arrow

Ricardo III (1995)

Ricardo III
Trailer
6,5
943
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Inglaterra, 1930. Versión actualizada del drama homónimo de Shakespeare. Ricardo III, un hombre al que la naturaleza le ha negado todo encanto físico, vive dominado por la ambición de poder. La conspiración, el crimen y el engaño son sus armas naturales; y la piedad, la compasión y la amistad sólo artimañas para someter a quienes le rodean. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Richard III
Duración
107 min.
Guion
Richard Loncraine, Ian McKellen (Teatro: William Shakespeare)
Música
Trevor Jones
Fotografía
Peter Biziou
Productora
MGM
Género
Drama Histórico Años 30
Grupos  Novedad
Shakespeare: Ricardo III
"Cinematográfica versión (muy actual) de la obra de Shakespeare. (...) Antológico papel de McKellen"
[Cinemanía]
"Potente y barroca. Puesta en escena impactante y turbia. Obra de riesgo, con sus inconvenientes"
[Diario El País]
6
¡Un tanque, un tanque! ¡Mi reino por un tanque!
Adaptación de la obra de Shakespeare a una hipotética dictadura fascista en la Inglaterra de mitad del siglo XX.

Como curiosidad no está mal, pero a mí personalmente me gusta más que se respeten los tiempos originales de la obra, que por aquí ya tenemos mucho Calixto Bieito haciendo lo mismo para parecer muy rompedor.. qué guay, qué moderrrrrrrrno, qué imbécil.

Claro que cuando se modernizan estas cosas luego pasa lo que pasa... que parece un poco ridículo en pleno siglo XX intentar cambiar un reino por un caballo... a no ser que te lo chutes, claro.
[Leer más +]
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No es la definitiva
Shakespeare estaba fascinado por la historia, no del todo cierta, del jorobado rey inglés que escribió en 1591, siendo por tanto una de sus primeras obras, de las denominadas tragedias. La mejor manera de hacerlas llegar a los espectadores actuales es la adaptación a tiempos más conocidos por todos, de este modo saboreamos sus matices. Pero Shakespeare es Shakespeare y Loncraine es Loncraine. El lucimiento de los excelentes actores del elenco es variado, y sólo entendemos presencias como la de Maggie Smith o una perdidad Kristin Scott Thomas, tan fácil de convencer por Ricardo, por tratarse de una obra del bardo. Ian MacKellen deja de lado la pluma- que muestra en actuaciones gay- para interpretarnos a uno de los malos más malvados del teatro de manera convincente. Pero el problema es que los demás personajes sean tan tontos. Así es malo cualquiera.
[Leer más +]
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil