra la historia de Kyle Fisher (Jon Favreau), que ante el interés de sus amigos celebrar en Las Vegas su despedida de soltero, en vísperas de contraer matrimonio con la que es su mujer ideal, Laura Garrety (Cameron Diaz). La película se desarrolla en términos de comedia de humor negro, disparatado, crítico e iconoclasta. El humor negro pronto eleva el tono y se convierte en un humor macabro, truculento y despiadado. Al hilo de la narración, la película se burla de los convencionalismos americanos y europeos, que condicionan una amistad que es mera apriencia; una búsqueda de la felicidad, que es inmensamente mediocre; una boda petulante y demoledoramente falsa; una novia boba, cuyo principal objetivo en sus 27 años de vida ha sido la ceremonia del enlace matrimonial; unas relaciones de pareja ocupadas obsesivamente en cuestiones vanas e intrascendentes. Al mismo tiempo la obra denuncia los estereotipos sociales: los estudios de comunicación de Robert sirven para embaucar a los amigos; la bondad de Kylie le lleva a dirigir una oración de noche en pleno desierto; las relaciones entre los hermanos Adam y Michael constituyen un ejemplo elocuente de lo que no es la fraternidad; la diligencia de Laura se hace insoportable; la elegancia de los invitados a la boda es lo más parecido a un superpoblado museo de figuras de cera. Los héroes de la película, sus protagonistas, encarnan personajes estrafalarios: Kyle, el novio, es una víctima de las manipulaciones de Robert y de las exigencias de Laura; ésta sueña con una boda tan convencional como ridícula; Adam, muy religioso, está dominado por los escrúpulos. En suma, la vida normal oculta falsedades, contradicciones y monstruosidades insospechadas.

La música, del director de la banda sonora de Titanic, aporta una acertada selección de melodías rítmicas bien enlazadas, que suenan con fuerza. La fotografía ofrece alardes técnicos brillantes y construye una narración visual que sustenta un humor arrollador. El guión, del propio director, construye una narracción crítica e irreverente, que avanza a un ritmo trepidante, con elementos de película de accción y de suspense. La interpretación cumple su cometido con corrección. La dirección, en el debú del autor en este menester, consigue una obra que se ajusta a los objetivos de entretener y divertir.

Película crítica, irónica y cómica, que convierte el sueño de una despedida de soltero con sexo pagado, drogas y alcohol, en una pesadilla inolvidable.
[Leer más +]
27 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil