arrow

La bahía de los ángeles (1963)

La bahía de los ángeles
Trailer
6,9
297
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante unas vacaciones en Niza, Jean Fournier, un modesto empleado de banca, conoce a Jackie y se enamora de ella. Se trata de una joven ludópata que se juega todo cuanto gana. (FiLMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
La Baie des anges
Duración
89 min.
Guion
Jacques Demy
Música
Michel Legrand
Fotografía
Jean Rabier (B&W)
Productora
Sud-Pacifique Films
Género
Drama Romance Juego Drama romántico Nouvelle vague
7
Crónica de la decadencia amorosa.
Segundo film del magnífico Jacques Demy y último en hacerlo en blanco y negro.
Protagonizado por la fantástica y bella Jeanne Moreau-quien se pone en el papel de Jackie, una mujer consumida por la obsesión del juego- y por el talentoso Claude Mann-quien hace de Jean, un joven algo ingenuo quien descubre el juego y a Jackie cuando llega a Niza-.
En la música el inolvidable Michel Legrand quien adorna de una forma magnífica el desarrollo del argumento, la trama y las pasiones desplegadas en esta historia de amor.

Historia de amor que nace entre estos dos personajes que buscan el destino a seguir en sus vidas o simplemente seguir viviendo. Jean busca una relación amorosa mientras que Jackie influida por su ambición al juego usa a este joven para silenciar sus deseos de obtener dinero, aunque que este deseo sea incurable.

Como toda obra romántica se va a construir de problemas y continuos desencantos de una relación amorosa la cual se va a sumergir en un pesimismo existencial; que tendrá como protagonista exclusiva a la pasión.
“Quise desmontar y mostrar el mecanismo de una pasión…” Jacques Demy.

UN FILM QUE CONSTATA LA FRASE DEL GRAN JEAN-LUC GODARD: “CON EL CINE DE JACQUES DEMY OCURRE COMO CON ITALIA: CUANDO SE HA IDO UNA VEZ SIEMPRE SE SIENTEN DESEOS DE VOLVER”.
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿Amor o amor al dinero?
La acción se establece muy rápidamente. Un oficinista cuenta a Jean, su colega de trabajo, que ha ido una vez más a jugar. Jean Fournier, tras un momento de reticencia se deja llevar y muy rápidamente sentimos que algo se va a descalabrar.

El destino de este chico, tan apuesto y que vive con el padre, de pronto toma un rumbo más vertiginoso.

En Cannes conoce a Jacquie (Jeanne Moreau), una mujer impulsiva, coqueta y amante del juego. Los dos emprenden un viaje con idas y venidas constantes (pierden y ganan a partes iguales). Hay entre los dos un amor desapasionado por el juego; ganar o perder tiene el mismo valor. El tiempo no importa porque es simplemente un receptáculo en el que caen o se recogen los billetes.

En este torbellino sin sentido, lo que impulsa la acción es la música, las frases musicales de Michel Legrand. El resto son diálogos entre dos seres que se aíslan del resto, solo viven alrededor de una mesa de juego. Ella ha dejado marido e hijo; él, su padre.

Jeanne Moreau está impresionante; una femme fatale, imprevisible, cargando solo lo suficiente el personaje resulta completamente creíble.

Al final, ¿gana el amor o el dinero… o el amor al dinero?

FRASES:
Ella:
“Si me gustara el dinero no lo desperdiciaría así.”
“Lo que me gusta en el juego es esta existencia tonta, hecha de lujo y de pobreza, y también de misterio, el misterio de los números, el azar.”
“Lo que gano o el dinero no significan nada para mí, ni este vestido ni esta habitación.”

Y cuando él le pregunta sobre lo que él representa para ella:
“No mezclemos los sentimientos a una situación ya de por sí difícil.”

Y para aclarar los sentimientos de ella hacia él:
“Estoy contigo porque me das suerte.”
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil