arrow

Sin identidad (2011)

Sin identidad
Trailer
6,2
27.443
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Estando con su mujer (January Jones) de visita en Berlín, el doctor Martin Harris (Liam Neeson) sufre un accidente de tráfico y entra en un prolongado estado de coma. Cuando se despierta, comprueba alarmado que otro hombre (Aidan Quinn) ha usurpado su personalidad. Entonces emprenderá con la ayuda de una mujer (Diane Kruger) una frenética investigación para averiguar la verdad sobre lo que está sucediendo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Unknown
Duración
113 min.
Estreno
13 de mayo de 2011
Guion
Oliver Butcher, Stephen Cornwell (Novela: Didier Van Cauwelaert)
Música
John Ottman, Alexander Rudd
Fotografía
Flavio Martínez Labiano
Productora
Coproducción Reino Unido-Alemania-Francia-Canadá-Japón-Estados Unidos; Dark Castle Entertainment / Panda Productions Inc / Canal+ / Horticus UK / Studio Babelsberg / Studiocanal / TF1 Films Production
Género
Thriller Acción
8
Me obliga la Sección 15
No sé que tendrán que ver algunos para poner buena nota a este tipo de películas de acción.

He visto que muchos usuarios puntúan sus películas por casilleros piramidales. O sea, que tienen puesto un 10 a una sola película y no caben más en el casillero. Todo lo más un par de ellas. Y un 9 para unas pocas. Son zona VIP. Su razonamiento es el siguiente: Si he puesto a Robert de Niro un 10 en la famosa película de Coppola, pues… ¡Cómo le voy a poner un 10 a Peter Sellers, aunque sea en una de Blake Edwards!!! Es un ejemplo.

Pues se puede, señores. Se pueden dar 9 y 10 a toda película que simplemente agrade y amenice. Sin complejos.

Y no se crean que un 10 a Fellini o a Antonioni viste más. Porque alguna de las películas de esos caballeros son para coger una depresión de las gordas, para llegar a casa llorando y hacer pensar a la mujer que la has dejado de querer. En cambio con Nesson en plan frenético tienes entretenimiento asegurado.

Ir al cine a ver a una vieja haciendo punto que se le cae el ovillo de lana al suelo, y rueda un poco hasta que se detiene, para descubrir que metafóricamente esa escena representa el Adiós a la vida, de Verdi, tiene su intríngulis no lo niego pero, también mola ver a Nesson frente a Martin Harris "B", el de la mirada risueña; entre otras muchas secuencias de acción que ofrece Sin identidad. Mola más, qué coño.

La película está pero que muy bien. Creíble o no creíble es atrayente en su intriga como buen cine Negro actual. Espías, persecuciones y una taxista competente. Esta es la película de la gente competente. Desde el príncipe a la taxista, desde el jefe segurata a las enfermeras. ¿A quién no le gustan los viejos agentes secretos que guardan un último sobrecito en un bote? Hay mucho campo de maíz por delante para pasar un buen rato distraído.
[Leer más +]
187 de 258 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Haciendo honor a su nombre
En general, en los thrillers se asumen ciertas licencias en parte necesarias para que la historia avance sin trabas y la tensión sea constante. Así, a nadie le sorprende que en cualquier parte del mundo todos hablen inglés cuando vienen los americanos, o que un tipo diga que va a llamar a la policía y ésta aparezca en minuto y medio. Todos sabemos que no es real, pero hacemos la vista gorda: en mayor o menor medida, todas las historias requieren la complicidad del que las ve.

No se puede decir que Unknown se tome licencias escandalosas (con respecto a lo habitual en estos casos), pero sí que vienen una tras otra y al final se hace una bola y la cosa canta demasiado. Liam Neeson (a partir de ahora también conocido como Lázaro) da con la única taxista en todo Berlín capaz de sacar a un bigardo de cien kilos de un coche hundiéndose. Después de tres días pajarito en el hospital, al cuarto, se levanta y se va. Lo paso yo peor para levantarme a las ocho que él para recuperarse del coma. Luego entra en el metro de noche y sale de día (así yo también me ahorro el hotel, majo)… y la cosa sigue y sigue. Que vale, que son licencias para que la peli funcione, pero entre eso y los tópicos, que los hay a mansalva, la cosa se vuelve demasiado predecible.

Pese a sus fallos, la peli es correcta. Incluso tiene momentos buenos, con Bruno Ganz comiéndose –como siempre- la pantalla. Su personaje, que es lo mejor de la peli, merece mucho más de lo que le dan. El resto cumple, sin más. Jaume Collet-Serra hace lo que se le pide detrás de la cámara y no me disgusta cómo, pero vamos, que tampoco es que se luzca.

En resumen, que es la misma fórmula de siempre, pero no por eso es mala. Es, sencillamente, una más de tantas. De esas personas que van por la calle sin llamar la atención ni por lo uno ni por lo otro. Vamos, que ya lo dice el título.
[Leer más +]
109 de 135 usuarios han encontrado esta crítica útil