arrow

De caracoles y hombres (2012)

Sinopsis
En la pequeña localidad de Muscel, en Rumanía, la fábrica de automóviles, donde trabajan la mayoría de los hombres del pueblo, está a punto de sufrir una privatización. Los empleados ignoran que su jefe (Dorel Visan) planea sacar tajada del acuerdo y se reúne con dos hombres de negocios franceses interesados en convertir el lugar en una fábrica de conservas de caracoles, para la que los miles de trabajadores cuentan más bien poco. El único que lucha por salvar la fábrica de coches es el líder sindical, George (Andi Vasluianu). Su solución, no obstante, pasa por una propuesta descabellada que asusta a sus compañeros: vender esperma a un banco estadounidense. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Rumanía Rumanía
Título original:
Despre oameni si melci (Of Snails and Men)
Duración
100 min.
Guion
Ionut Teianu
Fotografía
Vivi Dragan Vasile
Productora
Coproducción Rumanía-Francia; Agat Films, Cie / Libra Film
Género
Comedia Trabajo/empleo
9
Una película completa
De caracoles y hombres" o "Despre oameni si melci" es una película redonda, una comedia que esconde un drama que hoy nos encontramos día a día, la lucha entre los ideales y la realidad.
Está muy bien ambientada y los actores están a la altura, en especial el "malo", el director de la fábrica, el actor Dorel Visan.
Hay un gran trabajo de ambientación y vestuario que nos sitúan en el año 1992, reciente la caída del comunismo y con las privatizaciones como argumento principal.
Es una especie de fábula realista que no va a defraudar a nadie, se pasan volando los 100 minutos de proyección.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Irregular
No voy a descubrir el nuevo cine rumano, directores como Cristi Puiu o Cristian Mungiu son referencias ineludibles con títulos tremendamente interesantes que han puesto el cine de ese país en primera línea para los cinéfilos.
Esta es la primera película de Tudor Giurgiu que tengo la oportunidad de ver. Se aleja de los títulos de los autores que menciono más arriba, al escaparse del drama para alinearse del lado de la comedia. Los resultados son dispares. Aunque existe ese transfondo social de denuncia que suele ser habitual en el cine rumano, sin embargo, hay bastante más elementos que recuerdan o parecen intentar copiar el cine de corte Kusturica. Más por el absurdo, la exageración y la comedia. Y ahí la película fracasa porque no consigue el propósito quedándose muy lejos de sus objetivos.
Es una pena porque los primeros minutos mantienen bien el tipo, allí en los que el drama pesa más que la comedia, sin embargo, da la sensación de que el guion no ha sabido encontrar su camino en medio de lo mucho que quiere contar. Y de tanto abarcar..., ya se sabe el refrán.
Poco a poco el aire va saliendo por la ventana y la película, la trama, el ritmo, el guion y la dirección, perecen ahogados porque no hay soluciones para tanta línea abierta. No hay continuidad y eso arruina la película.
No tiene la culpa un reparto dispar con interesantes actores y otros que están para adornar que estropean determinadas escenas fáciles de identificar.
Mal como comedia, interesante en el resto, que es bastante.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil