arrow

El próximo Oriente (2006)

El próximo Oriente
Trailer
5,6
1.879
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Caín es gordo, tímido e invisible para las mujeres. Trabaja como carnicero en el barrio madrileño de Lavapiés, rodeado de inmigrantes marroquíes, bangladesíes, chinos, senegaleses, búlgaros, peruanos… Pero Caín se encuentra solo. Su familia se reduce a su hermano Abel, que tiene todo lo que Caín envidia: es guapo, seductor, está casado con una mujer de bandera y es padre de dos preciosas gemelas. Cuando Caín descubre que su hermano Abel ha dejado embarazada a Aisha, una atractiva vecina, hija de inmigrantes de Bangladesh, de religión musulmana, sorprende a todos cuando decide hacerse pasar por el padre y asumir el mantenimiento y la educación de la criatura. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
El próximo Oriente
Duración
95 min.
Estreno
18 de agosto de 2006
Guion
Fernando Colomo
Música
Juan Bardem
Fotografía
Néstor Calvo
Productora
Sogecine / Fernando Colomo P.C
Género
Comedia Inmigración
"Tiene un discurso abierto e informal, unas hechuras espléndidamente libres (...) algunos excesos y detalles apresurados (...) actores espléndidos."
[Diario El País]
"Bonita historia esbozada con el corazón en las manos, palpitante, rebosante de alegría y optimismo. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
5
La fábula del hombre bueno
"El próximo oriente" no es más que la habitual comedia de enredo romántica española pero con algunas diferencias con todas las anteriores.

Todas las pelis de este tipo suelen tener un hombre protagonista, simplón, con poco atractivo y con bastante mala suerte. Eso sí, un pedazo de pan. Luego está el alter ego, guapo, con suerte y muy malo con las mujeres. También está la protagonista femenina, guapa, inteligente y con la mala suerte de fijarse en el hombre equivocado. A parte, en segundo plano, están las familias de éstos apoyando el desarrollo del film. Y por último una situación drástica que provocará un gran cambio en la vida de todos.

Aquí el protagonista se llama Caín, su alter ego es su hermano Abel, y la chica es una mujer musulmana. La familia de ellos está muerta y la de ella es una mezcla entre hindús y árabes, siendo todos de religión musulmana muy estricta, que serán claves en el desarrollo. La situación que propicia todos los cambios es un intento de suicidio, no diré de quien ni porque.

La mezcla étnica ,aunque sea tratada de forma frívola, mantendrá tu atención donde ni el final, por simple y típico, ni la evolución del film serán algo que te enganche.

Película sin más aportación que un entretenimiento vacío donde se debería haber creado una reflexión sobre la inmigración española y su situación en el país.

Si te coincide en la televisión, puedes darle una oportunidad pero si te vas por ahí no te habrás perdido nada.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Humor castizo y "multiculturalidad"
Ya tardaba en hacerse en España una de estas comedias interculturales (con tanta tradición entre los británicos) que retratan los conflictos derivados de la convivencia de gentes de diferentes países, en clave de humor.

El variopinto barrio madrileño de Lavapiés es el escenario escogido por Colomo para dar su visión del tema. No falta ningún ingrediente: las relaciones entre miembros de comunidades distintas, los problemas de adaptación del inmigrante, la lucha generacional entre el tradicional patriarca y sus descendientes...

El problema es que esta película se sustenta en un guión deficiente, con situaciones que ponen muy en peligro la credibilidad de la historia, y donde prima en exceso el espíritu cómico y verbenero, frente a la verosimilitud. No hubiera estado mal un mayor equilibrio entre estos dos componentes, lo que le hubiera dada mayor enjundia al resultado, que se ve lastrado por un exceso de licencias cómicas y algún que otro esperpento.

Aun así, la película mantiene el tipo, gracias a otros momentos más afortunados; y, sobretodo, a ese descubrimiento llamado Javier Cifrián. Una brillante interpretación, tan hilarante como tierna , que consigue los mejores momentos del filme. Asombrosa su naturalidad y desparpajo a la hora de abordar su Caín (curiosamente, Asier Etxeandía, que interpreta a su hermano Abel hace un lamentable trabajo).

Una simpática película que se deja ver con facilidad. No alcanza unos resultados notables en su disección de esto de la “multiculturalidad”, pero lo hace con honestidad y sin muchas pretensiones. Y, además, nos ha descubierto un nuevo valor para la interpretación.
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil