arrow

El cochecito (1960)

El cochecito
Trailer
7,7
4.618
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Don Anselmo, un anciano ya retirado, decide comprarse un cochecito de inválido motorizado ya que todos sus amigos pensionistas poseen uno. La familia se niega ante el capricho del anciano, pero él decide vender todas las posesiones de valor para comprárselo... Un clásico del cine español con el gran Pepe Isbert y guión de Azcona y Ferreri. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
El cochecito
Duración
85 min.
Guion
Rafael Azcona, Marco Ferreri
Música
Miguel Asins Arbó
Fotografía
Juan Julio Baena (B&W)
Productora
Films 59
Género
Comedia Vejez Sátira Comedia negra
"Impresionate trabajo de José Isbert (...) feroz crítica social"
[Diario El País]
9
La senectud (9.2)
Auténtica "tragedia grotesca'', como el propio Azcona la definió ayer. Es un lujo poder contar en nuestro cine con una película que, siendo un profundo drama (el fragmento censurado del final lo demuestra), consigue arrancar numerosas carcajadas gracias a unas situaciones que describen a la perfección algunos rasgos de la sociedad franquista que han perdurado hasta nuestros días. No hay chistes verbales, no hay exageraciones; los personajes y los diálogos los he vivido yo en mi propia casa cuando nos trajimos del pueblo a un abuelo ya senil en plena década de los noventa. Esa cotidianeidad, esa identificación absoluta, fue lo que me hizo reír.
La historia sobre el infantilismo de la vejez, que es la protagonista, se cruza con otras secundarias sobre la marginación (tanto por parte de los amigos como en el seno familiar), la picaresca (¡no se pierdan al protésico oportunista!), el egoísmo (tremenda decisión la de vender las alhajas de su difunta mujer, cuando anteriormente no se las había entregado a su nieta por no estar casada), etc.

Imposible destacar partes aisladas: me encantaron todos y cada uno de los detalles.
[Leer más +]
54 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una singular obra de humor
Tercer largo de Marco Ferreri ("El pisito", 1958). Escrito por él y Rafael Azcona, adapta el relato "El paralítico", segundo de los tres reunidos en "Pobre, paralítico y muerto" (1957), de Rafael Azcona. Se rueda en exteriores de Madrid y en estudio. Nominado al León de oro, gana el FIPRESCI del Festival de Venecia. Producido por Pere Portabella para Film 59, se estrena el 3-XI-1960 (Cine Windsor, Barcelona).

La acción tiene lugar en Madrid en los meses de invierno de 1960. Don Anselmo Proharán (José Isbert), jubilado, de más de 70 años, vive en la casa de su hijo Carlos (Pedro Porcel), procurador, del que depende economicamente. Comparte amistad con Lucas (José Álvarez "Lepe"), que adquiere un cochecito a causa de la discapacidad motriz que le afecta.

El film es una comedia dramática bien pertrechada de elmentos surrealistas, esperpénticos, negros e irónicos, que son presentados bajo la apariencia de un relato neorrealista. Se muestra cómo personas con discapacidad pueden integrarse socialmente y desarrollar una vida satisfactoria. Explica que personas en situación de riesgo social pueden verse empujadas a la marginación y exclusión social por causas diversas (incomprensión familiar, insuficiencia de recursos, edad avanzada, dependencia económica, etc.). Explica que los pícaros tienden a aprovecharse injustamente de la debilidad ajena para imponer sus intereses y obtener beneficios, que los ancianos tienen dificultades específicas de relación y comunicación que deben ser atendidas, que la indiferencia ante personas en situación de riesgo social genera marginación, que las personas con discapacidad pueden crear entre ellas relaciones de exclusión, que la ciudad es un lugar muy apto para las actividades integradoras. No falta en el film la escena de una comilona (reúne a Álvarez, don Vicente y don Anselmo). Pueden verse críticas al régimen autoritario del país y a su situación política y económica en unos momentos de incertidumbre y cambio. Con todo, el objetivo del film consiste en ofrecer, sobre todo, un discurso de humor basado en lo ridículo, grotesco y esperpéntico que acompaña con frecuencia a la condición humana.

La música, de Miguel Asins Arbós ("El verdugo", Berlanga, 1963), aporta una partitura original para banjo soprano y percusión, que crea un clima estraño y popular, muy acorde con la acción. La fotografía, de Juan Julio Baena ("Los golfos", Saura, 1959), se recrea en planos largos y distantes, que alejan los personajes del espectador y propician la no identificación de éste con aquéllos. De ese modo se establecen espacios abiertos a la ironía, la ridiculización y el sarcasmo. Con frecuencia se muestra a los discapacitados de espaldas y a cierta distancia. Abundan las tomas en exteriores de Madrid, que tienen gran valor documental (escolares de uniforme acompañadas de dos monjas de la Caridad, visitas al cementerio, obras en la vía pública, tráfico, etc.).
[Leer más +]
35 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil