arrow

Suave como visón (1962)

Suave como visón
Trailer
5,9
879
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cathy Timberlake (Doris Day), una chica provinciana y chapada a la antigua, vive en Nueva York y su mayor deseo es enamorarse y crear un hogar feliz. Comparte piso con Connie (Autrey Meadows), otra chica en su misma situación. Un día, mientras Cathy acude a una entrevista de trabajo, un coche le salpica el vestido manchándoselo de barro. Es el Rolls Royce de Philip Shayne (Cary Grant), un atractivo millonario que enseguida muestra interés por ella. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
That Touch of Mink
Duración
99 min.
Guion
Stanley Shapiro, Nate Monaster
Música
George Duning
Fotografía
Russell Metty
Productora
Universal Pictures
Género
Comedia Romance Comedia romántica
6
Seducción en las Bahamas
Dirigida por Delbert Mann ("Pijama para dos", 1961), fue escrita por Stanley Shapiro y Nate Monaster. Se rodó en escenarios de NYC, NY y alrededores, Las Bermudas y en los Universal Studios. Fue nominada a 3 Oscar (guión, decorados y sonido). Producida por Martin Mercher y Stanley Shapiro, se estrenó el 14-VI-1962.

La acción principal tiene lugar en NYC y Las Bahamas en 1960/61, durante 5/6 días, con un epílogo situado 1 año después. Narra la historia de Cathy Timberlake (Doris Day), agraciada muchacha de provincias, que sueña con encontrar a su hombre ideal para casarse con él y tener hijos. Vive en NYC, donde comparte piso con Connie Emerson (Audrey Meadows). Ha quedado sin empleo y busca trabajo. Camino de un entrevista de selección de personal, el Rolls Royce de Philip Shane (Cary Grant) le salpica de barro el vestido.

La película basa la trama, la relación entre los personajes y el humor, en el chcoque entre las ideas mundanas de Philip, que aspira a divertirse, compartir sexo sin compromiso y mantenerse soltero, con las ideas de Cathy, que no quiere sexo antes del matrimonio y que desea casarse para toda la vida. El film enfrenta la experiencia de playboy de él con la defensa de los valores tradicionales de ella. Se incluye una escena de vértigo, símbolo de la reacción que produce en Cathy el atractivo personal de Philip. Muestra con humor complacido los últimos adelantos de la tecnología puesta al servicio del consumidor: limpieza en seco, restaurantes automáticos, proliferación de las ventas a plazos, máquinas de tratamiento de fichas perforadas (precedente del ordenador), aviones jet sin hélices. Se ofrecen lances cómicos de raíz chaplinesca: la doble caída escaleras abajo de Roger, el ataque que sufre de un perro, escobazos, bofetones. A la vez hace uso de contradicciones humorísticas, como los celos del playboy, la borrachera de la chica tradicional, el brillante profesor convertido en neurótico secretario. Se sirve de contraposiciones hilarantes entre la modestia económica de Cathy y el derroche de Philip, el orden y el descontrol, el amor único y la afición a la promiscuidad. Añade escenas surrealistas cómicas (la cama convertida en ascensor, en calesa, etc.), que evocan la ensoñación y las preocupaciones de Cathy. También emplea como fuente de comicidad enredos, malentendidos, confusiones y engaños. La película trata de aprovechar la estela de éxito de "Pijama para dos".

La música, de colores alegres, aporta temas descriptivos ("Cathy"), composiciones ambientales y de baile y un tema caribeño ("Paseo en calesa"). La fotografía, de Russel Netty ("Espartaco" 1960) está cuidada con atención y esmero. La interpretación de Grant muestra escasa química con Day. Se incluye un amplio elenco de actores de TV. La dirección imprime al relato un fuerte ritmo, pero no consigue igualar los resultados de "Pijama para dos".
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Demasiada suavidad.
Doris Day dejó a Rock Hudson porque se estaba riendo de ella demasiado en sus tres películas anteriores, y entonces cayó en las manos de Cary Grant para seguir haciendo comedias entretenidas para pasar la tarde.
Pero Cary Grant no pareció gustarle mucho la idea porque no parece entusiasmado en ningún momento de la película. Tampoco Gig Young es Tony Randall, a pesar del empeño que pone para completar el trío, y ni mucho menos el guión tiene la profundidad y la originalidad que las películas de la rubia con Rock Hudson.
Volátil.
[Leer más +]
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil