arrow

El oro de nadie (1971)

4,8
196
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Catlow y sus hombres han reunido ganado sin marcar y pretenden venderlo en Abilene. Eso puede crear problemas a los rancheros de la región que se verían obligados a pagar mejores salarios a sus hombres para evitar que hagan lo mismo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Catlow
Duración
103 min.
Guion
James Griffith, Scot Finch (Novela: Louis L'Amour)
Música
Roy Budd
Fotografía
Edward Scaife
Productora
MGM
Género
Western Spaghetti Western
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Louis L'Amour
"Desinhibido y lenguaraz cruce entre el western, la comedia y los gestos resueltos. Es decir, lanzada a buen ritmo, un película con la lúcida virtud de la simpatía"
[Diario El País]
3
La decrepitud del western
Típico producto representante de un género el western que desgraciadamente empezaba a agonizar a principios de los años setenta a excepción de las gotas de calidad de los Peckinpah o Leone que por lo menos mantuvieron viva la llama para que no se apagara del todo.

“El oro de nadie “ (o “Catlow” su título en inglés) es un western bastante flojo que no sabe muy bien a que juega. Por momentos se apunta a esa moda del western-comedia que a mi juicio es tan complicada de lograr y será de los subgéneros más complicados de la historia del cine, el caso es que no lo logra. En otros instantes se apunta al western de ambiente mexicano sin lograr la violencia que requiere, en otros momentos tira más por el spaguetti-western europeo (se rodó en España) y tampoco hace ascos a un western más moderno y urbano con una música country bastante interesante. El caso es que no consigue nada de lo que se propone.

Creo que el principal culpable es el que fuera director ocasional Sam Wanamaker, que fue más actor que director siempre, que no consigue sacar partido de la obra del escritor canadiense en lengua francesa Louis L'Amour, una especie autor al estilo de nuestro Marcial Lafuente Estefanía es decir experto en novelitas del oeste de escasa calidad pero al menos bastante ingenio.

Euan Lloyd, productor de “El oro de nadie” había anteriormente financiado otra adaptación de la obra de L'Amour, en este caso “Shalako”, que aunque tampoco sea nada del otro mundo por lo menos consigue captar la atención. En este caso entre el guionista Scott Finch y la dirección de Wanamaker –que al margen de “Simbad y el Ojo del Tigre” su filmografía como director es pésima- lastran cualquier atisbo de interés.

Y eso que contaban con un atractivo reparto. Yul Brynner haciendo de lo que mejor sabe hacer, de vaquero pendenciero. Un Richard Crenna -sí el coronel Trautman- que es verdad que era también malo de más joven, y gente como Leonard Nimoy, el famoso Spock de Star Treck o la bellísima israelí Daliah Lavi que la habíamos visto en “Casino Royale” o “Lord Jim” entre otras.

Interesante fotografía y una divertida banda sonora son otros de los reclamos para su visionado... sólo una vez porque no da para nada más.

Nota: 3,3.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cachonda película del oeste, que no se toma a sí mismo en serio
Bastante entretenida película del oeste rodada en España, aunque algo cutremente dirigida.
Sin embargo, gusta por su desenvoltura, y personajes simpáticos. Aunque, no se puede decir que sea una buena buena, la verdad.
Pero resulta simpática, y es muy amena porque no hay tiempos muertos y en todo momento suceden hechos, que mezclan la diversión con la acción propia del género.
Sam Wanamaker, actor también, y de los buenos, hizo amistad con Yul Brinner años atrás, cuando ambos ambos coincidieron en "Taras Bulba", y ya le dio el papel protagonista en "La huella conduce a Londres". Y en esta ocasión hace lo propio, otorgándole un papel vistoso, jugoso.
Lo que ocurre es que la película va de cachondeo, nada malo de por sí, pero sí que hace que no se la tome demasiado en serio. Y quizás por ello no se la recuerde bien ni siquiera si ya se ha visto dos veces, como es mi caso. Tan sólo, y no claramente, recuerdo una escena con flechas de por medio.
En definitiva, que es un pasatiempo sano, aunque se olvide con facilidad.
Lo mejor es ver, amén de a Yul Brinner y a Leonard Nimoy, "Mr.Spock", a intérpretes patrios como Julián Mateos, que ya coincidió con Brinner en "El regreso de los siete magníficos", José Nieto, Víctor Israel, Tito García, Antonio Padilla y/o Rafael Albaicín, por otra parte, habituales en el espagueti western.

http://filmsencajatonta.blogspot.com.es
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil