arrow

Los gozos y las sombras (Miniserie de TV) (1981)

Los gozos y las sombras (Miniserie de TV)
Trailer
7,4
1.550
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante la Segunda República (1931-1936), en Pueblanueva del Conde, una villa imaginaria situada en algún punto de las rías gallegas, las familias Aldán, Deza, Churruchao y Sarmiento se hallan enfrentadas a Cayetano Salgado, dueño de la flota y los astilleros locales y nuevo cacique del pueblo. Adaptación de la novela homónima de Gonzalo Torrente Ballester. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Los gozos y las sombras
Duración
760 min.
Guion
Jesús Navascués (Novela: Gonzalo Torrente Ballester)
Música
Nemesio García Carril
Fotografía
José García Galisteo
Productora
RTVE
Género
Serie de TV Drama Miniserie de TV Años 30
9
Series que ya no se hacen ( y es una lástima)
Acabo de revisionar esta serie, que recordaba de cuando se estrenó en TVE. Lo que más me ha sorprendido es que dicha serie no ha envejecido con el paso del tiempo.
Es un fiel reflejo de la sociedad gallega de los años 30, previos a la guerra civil española, en la cual convivian los señores y los obreros, en el marco de un pequeño pueblo imaginario de la costa gallega.
Las luchas de los poderosos por controlar el destino de los mas desfavorecidos y mantener su estatus ante ellos, dos formas de entender la vida, anclada en el pasado, con la pesca como medio de subsistencia, encarnada en Doña Mariana (espectacular la creación de dicho personaje por Amparo Rivelles), y el futuro encarnado en el trabajo en los astilleros, al frente del cual aparece Cayetano (Carlos Larrañaga, tambien bordando su papel), personaje déspota donde los haya.
Y en medio de todo ello las historias de amor del recien venido del extranjero Carlos Deza (Eusebio Poncela), que se debate entre lo que socialmente le han preparado y lo que verdaderamente siente.
A destacar el trabajo de Charo López, en su papel de Clara Aldán, auténtica protagonista de la historia, y como no, detonante del desenlace de la misma.
Por otra parte, a destacar la ambientación, el reflejo de las costumbres de la época, y de las relaciones de servilismo entre los ricos y los pobres.
En definitiva, una joya de la literatura española muy bien trasladada a la pantalla.

¡ Que pena que ya no se hagan series como estas !. Pero que se va a hacer, estamos en el tiempo de la telebasura, aunque hay que ser optimista y pensar que todo pasará.
Mientras tanto nos iremos deleitando con obras como ésta y otras de su época ( los años de oro de las series españolas), que tambien estan muy bien.
[Leer más +]
33 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un pueblo lógico instalado en una tierra mágica
Estimado Domiciano,

Decidí buscar esta serie tras haber leido el excelente libro de Gonzalo Torrente Ballester. Que la novela fuera estupenda sólo podía derivar en dos situaciones, una detrás de la otra. La primera, mi deseo imperioso de encontrar y disfrutar de la serie. La segunda, la clásica y consabida decepción del que ve en pantalla la versión de un escrito.

Sin embargo, y aunque la serie deja apartados de la novela sin abordar (como por ejemplo, y entre bastantes otras, toda la parte que transcurre en Madrid, que yo le calculo al menos un 10% de la novela) el producto televisivo es una adaptación más que digna y de elevado nivel para los medios de la época.

La serie se centra más extensamente en el primero de los tres libros que componen la obra de Torrente Ballester ("El señor llega", "Donde da la vuelta el aire" y "La Pascua triste"). De hecho, de los trece capítulos de la serie, al menos la mitad van para este primer tomo, dejando unos tres capítulos para cada una de las siguientes partes de la trilogía (¿trilogía, o novela en tres partes?, casi me inclino por lo segundo).

La novela llega más allá. Te hace pensar, identificarte, abrirte las entrañas a los distintos pensamientos de los personajes, pero sobre todo de Carlos Deza, el más enrevesado, el más profundo. El resto son más transparentes, como el de Clara Aldán (heroína de a pie bien llevada por Charo López) o Cayetano Salgado o doña Mariana Sarmiento, "la vieja" (estupendamente interpretada por Amparo Rivelles). La versión televisiva no llega a tanto, no puede, pero refleja de manera fidedigna los grandes e identificables rasgos de los pobladores de la ficticia localidad costera de Pueblanueva.

En una época en que predominan las series españolas sin final (hasta que aguante la audiencia), en la que impera el morbo de darle la vuelta a los personajes sin una causa aparente, en la que se echan en falta que se hable de los grandes temas, a los que siempre terminamos retornando pues son esencia de nosotros mismos, "Los Gozos y las sombras" se ve con especial cariño y nostalgia.

Siento opinar que no ha envejecido todo lo bien que debiera, y que me hubiera gustado ser uno de aquellos que la vio en su época, cuando sin duda debió arrasar por la calidad que para entonces ofrecía, pero sin duda se trata de una serie como de las que ya no se hacen, en la que hasta los actos más viles que pueden sucederse a lo largo de la historia (y suceden), quedan expuestos de manera relativamente inocente y ausente de morbosidad.

Amigo, merece la pena vivir en Pueblanueva a lo largo de esta historia.
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil