arrow

Nuestra música (2004)

Nuestra música
Trailer
6,6
999
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El filme está compuesto de tres partes, respectivamente tituladas: Reino 1. Infierno; Reino 2: Purgatorio y Reino 3: Paraíso. El infierno, de una duración aproximada de siete u ocho minutos, se compone de distintas imágenes de guerra, sin orden cronológico o histórico. Aviones, tanques, buques de guerra, explosiones, fusilamientos, ejecuciones, poblaciones en fuga, campos devastados, ciudades destruidas, etc. Todo tanto en blanco y negro como en color. Las imágenes quedan mudas, acompañadas por cuatro frases y cuatro músicas (piano). El purgatorio, de aproximadamente una hora de duración, se desarrolla en nuestros días en la ciudad de Sarajevo -mártir entre otras - con ocasión de los Encuentro Europeos del Libro. Se trata de conferencias o de simples conversaciones sobre la necesidad de la poesía, de la imagen de uno mismo y el otro, de Palestina e Israel, etc., producidas tanto por personas reales como por personajes imaginarios. Una visita al puente de Mostar en reconstrucción simboliza el intercambio entre culpabilidad y perdón. El paraíso, de más o menos una duración de diez minutos, muestra a una joven - ya vista en la última secuencia - que, habiéndose sacrificado, alcanza la paz en una pequeña plata a orillas del mar, custodiada por unos cuantos marines estadounidenses. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Notre musique
Duración
79 min.
Guion
Jean-Luc Godard
Fotografía
Julien Hirsch
Productora
Coproducción Francia-Suiza; Avventura Films / Les Films Alain Sarde / Périphéria / France 3 Cinéma / Canal+ / Télévision Suisse-Romande / Vega Film
Género
Drama
"Otra lección del maestro"
[Diario El País]
"Muy buena. (...) Godard filma como se escribe poesía, se compone música o se arma un collage. (...) genial montaje inicial de planos de cine bélico (...) Viendo "Notre Musique" se comprende por qué Godard es irremplazable y también por qué hay tanto interés en jubilarlo."
[Diario ABC]
7
Reflexión antibelicista en Sarajevo
Realización de Jean Luc Godard, en la que interviene como guionista, director, montador e intérprete. Rodada en Sarajevo, Mostar y otras localidades, suma ficción y fragmentos documentales. Obtuvo dos nominaciones a los premios de la Academia de Cine Europeo (actriz y guión). Fue elegida por la FIPRESCI mejor película del año.

La acción tiene lugar en Sarajevo, Mostar y otras localizaciones en 2003/04. Narra la historia de Olga Brodsky (Sarah Adler), periodista judía de nacionalidad francesa y ascendencia rusa, que visita Sarajevo con motivo de los "Encuentros sobre el libro". En una ciudad en reconstrucción se siente movida a explorar los horrores de la guerra que devastó la ciudad, que evocan guerras anteriores y posteriores. Atribulada por las dimensiones del sufrimiento humano y la crueldad de todas las guerras, decide dar testimonio de la insensatez y arbitrariedad de la guerra y la necesidad de la paz.

La película se divide en tres "reinos", diseñados como en la Divina Comedia: infierno, purgatorio y cielo. En el infierno se ven imégenes estremecedoras de los campos de exterminio nazis, bombardeos incendiarios, niños guerreros, feroces luchas cuerpo a cuerpo, masacres y horror sin límites. El purgatorio focaliza la atención en la estancia por unos días en Sarajevo de Olga y otros personajes como Goytisolo y Godard. Las reflexiones que la ciudad sugiere a los personajes permite a Olga recoger ideas, pensamientos y observaciones sobre la guerra. Se establece que la guerra sólo mata, porque radicaliza las posiciones de los vencidos y los convierte en protagonistas tan fuertes que se hacen invencibles por la fuerza. La guerra es la máxima expresión de la brutalidad humana. La cultura y la educación son los únicos referentes que pueden detenerla. El paraíso es un lugar idílico, frondoso y fértil, en el que Olga/Eva y su compañero se deleitan comiendo el fruto del árbol del bien y del mal, indicación de que la muerte entrará allí con su secuela de crímenes y guerra.

La música hilvana emotivos fragmentos de obras de Sibelius, Monk, Tchaikovsky y otros. La fotografía suma contraluces, paisajes devastados, imágenes de ficción y documentales, en una mezcla confusa e indefinida, que sugiere que todas las guerras son parte de la misma carnicería. El guión se explica en términos femeninos: Olga es la que observa, registra imágenes y realiza entrevistas. Como en otros films del autor, el espectador mira a través de los ojos de una muchacha. La interpretación de Sarah Adler es contenida, ajustada y adecuada. La dirección apoya sobre un relato sucinto una extensa exposición de ideas, que le convierte más en filósofo que en narrador.

La película, con algunos errores de apreciación, trasmite la impresión de que es imposible detener la orgía de guerra, destrucción y muerte en la que se mueve la Humanidad.
[Leer más +]
21 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Mi rio Neretva
Tenia muchísimas ganas de ver esta película. Cuando empieza el filme estoy concentrado, preparado para cualquier filosofía que quiera plantearme el director. Pasan 30 minutos y me siento confuso. Creo seguir mas o menos el argumento, y no me convence. Rápidamente achaco la culpa a mi persona, joder, este director es perro viejo, pienso yo. Pero la película sigue y también sigue sin convencerme. En unas cuantos momentos parece que la película va a recuperar el vuelo que tenia en esos primeros minutos. Pero no termina de despegar. Por muy poco. La idea es brillante. Pero no me llega al corazón. A veces me pierdo con la filosofía que trata de mostrarme, y me irrito conmigo mismo por no estar a la altura. La pareja de gafa pastas que están conmigo en la sala ( no hay nadie más) si parecen disfrutar, irritándome aun más. El final recupera un poco el tono del inicio, pero la experiencia no ha sido la esperada. A parte de algunas frases sueltas bastantes idealistas y de la conversación final en Sarajevo y tal vez el final de la protagonista ( que no es prota pero que a estas alturas explicar eso es harto complicado), pues la verdad la película no me hizo reflexionar ni mover mi posición inicial sobre el conflicto palestino, por ejemplo. Pero tiene dos memorables presencias. Una es la buena fotografía y la otra es poder volver a ver mi rió Neretva, en la ciudad mágica de Mostar. Por lo demás salí bastante desilusionado de mí mismo.
[Leer más +]
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil