arrow

Wallace y Gromit: Un esquilado apurado (1995)

7,3
3.922
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando las ovejas de la ciudad comienzan a desaparecer, el pobre Gromit es el que carga con toda la culpa. ¿Podrá Wallace demostrar que su compañero es inocente antes de que sea demasiado tarde? Tercer cortometraje de Wallace y Gromit, que acumula 17 premios internacionales entre los que se incluyen el Oscar, el BAFTA o el Annie, entre otros. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Wallace and Gromit in A Close Shave
Duración
30 min.
Guion
Nick Park, Bob Baker
Música
Julian Nott
Fotografía
Animation, Dave Alex Riddett
Productora
Aardman Animations / BBC / BBC / Wallace & Gromit Ltd
Género
Animación Comedia Crimen Stop Motion Claymation (Plastilina) Mediometraje
Grupos  Novedad
Wallace & Gromit Aardman Animations
8
Wallace & Gromit: Un homenaje merecido
Creo que desde que tengo uso de razón (e, incluso, años antes), pocos son los dibujos que realmente me hayan podido marcar: entre ellos se encontrarían desde Las Tortugas Ninja hasta Los cazafantasmas, pasando por tantos otros que no mencionaré debido a que, pese a ser pocos, coparían un espacio que deseo dedicar a Wallace & Gromit. Porque aunque todos esos dibujos fuesen recordados por mi debido a multitud de momentos y episodios que quedaron grabados en mi mente, hay algo que los diferencia enormemente de "Wallace & Gromit" o, mejor dicho todavía, "Wallace & Gromit" se diferencian enormemente de ellos. Están a años luz, de hecho.

No recuerdo instantes, no recuerdo aventuras, no recuerdo ni una de las solas secuencias antológicas que componen, entre tantos otros cortos, "Un esquilado apurado", lo que sí recuerdo a la perfección es a sus protagonistas. La sonrisa inocente de Wallace, la particular mirada de Gromit y todos los característicos tics que les han hecho merecedores de un resquicio en las mentes de todos nosotros. No sólo en la mía, estoy seguro que en las de todos.

Gracias a ellos, disfrutar de "Un esquilado apurado" no es más que otro de los grandes placeres que puede otorgar toparte con joyas de tamaño nivel, en las que jamás está uno exento de la sorpresa que le puedan llegar a otorgar unas historias tan frescas, vivaces y próximas como las que Park siempre ha sabido confeccionar, puesto que la animación, ese stop-motion realizado con tanto afecto que se palpa, podrá haber evolucionado, pero el enorme ingenio de "Wallace & Gromit" siempre ha estado ahí, a la vista de todos, sin esconderse, sin renunciar a ser un pedazo más de esos excelsos decorados o esos cada vez más cercanos personajes (como en este caso podría resultar la oveja Shaun), de sus andanzas, de las ocurrentes peripecies, de sus gestos afectivos, de nuestras sonrisas... por todo, y por lo que vendrá, gracias Wallace. Gracias Gromit. Y a sus pies, Sir. Park.
[Leer más +]
20 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Wallace y Gromit vuelven a tocar el cielo
Tras "La gran excursión" y el brillante "Los pantalones equivocados", Nick Park y Aardman debían sorprender sí o sí con el nuevo cortometraje de los icónicos Wallace y Gromit. Lo consiguieron. "Un esquilado apurado" sigue la regla de oro que ha convertido en un clásico a estos personajes: contar historia simples y dignificarlas mediante gags delirantes, un sentido del ritmo prodigioso a la hora de hacer avanzar las secuencias y guiños cinéfilos en casi todas las secuencias. En esta ocasión, mediante un brillante prólogo de apenas varios minutos, somos testigos de cómo alguien está secuestrando todas las ovejas de la ciudad. Poco después, llaman a casa de Wallace y Gromit para ofrecerles trabajo. Pese a su vocación de inventor, Wallace y su fiel perro trabajan como limpia-cristales, y son solicitados para un trabajo en la única tienda de lana de la ciudad, quien pese a la desaparición de las ovejas no parece que se estén quedando sin existencias…

Nick Park y Bob Baker juegan a ser Hitchcock, presentando un misterio y dando la resolución a los pocos minutos de metraje, confiando en que todo lo que vendrá a posteriori será suficientemente interesante como para que el ritmo no decaiga en ningún momento. Con guiños al cine de James Bond o Terminator -entre otros- y momentos verdaderamente prodigiosos (la persecución al camión, con la conversión del sidecar de Gromit en avioneta), "Un esquilado apurado" es otra brillante muestra del talento de Park y sus artesanos, dejando el listón altísimo en lo referente en animación Stop-Motion con plastilina. Ganador del Oscar, el BAFTA y hasta diecisiete premios internacionales, estamos sin duda ante un fantástico cortometraje que, si bien no llega a ser tan redondo como el anterior (la subtrama amorosa no acaba de convencerme), dejó para el recuerdo a un personajes tan memorable como la oveja Shaun, que posteriormente protagonizaría su propia serie. Otra joyita más, imprescindible para todos los amantes de la animación.
[Leer más +]
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil