arrow

La trampa del diablo (1962)

7,2
126
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Siglo XVIII. A una aldea bohemia llega un nuevo párroco que adopta una actitud inquisitorial sobre la vida y costumbres de sus feligreses, tratando de averiguar si en su grey se oculta alguna oveja negra. El elemento discordante resulta ser un maduro molinero, que destaca por saber interpretar los signos de la tierra y del clima. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Checoslovaquia Checoslovaquia
Título original:
Dáblova past (The Devil's Trap)
Duración
85 min.
Guion
Frantisek A. Dvorák, Milos Václav Kratochvíl
Música
Zdenek Liska
Fotografía
Rudolf Milic (B&W)
Productora
Filmové studio Barrandov
Género
Drama Siglo XVIII Religión Nueva Ola Checoslovaca
10
La poética de la geología
Otro drama histórico y poético de uno de los mejores directores de la nueva ola checoslovaca . Esta historia tiene lugar en el karst de Moravia a principios del siglo XVIII, una zona geográfica famosa por su fascinante geología: cuevas, galerías, ríos subterráneos. Precisamente la naturaleza es la protagonista de esta película, ya que la misteriosa geología de la zona es el origen de leyendas y mitos. Una familia de molineros que vive allí desde hace generaciones conoce los secretos naturales del lugar y los utiliza para obtener agua, sin embargo su conocimiento de la naturaleza choca con las supersticiones y con la Iglesia, que ve al diablo en cualquier fenómeno natural sin explicar.
La historia deviene en un conflicto entre el poder y la sabiduría popular, maravillosamente narrado y filmado. Con una fotografía espectacular, y unas brillantes actuaciones de los protagonistas, esta película es, junto a Marketa Lazarová y El valle de las abejas, una de las cumbres de la filmografía de Vlácil, (que no tiene nada que envidiar a Bergman).

Esta película es algo menos simbólica y poética que Marketa Lazarová (fue rodada seis años antes), y por ello más dinámica, aunque está también rodeada de una aureola de misticismo. La historia principal es sencilla (un molinero que se enfrenta a la Inquisición) pero está rodada de manera que atrapa, y es un goce para los sentidos. Cada escena está cuidada al detalle, la cámara siempre lleva al espectador adonde debe. A destacar la música de Zdenek Liška que subraya cada emoción.
Una maravilla.

Nota- El apellido del director Vlácil lleva un acento circunflejo invertido sobre la c, y el nombre del musico Zdenek, sobre la segunda e. No los puedo poner...
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil