arrow

Los ojos sin rostro (1960)

Los ojos sin rostro
Trailer
7,5
4.237
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En París, un brillante y desquiciado cirujano rapta chicas con el fin de utilizar su piel para reconstruir la belleza de su hija, destrozada por un trágico accidente del que él se siente culpable. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Les yeux sans visage
Duración
88 min.
Guion
Claude Sautet, Pierre Boileau, Thomas Narcejac (Novela: Jean Redon)
Música
Maurice Jarre
Fotografía
Eugen Schüfftan (B&W)
Productora
Coproducción Francia-Italia;
Género
Terror Thriller Crimen Asesinos en serie Película de culto
8
El ritmo y el terror con forma de thriller
Ritmo, esa es la respuesta.

Algún espectador puede preguntarse a qué es debido ese ritmo lento de las primeras secuencias. Porque vemos a la protagonista enmascarada deambular tanto tiempo por las escaleras y las habitaciones de la casa. Porque el montador del filme decidió no cortar antes de tiempo cuando todos pensábamos que la secuencia no tenía nada más que contar…
Y la respuesta es el ritmo.

Sin esas secuencias previas la alargada e interminable secuencia de la operación carece de significado y esencia.
Georges Franju lo tenía muy claro: engañar al espectador seduciéndolo con un aparente thriller que en principio parecía que iba a sugerir, que no iba a mostrarnos el horror (la secuencia del deposito de cadáveres, la máscara, la ausencia de espejos, el uso del fuera de campo). Para después amplificar la violencia y dar el golpe de efecto al espectador.

Al igual que la victima en un plano subjetivo el espectador presencia el horror. Aquello que nos habían ocultado y ahora nos van a mostrar detenidamente, paso por paso, momento por momento, pinza por pinza, bisturí por corte, thriller por horror con grima incluida.

Se nota también que hay clase: guión escrito por el mismo autor de la novela (Jean Redon), Pierre Boileau y Thomas Narcejac (“Las diabólicas” y “Vértigo”) y Claude Sauset, Y que si este filme estuviese dirigido por el mismo Hitchcock figuraría en todas las listas de mejores películas por encima de la sobrevalorada “Psicosis”.

“Ojos sin rostro” da como resultado una extraña y fascinante cinta que es fundamental para entender el cine de terror posterior. Una fábula oscura sobre el amor y sus consecuencias. Con un raro canto a la libertad y la liberación donde la belleza convive con lo truculento.
Bella metáfora fundida en el horror.
[Leer más +]
106 de 129 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Miradas
Cuando el miedo no tiene una forma exacta, cuando el misterio se propaga a través de los errores humanos, cuando la locura se desata frente a la desgracia y cualquier acto realizado para enmendarla hunde más a los implicados en ese pozo oscuro de la culpa.

Cuando todo ello sucede, la inquietud nos asalta y nos dirige atentos por esta pequeña obra que con sencillez y determinación va desvelando lo que existe tras todas las máscaras que ocultan los secretos de ese dulce hogar lleno de tristeza y ausentes reflejos.

"El futuro debería haber existido hace mucho tiempo." Con esta obsesión aparece un padre que quiere cicatrizar su mayor dolor, la vida y el rostro destrozado de su hija. Ella vaga perdida entre las habitaciones que conforman su esclavitud mientras recibe el apoyo de la ayudante, esa mujer inquietante que parece deber más de lo que posee.

Son los tres rastros que seguir bajo un fundamento básico, el horror frente a humanos que enfrentan sus maldiciones. Aparece la intriga, el desafío a lo físico, la obsesión, el miedo, la insania que les producen esos resultados fallidos de continuar con la aparente normalidad. Porque bajo las máscaras que ocultan la trágica verdad, se van creando nuevas caretas imposibles de quitar que transforman a los tres desdichados seres, disfrazados de personas para la ocasión.

El terror no siempre se expresa entre gritos y enérgicas carreras, un rostro de porcelana de perfil triste y un bisturí de dimensiones perfectas nos encoge en nuestros asientos esperando desvelar el impactante final que transporta las miradas hacia el exterior, en un ambiente enrarecido, oculto, mentiroso... espléndido.
[Leer más +]
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil