arrow

Vive por mí (2016)

Añadir a listas
Sinopsis
Una noche tres personas reciben la misma esperada llamada: tras el fallecimiento de una persona en un accidente de tráfico, tienen la oportunidad de obtener el ansiado trasplante de riñón que necesitan.

Los tres elegidos son Ana, una mujer de treinta y dos años de clase alta, Valentina, una joven de origen humilde y El Chayo, un patriarca y predicador evangelista sexagenario. Las pruebas realizadas deciden que el riñón sea para El Chayo, pero gracias a este fortuito encuentro se crean unos fuertes lazos entre los personajes y sus familiares. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ México México
Título original:
Vive por mí
Duración
108 min.
Guion
Chema de la Peña, Juan Manuel Romero, Enrique Urbizu
Música
Miguel Martín
Fotografía
Alberto Anaya Adalid
Productora
Coproducción México-España; La voz que yo amo / Sin Sentido Films
Género
Drama Melodrama Historias cruzadas Enfermedad
5
A todo riñón.
La actriz mexicana Martha Higareda cambia de registro en esta nueva película dirigida por el español Chema de la Peña, un drama coral que busca concientizar a la población de las bondades de la donación de órganos.

Higareda interpreta a Ana, una mujer de clase alta de una familia que pasa por una severa crisis, que se prepara para la boda de su hermana, Tiaré Scanda es Valentina, quien junto con su esposo atienen una pequeña fonda de comidas, mientras Rafael Inclán es El Chayo, un predicar evangelista que da sermones en barrios pobres, siendo incapaz de perdonar los malos actos de su hijo Gavilán (Tenoch Huerta).

Los tres esperan el llamado del Centro Médico con la noticia de ser los afortunados receptores de un trasplante de riñón, mientras esto se da, las dos mujeres se conocerán y fortalecerán sus lazos a la espera del llamado, mientras la desesperación las pone frente a diferentes pruebas.

La película cobra fuerza en la interacción de los dos personajes principales, donde Tiaré Scanda sobresale con la naturalidad y entereza con que interpreta a Valentina, una mujer que además anhela tener un hijo, en tanto a Higareda se la nota contenida.

Pero el exceso de subtramas y personajes le juegan en contra a un relato que consigue por momentos esquivar ser manipulador, aunque un poco aleccionador lo es, en tanto condiciona al espectador a que acepte la donación de órganos sin permitirle la opción de pensar diferente, siendo la típica película de buenas intenciones que se hace valer de ciertas malas artes.

El relato pierde equilibrio cuando se concentra en demasía en el drama de la madre de Ana (Margarita Rosa de Francisco), una subtrama supuestamente cargada de erotismo y violencia, completamente innecesaria y que nada aporta al objetivo final de la película.


http://tantocine.com/vive-por-mi-de-chema-de-la-pena/
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica