arrow

Sound of Noise (2010)

Sound of Noise
Trailer
6,7
869
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El agente de policía Amadeus Warnebring nació en el seno de una célebre familia de músicos, pero –ironías del destino– detesta la música. Un día, un extravagante grupo de músicos dirigido por la hermosa y traviesa Sanna decide tocar una obra musical apocalíptica empleando la ciudad como instrumento y sembrando el caos y el pánico entre la población. Warnebring se entrega inmediatamente en cuerpo y alma a la caza de estos terroristas musicales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Suecia Suecia
Título original:
Sound of Noise
Duración
102 min.
Guion
Ola Simonsson, Johannes Stjärne Nilsson, Jim Birmant
Música
Fred Avril, Magnus Börjeson, Six Drummers
Fotografía
Charlotta Tengroth
Productora
Coproducción Suecia-Francia; Bliss / Nordisk Film / Wild Bunch / dfm Fiktion
Género
Thriller Comedia Comedia negra Crimen Robos & Atracos Terrorismo Música
8
¡Qué nadie se mueva! esto es un concierto
Más de una vez uno asiste a una película que comienza con una historia supuestamente original y como al cabo de pocos minutos el creador ya no sabe por donde tirar, echando por tierra todo el planteamiento.

En Sound of Noise no ocurre nada de eso, sobre todo porque en ningún momento el dúo de creadores se tomen su obra como algo realmente extraordinario. Algo excéntrica tal vez, poco más.

Con esto quiero decir que es cierto que el principio de la cinta es rompedor, pero el éxito final se debe a unos buenos personajes, un buen desarrollo de la historia y a unos números musicales muy divertidos. Y en cuanto a los personajes, tal vez a excepción de nuestro protagonista que tiene varios conflictos por resolver a lo largo del filme, son bastante simples y no por ello dejan de ser maravillosos. Uno no se cansa nunca de ellos.

La cosa va de un policía que debe capturar a unos “terroristas” musicales mientras ellos desarrollan sus golpes. Es la mil veces contada historia de policías contra ladrones, donde el espectador observa a ambos grupos y puede sentir empatía por todos ellos. Se juega con el tópico, y se hace a las mil maravillas.

En el mundo del cine ya está contado absolutamente todo. Pero a veces uno da en el clavo y te cuenta lo de siempre de manera diferente. Y se agradece.

Poco más se puede decir de esta obra que destila encanto y sencillez a partes iguales.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Tengo objetos de percusión, ¡y no dudaré en usarlos!
(Esta crítica contiene detalles relevantes del film)


Los cinco primeros minutos de "Sound of Noise" son brillantes, y a través de ellos se divisa el discurso de unos cineastas inconformistas, que tienen una buena idea en mente, y la transforman en algo mejor sin necesidad de apelar únicamente a vocablos como originalidad. Sí, exactamente la palabra que parece haberse transformado en una lacra para el cine actual, y donde montones de propuestas han terminado cayendo en el limbo, no es motivo suficiente para que el film sueco se una a esa debacle, puesto que tras ese filón, se esconden las miras de dos directores verdaderamente comprometidos con su trabajo, que no dejan una idea a su propia suerte, ni sus posibles caudales sujetos al letargo cinematográfico en el que derivan tantas otras notas de una misma partitura, sino que saben mantener la atención y crear secuencias realmente magníficas alrededor de la base propuesta.

A partir de su magnífico prólogo, humor y elegancia se unen para dar forma a un experimento en el que cada nuevo instante musical es magistral y, lo mejor de todo, no son creados a modo de interludios, sino más bien componen su esencia. La esencia de un film en el que la música parece ser todo objetivo de esos terroristas musicales, pero cuyo final deja claro que todavía hay más: la necesaria unión que surge de esos terroristas y su presunto perseguidor, no es otra cosa que el broche final al que podían aspirar seis personajes como esos, que buscan arrancar de raíz la música y, mediante ese vehículo llamado Amadeus lo logran de pleno. Logran, podría decirse, su obra maestra.

Y, como no podría ser de otro modo, Simonsson y Nilsson indican con ese plano final que se obtiene, rara excepción, tras una obra maestra. Simplemente genial.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil