arrow

Angry Birds, la película (2016)

Angry Birds, la película
Trailer
5,1
3.751
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basada en la colección de videojuegos "Angry Birds", la historia se desarrolla en una isla poblada por aves felices que no vuelan. En este paraíso, Red, un pájaro con muy mal genio, el veloz Chuck y el volátil Bomb nunca han terminado de encajar. Pero cuando llegan a la isla unos misteriosos cerdos verdes, serán estos tres marginados los que averigüen qué traman los extraños visitantes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Angry Birds Movie
Duración
97 min.
Estreno
13 de mayo de 2016
Guion
Jon Vitti (Historia: Mikael Hed, Mikko Pöllä, John Cohen)
Música
Heitor Pereira
Fotografía
Animation
Productora
Rovio Animation / Columbia Pictures
Género
Animación Comedia Pájaros 3-D Videojuego
Grupos  Novedad
Angry Birds
7
Simpática aventura
Me disponía a visonar ‘Angry Birds’ vestido de escepticismo ante la idea de ver la adaptación a la gran pantalla de un videojuego para smartphones que nunca llegó a convencerme y del que esperaba más bien poco, pero tengo que reconocer que desde el minuto uno la película ha conseguido atraparme. Un film de animación repleto de colorido, diversión y poblado por unos simpaticones personajes.

Red es un pequeño pájaro malhumorado que no encaja con su entorno, aborrece casi todo lo que le rodea haciendo lo imposible por no reventar a cada paso que da, el resto de habitantes de la isla viven absortos en un mundo de ignorante felicidad. Los directores Clay Kaytis y Fergal Reilly han transformado de manera inteligente un simple juego de móvil, consiguiendo parodiar con gran acierto nuestra actual sociedad. Red es fantástico, refunfuñón pero entrañable y tan real en sus formas que muchos se podrán sentir identificados con él. El resto de personajes cumplen de manera resolutiva, cierto es que no están a la altura del increíble repertorio animal de ‘Zootropolis’ pero en absoluto decepcionan.

‘Angry Birds’ entretendrá a grandes y pequeños, un pasarratos de lo más divertido, puede que le falte algo más de chispa pero si te dejas llevar se digiere con facilidad. No es una película excelente pero funciona, no tiene gags memorables pero si efectivos, no es un despiporre visual pero si de calidad, carece de la magia de títulos como ‘Big Hero 6’ o ‘Inside Out’ y aun así es un producto más que convincente. Red y sus camaradas nos sirven una buena dosis de simpáticas aventuras, un buen producto de entretenimiento sin más pretensiones.

Lo mejor: su protagonista y lo entretenido del conjunto.

Lo peor: el público adulto hubiera agradecido algo más de acidez en el humor. El doblaje de Santiago Segura no acaba de convencer.

Más en www.estovacine.blogspot.com.es y www.magazinema.es
[Leer más +]
29 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Dinamismo que no alza el vuelo
No seré yo el primero en decir que pocas «tan pocas que se pueden contar con los dedos de una mano» adaptaciones de un videojuego han alcanzado el éxito. Una de ellas «por mencionar una» es la simpática ¡Rompe Ralph!, la cual rinde un más que digno homenaje al mundo de los videojuegos, sobre todo, los arcade. Ahora llega a nuestras pantallas Angry Birds, la película, una sosa y fallida aventura carente de chispa, que así como conseguirá divertir al público infantil, al público adulto no le hará gracia ni lo más mínimo.

Antes de nada muestro mi más sincero respeto al doblaje en otros idiomas, sobre todo en castellano «aunque en algunas ocasiones éste no haga justicia», pero en este caso y aunque sea una opción respetable, las voces de Santiago Segura (Red), de José Mota (Chuck) y ni siquiera la del mismísimo Álex de la Iglesia (Leonardo) «cuya voz se le echa tanto en falta, que hasta ahora sólo recordaba que hubiera hecho una breve intervención en la genial Los increíbles» logran insuflar algo de vidilla y salero a esta insustancial adaptación del videojuego.

La fórmula del dinamismo funciona solo al principio, que consigue que todo se vuelva más digerible, pero cuando el espectador se acostumbra a ella ésta se agota con notable rapidez. Angry Birds, la película ofrece lo que demandan los más pequeños: golpes, porrazos, caídas y mucha verborrea gamberra y algo atrevida, pero eso sí, sin saltarse nunca lo inofensivo y el lenguaje moderado. Recomendable para el público que se conforma con poco.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil