arrow

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte II (2011)

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte II
Trailer
7,1
62.663
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El final ha llegado. Harry, Hermione y Ron tendrán que recuperar la espada de Gryffindor para encontrar y destruir los últimos horrocruxes. Mientras tanto, Lord Voldemort está a punto de apoderarse por completo de Hogwarts y de conseguir su objetivo: matar a Harry Potter. La única esperanza de Harry es encontrar los horrocruxes antes de que Voldemort lo encuentre a él. Buscando pistas, descubre una antigua y olvidada historia: la leyenda de las reliquias de la muerte, que podría dar al malvado Lord el poder definitivo. Pero el futuro de Harry está escrito desde que nació e incluye una misión para la que se ha estado preparando desde que llegó a Hogwarts: la batalla final contra Voldemort. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II
Duración
130 min.
Estreno
15 de julio de 2011
Guion
Steve Kloves (Novela: J.K. Rowling)
Música
Alexandre Desplat
Fotografía
Eduardo Serra
Productora
Warner Bros. Pictures / Heyday Films
Género
Fantástico Aventuras Drama Secuela Magia Young Adult 3-D Cine épico
Grupos  Novedad
Saga Harry Potter Adaptaciones de J.K. Rowling
5
Decepcionada (sí, me he levantado suicida hoy...)
Pues eso... me siento chof, como en el anuncio aquel... Valga decir que he ido en compañía a ver la película; yo fiel seguidora de todos los libros y películas que han salido. Me leí el último en inglés y en riguroso estreno por no ser capaz de esperar a la traducción así que haceos una idea. Mi acompañante no se ha leído ni uno sólo de los libros, ni se vio las dos primeras películas aunque el resto le han gustado bastante y ya en la primera parte de la séptima entrega apenas necesitó aclaraciones.

Bien, pues ni él se ha enterado de gran cosa ni yo he salido tampoco con las ideas muy claras... sinceramente.

Es fácil hacer una película cuando das por hecho que todos los espectadores se saben el guión al dedillo y que ya se sabe que pueden faltar cosas bla bla bla... Y encima vienes aquí y ves dieces por doquier y críticas que ensalzan la grabación reclamando óscares y demás y claro... vas al cine esperando algo así como esa peli que tú te montaste mientras leías el libro pero no van los tiros por aquí no...

En general podemos decir que el guión flojea mucho, queda bastante dispersa y llegas a tener la sensación que Radcliffe y sus amigos, tampoco se han leído el guión porque no parecen tener claro qué hacer en ningún momento... aunque luego, mágicamente, lo clavan porque sí; porque ellos lo valen.

La música y la puesta en escena es muy buena, como en anteriores entregas, y los efectos son increíbles (yo, además, la he visto en 3D, bastante recomendable). Pero el alma de la historia queda enterrada entre tanto efecto y tanto giro inexplicado y tanta feliz coincidencia.

Definitivamente tendré que hacerme una maratón y ver las tres o cuatro últimas seguidas, a ver si así le veo más la gracia pero una cosa tengo clara; la primera parte de esta séptima entrega me gustó muchísimo, los giros del guión se saborearon y se exprimieron y quedaste con ganas de más. En esta segunda entrega, donde había varios giros increíbles y que podrían haber dejado a la sala sin respiración, nos hemos quedado con ganas de más...

Y lamentablemente tendré que meter spoilers para explicarme...

Recomendada? Sí, sea como sea, es el gran final que generaciones enteras hemos esperado. Hay que verla, pero no vayáis con espectativas de algo superlativo... porque acabareis decepcionados y con la sensación de que le falta algo...

En fin.. que la película no está mal, obviamente... pero tenían todos los ingredientes para rubricar un final de los que hacen época.... y se han quedado en los entremeses
[Leer más +]
241 de 332 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
La importancia de un final
"¡AVADA KEDAVRA!", muere la saga y se entierra bajo tierra para siempre.
Una historia emocionante tirada por los suelos por una adaptación penosa, dirigida con poca imaginación y de forma completamente sistemática. La última película en concreto me ha demostrado lo fácilmente que una productora y un director suplen la falta de imaginación con cantidades ingentes de recursos. ¿Para qué? Para no solo cambiar felizmente la trama original, sino también quitarle toda la emoción a un final de por si, increíble.

Las escenas finales suelen ser las más importantes de una película. Normalmente es el momento en que un director se juega el cariño del público, que juzga y decide si ha merecido la pena el tiempo invertido. Por supuesto, esto depende del criterio y gusto de cada uno, que no es en ningún caso, universal.

Pues bien, Harry Potter es una saga de nada menos que 8 películas. ¿Solo? No, en absoluto. Es una historia que ha crecido con una generación. El gafotas de la cicatriz crecía y maduraba junto a sus fans. Para los jóvenes del último siglo, Harry Potter representó la iniciación a la lectura, el amor por la aventura, y la esperanza de que la maldita carta de Hogwarts llegara cuando cumpliéramos 11 años.
Hubo unos 10 años en los que libro tras libro, la buena de JK supo sorprendernos y cumplir nuestras espectativas con un maravilloso final. El cuento de magos y brujas había acabado, pero aún teníamos un consuelo con las películas, que aunque no siempre nos dejaran un buen sabor de boca, nos recordaban en forma de imágenes aquellas escenas que más nos conmovieron leyendo los libros. Por el desarrollo de los acontecimientos, ¿A qué hacía frente esta octava parte? A todo.

De algún modo, la última puesta en escena debería justificar todo lo que ha arrastrado Harry Potter durante estos 10 años. La publicidad, los corazones, las burlas y parodias, las conversaciones que ha generado y sobretodo, a todos sus fans.

Y durante el transcurso de la película, podemos ver como se cumple con las espectativas. Mucha acción y aventura, que constantemente te mantienen atento a la historia. Hay pocos momentos para aburrirte, aún sabiendo que faltan muchísimos datos que aparecen en los libros, algo que prácticamente no importa porque estamos acostumbrados. Y entonces ocurre.

Un final insípido llega derrumbando toda la espera y espectativas que había puestas en él. La película, de 7. Gracias al final se queda en un 3. Y ya no hablamos de la película, sino de toda la saga.
Saga mal terminada. Saga mal adaptada.
La interpretación de los protagonistas no ayuda. Los protagonistas, robóticos y sin vida, Harry y Ginny, completamente inexpresivos, eso no es amor. Neville, patético; su papel era muy importante y lo han pintado como si fuera un bufón... Y para rematar, el doblaje de Voldemort al castellano no solo daba risa, sino que también quitaba absolutamente toda la emoción a las mejores escenas de la película.

Avada Kedavra.
Harry Potter ha muerto.
[Leer más +]
182 de 247 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1