arrow

El hombre que sabía demasiado (1956)

El hombre que sabía demasiado
Trailer
7,6
15.679
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una familia americana, compuesta por el doctor Ben MacKenna (James Stewart), su mujer (Doris Day) y su hijo Hank, está pasando unas vacaciones en Marruecos. Tras la muerte de un espía en brazos de Ben, mientras visitaban el mercado de Marrakech, el matrimonio descubre que su hijo ha sido secuestrado. Sin saber en quién confiar, los MacKenna se ven envueltos en una angustiosa pesadilla que tiene que ver con una operación de espionaje internacional. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Man Who Knew Too Much
Duración
120 min.
Guion
John Michael Hayes
Música
Bernard Herrmann
Fotografía
Robert Burks
Productora
Paramount Pictures
Género
Intriga Espionaje Secuestros / Desapariciones Remake
"El maestro retoma la historia que ya rodase en 1934 para dar forma a este inquietante thriller protagonizado por un inconmensurable Stewart. Conspiraciones, pistas falsas y malentendidos para una joya del cine de intriga"
[Diario El País]
9
… que quiere decir que no se enteraba de nada mientras la mujer sabía todo lo que hay que saber
Es éste uno de mis Hitchcock preferidos, seguramente el que más de ese grupo de películas que él mismo denominaba "familiares", donde la faceta de entretenimiento lúdico —como "Alarma en el expreso", "Atrapa a un ladrón" o "Con la muerte en los talones"— se impone finalmente sobre otras consideraciones.

El resultado es así un thriller de suspense donde nunca se rehúyen las notas de humor —pese a que el suceso de partida sea tan dramático como el secuestro de un niño— y que a mi entender es un muestrario ejemplar del cronométrico talento del maestro. Destaca, claro está, la secuencia del Albert Hall, sin discusión una de las más imponentes "grandes escenas" de toda su carrera.

Pero como mucho y muy bien desde hace décadas se ha diseccionado el arte del director inglés, por esta vez prefiero centrarme en la reivindicación del aspecto comúnmente más atacado en este film, la elección de Doris Day (y por ende la idiosincrasia de su personaje, Jo).

En mi opinión, la actriz ofrece una muy solvente interpretación, dominando los nada fáciles registros que se le exigen: la reacción al enterarse del secuestro de su hijo, su expresión ante el dilema moral interno que la invade durante el concierto o la manifestación de la complejidad de sus sensaciones cuando canta el "Qué será, será", son una prueba de eficiencia que dudo mucho hubiese superado Tippi Hedren, por ejemplo.

En cuanto a la tipología del personaje, no puede negarse que es la protagonista más "asexuada" de la filmografía del director, y seguramente en ese contraste con la prototípica rubia hitchcockiana (gélida por fuera, fogosa por dentro, que seduce tanto al protagonista en la ficción como al espectador a través de la pantalla) se explique la decepción que a muchos produce (y su inevitable asociación mental con comedias amilbaradas contribuye a acentuar ese efecto). Sin embargo, bajo ese engañoso disfraz de "matrona", bajo esa sólo aparente representante del más conservador "American Way of Life" (la cantante que ha renunciado por el peso de las convenciones sociales a su próspera carrera para centrarse en su rol de fidelísima esposa y madre) aparece una de las mujeres más sagaces, inteligentes y activamente responsable de la resolución de la trama criminal de todo el cine de Hitchcock. Veámoslo, como no puede ser de otra manera, en la zona spoiler (aviso: contiene otro spoiler sobre "Vértigo"):
[Leer más +]
57 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El hombre que supo hacer gran cine
Decidí hacer una revisión a la cinta tras leer las nueve críticas que hay, hasta el momento, colgadas en FA. Si no recordaba mal, me pareció mucho más buena de lo que estaba leyendo.

Tras el visionado reciente no me queda la más duda de que me encuentro ante una gran película. La parte del Royal Albert Hall es técnicamente perfecta. Intenté contar los planos que Hitchcock utilizó y me fue imposible… dejé de contar cuando superaba la veintena. Pero no sólo técnicamente esta escena es impecable; a nivel interpretativo es igual de emocionante. El momento, en que Doris Day se encuentra en el Royal Albert Hall, imponente ante la situación, y llora desconsolada me parece demoledor. Pensaba… ¿qué haría yo en su situación? Puedes salvar una vida, pero… te juegas la vida de tu hijo. Es sin duda, junto con el final, lo mejor de la trama. Trama que se amolda al esquema que Alfred Hitchcock utiliza en casi todas sus películas.

La parte en la que la pareja y el hijo se encuentran en Marruecos esta dotada de gran magnetismo y como no, muchísimo suspense. Hitchcock utiliza a Doris Day para crearnos las dudas y desconfianzas.

Oscar para una canción que luego hemos cantado en muchas ocasiones y que es aquí, parte fundamental del desenlace. Y el inicio tampoco se queda atrás. Hitchcock juega con nosotros y nos muestra unos platillos, que anteceden al inicio de la historia, y serán luego, determinantes en la trama.
[Leer más +]
62 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1