arrow

Nuestra hermana pequeña (2015)

Sinopsis
Sachi, Yoshino y Chika son tres hermanas que viven en Kamakura (Japón), en la casa de su abuela. Un día reciben la noticia de la muerte de su padre, que las abandonó cuando eran pequeñas. En el funeral conocen a la hija que su padre tuvo trece años antes y pronto las cuatro hermanas deciden vivir juntas. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Umimachi Diary (Kamakura Diary)
Duración
128 min.
Estreno
23 de marzo de 2016
Guion
Hirokazu Koreeda (Manga: Akimi Yoshida)
Música
Yôko Kanno
Fotografía
Mikiya Takimoto
Productora
GAGA / TV Man Union / Toho Company
Género
Drama Familia Manga
8
El sabor del licor de ciruela o Mujercitas Niponas
¡Bendito sea el maestro Yasujirô Ozu y bendita sea la fértil y acogedora sombra que aún nos reconforta! Quizás esta vez al director Hirokazu Kore-eda se le haya ido algo la mano con la sacarina y resulte autoindulgente y demasiado autocomplaciente con la historia que se trae entre manos, pero la verdad es que funciona no sólo como una pieza de cámara admirable, llena de sensibilidad y ternura, sino que tiene además la fragancia a los clásicos perdurables por su simplicidad, delicadeza y calidez. Es un relato sobre tres hermanas que devienen en cuatro, pero también es el relato de una orfandad y también es el relato de una reconciliación familiar o el relato de cómo los lazos entre unas hermanas puede darle sentido a la vida.

La cámara parece ser una más de la familia. Quizás a alguno se le ocurriría decir que estamos ante una familia desestructurada, pero si algo fluye en ella – aunque a veces se haya quedado estancado – es amor. Y eso le da sentido a todo lo que vemos, espiamos, compartimos y admiramos. La abnegación – a veces limítrofe con la obcecación – o la ceguera forman parte de este microcosmos que presenciamos, que deambula entre la muerte, los desamores, la pérdida, los reencuentros, las cenas o comidas, las lluvias torrenciales, los paisajes añorados, los recuerdos compartidos o los secretos revelados. Todo lo mínimo y trivial tiene cabida en esta obra sin argumento aparente, sin trama reconocible más allá de lo anecdótico y fugaz que configuran el devenir cotidiano de cualquier ser humano.

Capturar lo poético no es tarea fácil cuando de lo que se habla es de lo prosaico de la vida, del encadenado de jornadas cotidianas sin otro fulgor ni otro sobresalto que los desayunos, comidas y cenas insignificantes, de las jornadas laborales o escolares que llenan nuestros cobraderos de cabeza y que en su monotonía parece carecer de relevancia o de trascendencia, de las visitas a los bares o restaurantes que habitamos desde siempre sin saberlo, de los ritos cotidianos de cualquier familia de cualquier parte del mundo, independiente de su religión, creencia, latitud, laxitud o problemas. Extraer la poesía de unos kimonos recobrados, exprimir todo el aroma y el gusto a un licor afanosamente elaborado y conservado… parece tarea sencilla pero demuestra la mirada y el temple de un maestro que ama a sus personajes y sus fluctuaciones.

La sencillez de una obra de arte emotiva, noble, sincera y perdurable. Pudiera parecer poca cosa pero lo contiene todo. Gracias.
[Leer más +]
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Poesía de lo íntimo y lo cotidiano
Hirokazu Kore-eda en su nueva película, vuelve a insistir en la clave de su cine: el drama familiar (esta vez centrado en mujeres). Como es habitual en él, lo hace con una maestría y con una sensibilidad dignas de los grandes poetas.
No queda ninguna duda que estamos ante uno de los mejores y más interesantes cineastas en activo. 'Nuestra hermana pequeña', cuenta las vivencias de tres hermanas que viven en Kamakura a las que se les notifica que su padre, al que hace quince años que no ven, ha fallecido. En el funeral, conocerán a la hija que tuvo su padre con otra mujer y le proponen irse a vivir con ellas.
Kore-eda nunca expone situaciones familiares sencillas, aunque en esta película los personajes parecen totalmente decididos con sus elecciones desde el principio. Esto, para nada hace que se pierda el interés en la historia que nos cuenta. Se trata de una película intimista, que se enriquece con pequeños detalles, en la que el espectador debe dejarse llevar por esa sencillez tan mágica que caracteriza al cine del japonés. Además, Kore-eda mezcla toques de humor, que le añaden un tono maravillosamente agradable a la película.
Los personajes están bien construidos, no son arquetipos, se trata de mujeres con caracteres muy distintos, pero todas con mucha fuerza que saben valerse por ellas mismas. Estos personajes son realzados por unas interpretaciones naturalistas y llenas de vida por parte de las cuatro actrices protagonistas (y también por el resto de reparto en roles más secundarios).
Es una película que te hace sentir cosas muy bellas, que sales del cine con una sonrisa y con el corazón un poquito más grande. Larga ovación tras la proyección, que derivó en un dignísimo y merecido Premio del Público en la 63 edición del Festival de San Sebastián.
Los fans de Kore-eda (entre los que me incluyo), se sentirán totalmente encantados con la película.
[Leer más +]
23 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil