arrow

Alma zíngara (1944)

Añadir a listas
Sinopsis
Una tribu de zíngaros acampa cerca de la aldea Barón Tovar cuando el conde Orso es asesinado. Un misterioso desconocido en un caballo blanco arranca la flecha del cadáver. El barón culpa a los zíngaros y los encarcela en su castillo. El misterioso caballero se enamora de Carla, una atractiva joven de la tribu de Anube, prometida a Tonio, el hijo de Anube. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Gypsy Wildcat
Duración
77 min.
Guion
James M. Cain, Joseph Hoffman, James P. Hogan, Gene Lewis (Historia: James P. Hogan, Ralph Stock)
Música
Edward Ward
Fotografía
W. Howard Greene, George Robinson
Productora
Universal Pictures
Género
Aventuras
Grupos  Novedad
Adaptaciones de James M. Cain
4
La zíngara de botas rojas
Película rodada exclusivamente para el lucimiento de María Montez, que aquí hace de zíngara nómada con pasado oculto y luce unas botas rojas de cuero personalizadas. La historia no tiene ningún atractivo y si muchas incoherencias y no pasa de ser el típico producto hecho en los estudios Universal y en el desierto de California en tiempo de guerra para entretener a los espectadores en una época difícil.
Lo único destacable es la presencia como secundario de Nigel Bruce, el inolvidable Doctor Watson que acompañaba a Basil Rathbone (Sherlock Holmes) en una de las mejores composiciones que se han hecho para cine de los famosos personajes creados por Arthur Conan Doyle y que dirigió Roy William Neill, el mismo de esta insulsa "Alma zíngara".
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Irregular, pero colorista y vitalista
Colorista y vitalista película de aventuras, propias de los años cuarenta, con una de las reinas de la función: María Montez, llena de alegría y además muy bonita.
El film es irregular y finalmente irrelevante, aunque resulte amena en líneas generales.
Comienza francamente bien, con dinamismo, acción, persecuciones, enamoramiento de la pareja protagonista y celos del enamorado de siempre de ella, pero una vez llegados al castillo del "malo" todo se vuelve bastante repetitivo y circular.
Apresamientos, huidas, luchas, tormentos, pero sin mucha imaginación en la puesta en escena. Y es que la dirección de Roy William Neill, que se hizo famoso con sus pelis con los insignes Sherlock Holmes y su fiel Watson, aquí es rutinaria, demasiado convencional.
Pero bueno, se deja ver y nos retrotrae a los años dorados del viejo y ya finiquitado Hollywood.
Buenos característicos, bonita fotografía a todo color. Funcional todo (y fácilmente olvidable también, sí).

https://filmsencajatonta.blogspot.com.es
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica