arrow

Eating Out 2: Sloppy Seconds (2006)

4,6
184
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Kyle (Jim Verraros) intenta ligarse a Troy (Marco Dapper), un guapo modelo de desnudos recién llegado a la ciudad. Aconsejado por sus amigas Gwen (Emily Brooke Hands) y Tiffani (Rebekah Kochan), Kyle se hará pasar por hetero para conquistar el corazón de Troy, con lo que acabará apuntándose a una asociación para ex-gays y se echará novia. Pero Marc (Brett Chukerman), el ex-novio de Kyle (interpretado por Ryan Carnes en la primera parte), decide su propia estrategia: quedarse con el modelo mostrando su lado más gay. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Eating Out 2: Sloppy Seconds
Duración
79 min.
Guion
Phillip J. Bartell, Q. Allan Brocka
Fotografía
Lisa Wiegand
Productora
EOSS Productions / Ariztical Entertainment
Género
Romance Comedia Homosexualidad Secuela
Grupos  Novedad
Eating Out
2
Segundas partes…
En nada me ha gustado si comparo con la anterior “Eating out” de 2004 a pesar de tener casi el mismo guión, no en vano Q. Allan Brocka, director y guionista de la primera de la saga, aparece aquí como coguionista. Quizás la espectacularidad del objeto del deseo y el impacto de su aparición en escena sean un aliciente para ver esta película en el caso de que te interese el mundo gay, o en este caso los hombres jóvenes y bien proporcionados, o quizás debería decir “dotados”. Las situaciones son tratadas con mucha menos maestría por un director que parece estar aprendiendo y al que se le van los actores de la mano, en particular Rebekah Kochan que llega a ser parte fundamental de la película aportando una actuación que llega a ser el mejor conducto para esta comedia. Esta película no estará entre mis películas favoritas, ni siquiera entre las que no me importaría ver otra vez.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Si te gustó la primera esta la vas a amar.
Pues a mí la primera me gustó pero me pareció simplemente interesante porque a pesar de que la idea es simpática y tiene buenos personajes y mucha comicidad los actores no lo hacían demasiado bien y la comedia no estaba del todo presente en todo el metraje.

Esta en cambio es buenísima, los actores se ve que se lo curraron más porque lo hacen todos genial. Rebekah Kochan aparece más y me gusta porque creo que es uno de los mejores, si no el mejor, personaje de la primera película. También aparece Mink Stole, colaboradora habitual de John Waters —«eres una auténtica fo**adora de cerdos» (frase de «Los asesinatos de mamá»), esa escena del juicio es casi lo mejor de la película— y que aquí ya se le ve mayor, igual es la más floja de todos.

Es un poco lío porque hay actores que aparecen haciendo personajes de la primera, por ejemplo, Brett Chukerman («The curiosity of Chance») aparece aquí haciendo del compañero de piso de Emily Brooke Hands interpretado por otro actor en la primera. Luego también tenemos al chulazo de la película Marco Dapper que es el del póster y que madre mía, no diré más, se le ve el pene —creo que es un prostético— por cierto.

Por lo demás y terminando, creo que la comedia de embrollo que le faltaba a la primera aquí está de sobra, no que sobre sino que está muy bien empleada y como ya digo hace que ames la película. Un ocho de que no es que te vaya a encantar sino que la vas a amar.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica