arrow

La rubia y el sheriff (1958)

4,6
133
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un sheriff se enfrenta a dos bandas rivales. Como es británico y no conoce el Oeste, decide recibir lecciones de la dueña del salón. Comedia británica en clave de western para lucimiento de la explosiva Jayne Mansfield. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Sheriff of Fractured Jaw
Duración
103 min.
Guion
Howard Dimsdale (Historia: Jacob Hay)
Música
Robert Farnon
Fotografía
Otto Heller
Productora
20th Century-Fox
Género
Western Comedia
9
UN WESTERN DELICIOSO
Curiosa mezcla de western y comedia con una pareja insólita, Kenneth More y Jayne Mansfield.
Bien secundados por Henry Hull, Bruce Cabot y Robert Morley.
Hay que destacar el energico pulso narrativo de Raoul Walsh, ya que en ningún momento el film llega a aburrir.
Bajo mi criterio creo que con otros actores dicho film caería en la chabacanería y el mal gusto.
Jayne mansfield construye un personaje muy diferente al que estaba haciendo hasta ese momento de su carrera y Kenneth more borda su papel de "gentleman británico"
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Un inglés en el salvaje Oeste.
Soy un fiel seguidor y admirador de la obra que nos legó Raoul Walsh. Repasando dicho legado me he encontrado con esta decepcionante comedia con apariencia de western, rodada en España, donde un inventor inglés que heredó una fábrica de armas en bancarrota se traslada al Oeste americano para venderlas a pesar de que no sabe ni disparar.

Aparece por un típico pueblo donde dos rancheros están en guerra por el único pozo de agua del territorio, que también comparten con una tribu india.

Burda comedia para el lucimiento de la sex symbol del momento, Jayne Mansfield, que además nos regala tres canciones, voluptuosa mujer que tenía enamorado a los EE UU y que murió a la temprana edad de 34 años en un accidente de tráfico, aunque le dió tiempo a celebrar tres matrimonios, a tener cinco hijos y a contar entre sus amantes, entre otros, con los hermanos Kennedy, John y Robert.

Hasta el momento, lo peor y más decepcionante del gran Raoul Walsh, que quizás se vino de turismo a España y acepto el trabajo para cubrir su gastos y quizás para buscar algún escarceo con la voluptuosa rubia.

Muy floja, 3.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil