arrow

Neon Genesis Evangelion (Serie de TV) (1995)

Neon Genesis Evangelion (Serie de TV)
Trailer
7,9
14.676
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1995-1996). 26 episodios. En el año 1999, en la Antártida, ocurrió un cataclismo llamado "El Segundo Impacto", como resultado de un incidente ocasionado por unos seres conocidos como "Ángeles". Gran parte de la Tierra quedó devastada por el fenómeno, y la mitad de la población sucumbió en la catástrofe, aunque ahora la humanidad gradualmente se va recuperando. Años después, en el 2015, los "Ángeles" regresan y comienzan a atacar a la Tierra... Cada uno de los "Ángeles" es diferente de los demás, excepto por el hecho de que todos pueden generar un impenetrable escudo protector llamado Campo AT. La organización NERV revela su nuevo proyecto con miras a salvar el mundo: gigantes y bio-mecánicos robots conocidos como Evas, que son unos de las pocas fuerzas sobre la Tierra capaces de enfrentar a los "Ángeles". Sólo niños específicos pueden pilotar los Evas: Shinji Ikari, el hijo de el jefe de NERV y que no desea pelear, la reservada Rei Ayanami y la exaltada (y algo amante del combate) Asuka Langley. Mientras combaten a los "Ángeles" uno a uno, van descubriendo más y más acerca de la naturaleza y el futuro de la humanidad... (FILMAFFINITY)

Estreno (vía Netflix): primavera 2019
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Shin Seiki Evangelion (TV Series)
Duración
25 min.
Guion
Hideaki Anno
Música
Shirô Sagisu
Fotografía
Animation
Productora
GAINAX / TV Tokyo / NAS
Género
Serie de TV Animación Ciencia ficción Acción Fantástico Robots Monstruos Animación para adultos
Grupos  Novedad
Evangelion
10
Tesis para un ángel cruel.
La primera vez que oí hablar de “Evangelion” fue cuando tenía 16 años, en pleno “boom” del anime de la década de los noventa. Recuerdo haber leído un artículo en una revista que comenzaba con una frase contundente: “Neon Genesis Evangelion es una orgía”.

Y el tiempo le daría la razón: es una orgía, y una tan grande que para analizarla no hay por donde empezar. Fue un hito tan grande para el anime como expresión artística, como lo fue “Dragon Ball Z” en el nivel comercial. El punto de partida de la serie fue el anime “mecha” de robots gigantes (la pasión de los creativos del estudio Gainax, los responsables de la serie), y su trama más clásica: un chico que pilotea el robot gigante de su padre para salvar al mundo. A ello le añadieron diversos elementos que le dieron identidad propia a la serie y que, a la vez, revolucionaron el anime.

Entre esos elementos está la complejidad psíquica de sus personajes; como alguien dijo, “en Evangelion todos están totalmente fregados”. No hay un solo personaje que no tenga algún tipo de obsesión, complejo, trauma o fijación morbosa, lo que les da un riqueza que no tuvo antes ningún personaje en el anime. Empezando por los niños: el pusilánime Shinji Ikari fue el primero de la serie de personajes traumatizados que llenaron el anime de fines de la década de los noventa, junto a la bella, misteriosa y (a la postre) sexualizada Rei Ayanami. Asuka Langley comienza como un simple personaje competitivo, para terminar totalmente destruida por sus traumas y su propia obstinación. Para no hablar de todos los demás. Otro elemento resaltante es el lenguaje audiovisual tan avanzado que utilizó la serie: tomas largas junto a cuadros de menos de un segundo, diálogos a velocidad de vértigo junto a largos silencios, primeros planos junto a ángulos aberrantes, picados y contrapicados extremos… La mezcla no da un instante de respiro.

Entre otros elementos resaltantes están el argumento (que va de lo simple a lo complejo, e incluso polémico), la animación (muy buena y fluida), el "mecha" (que formaría escuela al mezclar lo biológico y lo orgánico), la música (excelente, incluido el Himno a la Alegría de Beethoven), las secuencias de acción (de vértigo), y un largo etcétera.

Lo que impidió a “Evangelion” alcanzar la cima total fue su extraño final, ininteligible para muchos y que quedó como un recurso debido a problemas de presupuesto. A pesar de ello, tiene una gran profundidad y cierra la serie de manera digna. Gainax intentaría saldar esa deuda con las cintas “Evangelion Death-Rebirth” y “The End of Evangelion”, que dejarían aun más perplejos a los aficionados.

Pese a ello, “Evangelion” permanece como el anime por excelencia, y en buena parte responsable de su “boom” por todo el mundo.
[Leer más +]
148 de 167 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La obra más maravillosa y completa que he visto
Si soy sincero, la primera vez que vi "Evangelion" (y no hablo de un capítulo, sino de los primeros DVDs), he de reconocer que me pareció más de lo mismo, y si encima le sumas la trama de robots gigantes que luchan contra monstruos, que de nuevo, quieren acabar con la tierra, te dan ganas de salir corriendo. Pero gracias a Dios seguí comprándola (por total inercia), y poco a poco se iba animando e incluso los robots iban ganando en atractivo al descubrir que había algo más que metal y hierros. Y es que "Evangelion" es un globo que se va inflando e inflando hasta explotar de forma gloriosa y dejar al espectador sin habla.
El argumento es elaboradísimo, con una labor de documentanción excepcional y referencias bíblicas fantásticas. Se plantean tantas historias, tantas reflexiones y tantos dilemas de la raza humana, que se hace triste que muchas personas se alejen de "Evangelion" por la estética de dibujos animados. Su trama es dura y mucho, con unos personajes que arrastran multitud de trastornos e inseguridades que son debidos a situaciones críticas vividas en el pasado (todas interesantes y muy reales), formando un elenco muy completo, consiguiendo extremos tan dispares como el casi autismo de Rei Ayanami a la explosiva y alocada Asuka. Es lo que hace tan grande a "Evangelion", la convivencia de personajes tan distintos y a la vez tremendamente iguales.
En cuanto al argumento en si, todo lo que empieces a ver y te parezca chorrada o poco creible, será explicado o insinuado más adelante para dejarte con la boca abierta, con una labor fantástica de documentación sobre contenidos bíblicos y sin dejar cabos sueltos o inconexiones. El final es simplemente apoteósico, la mejor manera de cerrar una serie posible.
La animación está muy bien conseguida. Los robos lucen maravillosos, los personajes derrochan carisma y el concepto artístico es muy elevado. De la música aún se podría decir mas, ya que es una obra maestra que ha sido editada en multitud de colecciones y que ya forma parte de los clásicos en el mundo anime. Y el doblaje no tiene nada que envidiar al original, de hecho algunas voces como la de Ritsuko, Rei o Shinji les van mejor que las de la versión original.
En fin, Evangelion es una de esas series que te marcan, que te hacen pensar y pensar, y aparece cada muchísimo tiempo. Puede que sea la mejor obra manga jamás creada.
[Leer más +]
64 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil