arrow

Tres días con la familia (2009)

6,2
3.739
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de haber pasado algún tiempo en el extranjero, Léa debe regresar inmediatamente a Gerona, donde su abuelo paterno acaba de fallecer. La muerte del patriarca de los Vich i Carbó es la excusa perfecta para forzar la convivencia entre sus descendientes. Los tres días que duran el velatorio y las exequias sirven para mostrar el juego de las apariencias y la hipocresía típico de una familia de la burguesía conservadora, en la que los problemas son evidentes, pero nunca se hacen explícitos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Tres dies amb la família (Tres días con la familia)
Duración
86 min.
Estreno
26 de junio de 2009
Guion
Mar Coll, Valentina Viso
Música
Maikmaier
Fotografía
Neus Ollé
Productora
Escándalo Films
Género
Drama Familia
7
Cinema en català
El debut de la alumna de la ESCAC Mar Coll plantea un trabajo tan digno como comprometido por parte de los miembros del reparto, que nos introduce en las vicisitudes y encontronazos que se suceden en el seno familiar de Léa, una muchacha que vuelve a Barcelona tras un periplo por tierras francesas y se encuentra con un panorama amargo.

Gracias al trabajo tanto de Eduard Fernández, como de Nausicaa Bonnín y Leroy-Beaulieu, "Tres días con la familia" despega con el suficiente aplomo como para que el espectador se sienta atraído por esa historia y esos problemas que les rodean, y parecen trazar una línea divisoria entre los distintos miembros de una familia en la que las susceptibilidades podrían saltar en cualquier momento y despedazar lo poco que queda de ese concepto al que hace alusión el título de la cinta.

De este modo, se nos sumerge en un trabajo que, con trazo grueso en algunas ocasiones, pero muy buenas maneras, sabe desgranar no sólo todos esos conflictos, sino también lograr que la rememoración de ciertos acontecimientos por parte de sus protagonistas alcancen a un espectador que, por momentos, se encuentra ante un film completamente desnudo.

No es hasta su último tramo, sin embargo, cuando todo termina de arrancar, y la intensidad dramática conferida a ciertos puntos clave, logra hacer de este sincero testimonio un ejercicio más que recomendable, que pone en liza a esta joven realizadora, y que otorga un verdadero filón (siempre y cuando nos veamos alejados de "El orfanato" y cosas por el estilo) al cine catalán (sí, catalán, por más que les joda a algunos) gracias a esta escuela que, esperemos, cada vez vaya abriendo paso a más y mayores talentos. Aunque más de uno siga repartiendo unos por doquier.
[Leer más +]
62 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Esta niña promete
Con aire afrancesado llega el largometraje, de Mar Coll, un trabajo de los alumnos disciplinados y talentosos de la Escuela de Cine de Cataluña, en el proyecto Opera prima. Recuerda a directores franceses que han tomado la institución familiar como punto de partida para indagar en los problemas que acarrean este tipo de relaciones cuando todo se basa en la apariencia y en la mentira.
Para contar esta historia la directora mira al interior de la burguesía catalana, de la que ella forma parte, pudiéndose ver reflejada en uno de los personajes que ella misma crea, pero esto es ficción, claro. Un retrato realista, con un poco de mala leche en ciertos momentos, que te mantiene con el alma en vilo en todo momento, aunque resulte asfixiante en otros.
Todo se desencadena a raíz de la muerte del patriarca de la familia, siendo este el motivo de encuentro de todos ellos, en el que el espectador se hace cómplice del entramado de mentiras y falsas apariencias que rodea a los personajes.
En la grabación de la cinta cualquier simple gesto o detalle toma valor, ahí es donde radica el encanto de este trabajo, en el que los silencios y las miradas dan un valor añadido al guión, te da la sensación de que todo transcurre con la mayor naturalidad, mientras la cámara está grabando, no hay artificios, ni sobreactuación, todo está en su justa medida.
No sé si será el carácter catalán, pero en el tratamiento escenográfico también puede recordar a películas del maravilloso Ventura Pons. Se utilizan escenarios neutros, para que la historia y los sucesos tomen toda la fuerza que realmente tiene y así no desviar la atención.
Esa contención interpretativa, viene de manos de grandes intérpretes como Eduard Fernández y Ramón Fontseré, junto a una sorprendente Nausicaa Bonnín.
Aunque con las carencias propias de una debutante, Mar Coll se presenta como una directora con un futuro prometedor y por supuesto a la que hay que seguir la pista.
[Leer más +]
28 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil