arrow

La doctora de Brest (2016)

La doctora de Brest
Trailer
5,3
433
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la historia real de la doctora Irène Frachon (Sidse Babett Knudsen), la mujer que en 2010 se atrevió a plantarle cara a la industria sanitaria y farmaceútica francesa, cuando se destapó el escándalo mediático en torno a la comercialización de un controvertido medicamento cuyos efectos secundarios provocaron la muerte de cientos de personas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
La fille de Brest
Duración
128 min.
Estreno
18 de noviembre de 2016
Guion
Emmanuelle Bercot, Séverine Bosschem, Romain Compingt, Irène Frachon
Música
Martin Wheeler
Fotografía
Guillaume Schiffman
Productora
Haut et Court / France 2 Cinéma / Cofinova 12 / Soficinema 12 / SofiTVCine 3 / Palatine Etoile 13 / Cinemage 10 / Canal + / Cine + / France Televisions
Género
Drama Basado en hechos reales Medicina
5
Doctora todoterreno
Abriendo el festival de cine de San Sebastián nos encontramos La doctora de Best, un drama basado en hechos reales que cuenta la lucha de Irene, neumóloga danesa, contra una farmacéutica francesa a propósito de la comercialización de un producto antidiabetico potencialmente peligrosos para la salud.

Irregular es el mejor adjetivo que se puede aplicar a muchas facetas de esta cinta. El excesivo metraje de la cinta hace mella en un ritmo con muchos altibajos. La actriz protagonista esta perfecta en unas ocasiones y pasada de vueltas en otras. El resto de personajes están muy desdibujados. El uso de la música es sutil a veces y obvia e intrusivos en otras. Lo mismo puede decirse del simbolismo de algunas escenas (ese mar).

En todo caso el intresante guión justifica el visionado, y tiene ciertos momentos rescatables
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una doctora contra el mundo. Imposible es sólo una opinión.
Nada más salir del cine mi comentario fue de como habría abordado la misma historia una película americana comercial. La historia es simple, una doctora descubre que un medicamento de una poderosa (y malvada) farmacéutica) está causando un importante número de muertes en los pacientes que lo toman. Habrían habido intentos de asesinatos, topos, muertes, asesinos a sueldo brutales, huidas y un sinfín más de clichés que habitualmente caracterizan este tipo de películas.

La película francesa discurre por otros derroteros mucho más aburridamente reales. Es una historia de una investigación médica y lo complicado que es en ocasiones poner en duda a los poderes establecidos. Esa sucesión de hechos más o menos habituales puede hacer que la película esté falta de ritmo, no hay momentos de tensión importantes y cuando se podrían haber explotado desgraciadamente la directoria no es capaz de dotarle del suficiente brío.

Si a eso le sumamos una duración quizá excesiva, hay dos o tres momentos que parece que la película va acabar, y ese tono plano hace que sin ser una película mala no acabe de despertar mucha pasión.

En cualquier caso a mi me ha gustado, y aunque sea una historia de lo aburrido que puede ser luchar desde la administración con pruebas y números contra la injusticia y el poder, te hace reflexionar que imposible es sólo una opinión.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil