arrow

Cartesius (TV) (1974)

7,1
92
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La película dramatiza el interés de Descartes (Ugo Cardea) en las nuevas teorías científicas y sus discusiones con los astrónomos Constantin Huygens (Renato Montalbano) y Ciprus (Vernon Dobtcheff). Su vida sentimental se ve reflejada en las relacionnes que mantiene con su sirvienta Elezac (Anne Pouchie), a la que dejará embarazada, negándose a reconocer abiertamente al hijo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Cartesius (TV)
Duración
152 min.
Guion
Roberto Rossellini, Marcella Mariani, Luciano Scaffa, Renzo Rossellini
Música
Mario Nascimbene
Fotografía
Mario Montuori
Productora
Coproducción Italia-Francia; Office de Radiodiffusion Télévision Française (ORTF) / Orizzonte 2000 / Radiotelevisione Italiana (RAI)
Género
Drama Biográfico Siglo XVII Telefilm
8
La vida de Descartes.
La película se enmarca en el siglo XVII e ilustra la biografía del gran filósofo René Descartes. Rossellini intenta reflejar el pensamiento del autor y los acontecimientos vitales que lo marcaron principalmente. Al estilo de como lo hace en otras obras del mismo cuño como "Sócrates", largometraje también muy recomendable.
El film se mantiene muy fiel al pensamiento y a la época y conforma una buena atmósfera que nos ayuda a entender por qué el siglo anterior a la Ilustración estableció firmemente las bases de la actual ciencia.
Por lo demás la dirección y las interpretaciones son correctas, la música quizás mejorable, aunque lo más destacable es la sensación de vivir el renacer del saber científico en la astronomía, la anatomía, la física y las matemáticas. Todo ello bien narrado y acompañado de detalles sobre Descartes que seguramente ignorábamos.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Digno testamento artístico
La apuesta de la TV italiana de los setenta por divulgar las vidas y obras de los grandes filósofos a través de “biopics” hoy parece una marcianada, buena prueba de la degeneración del medio de un tiempo a esta parte. Porque entonces no era algo tan raro. De hecho, por esa misma época —incluso antes— Chicho Ibáñez Serrador andaba adaptando a Poe para el ente público patrio en sus “Historias para no dormir”. Mejor no hablar de lo que, en su lugar, se nos ofrece ahora.
Dicho lo cual y reiterando el encomio a la valentía de sus responsables, conviene aclarar que esta “Cartesius” está más próxima al docudrama que a un film al uso. No podía ser de otro modo, habida cuenta de que la peripecia vital de René Descartes, con todo y haberse desempeñado en su juventud como soldado y viajado por media Europa, no se presta precisamente a una película de acción. En consecuencia, integra “Cartesius” una colección algo inconexa de “tableaux vivants” que, en cuanto tales, adolecen de cierto envaramiento. Asimismo, los diálogos son rehenes de una vocación didáctica excesiva, declamatorios vehículos para la exposición “clara y distinta” —puesto en términos cartesianos, con perdón de la pedantería— de las ideas clave del pensador turenés.
No obstante, la belleza de cada escena por separado resulta indiscutible. El encuadre, minucioso y pictoricista, remite a los sobrios interiores de Vermeer y especialmente a Rembrandt —la influencia de “La lección de anatomía del doctor Tulp” y de “Los Síndicos de gremio de pañeros” es evidente e indisimulada—. A fin de cuentas, tras la cámara se encuentra Roberto Rossellini, uno de los grandes renovadores del cine desde que, haciendo de la necesidad virtud, se sacara de la manga el Neorrealismo italiano, movimiento de vastísima influencia cuyos ecos se oyen, entre muchos otros, en la “Nouvelle vague” francesa y el “Free Cinema” británico. “Cartesius” puede considerarse su carta de despedida, de la ficción al menos—claro que, con las precauciones antedichas— pues todavía rodaría un par de documentales antes de morir en 1977. En cualquier caso, un dignísimo testamento artístico.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil