arrow

El Alamein - La línea de fuego (2002)

El Alamein - La línea de fuego
Trailer
6,3
98
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante la II Guerra Mundial, en El Alamein, al norte de África, se cierra el paso al ejército italo-alemán, que se ve forzado a retirarse. Junto a los Africa Korps alemanes y contra los ingleses, también hay italianos, que conforman un ejército mal armado aunque valiente, totalmente abandonados a su suerte, pero orgullosos y capaces de realizar actos heroicos frente a un enemigo mucho más fuerte y a un aliado que los desprecia. Las divisiones Ariete, Trieste, Pavia y Brescia, los paracaidistas de Folgore y el batallón XXXI de Genio cumplen con su deber perfectamente, a pesar de las enormes dificultades a las que se enfrentan, con soldados en las líneas de frente, luchando contra la disentería y la sed, en condiciones imposibles, dentro de un entorno hostil en el que los hombres luchan diariamente por su supervivencia. La película se centra en las vidas íntimas y las experiencias emocionales de esos soldados atrapados en la batalla, revelando sus miedos y sus esperanzas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
El Alamein
Duración
117 min.
Guion
Enzo Monteleone
Música
Aldo De Scalzi, Pivio
Fotografía
Daniele Nannuzzi
Productora
Cattleya / Ministero per i Beni e le Attività Culturali (MiBAC)
Género
Drama Bélico II Guerra Mundial África
6
Ya la has visto, créeme.
Has visto esta película antes de que hayas decidido sentarte delante de la tele....con esto no quiero decir que no la veas, pero créeme, ya las has visto. La has visto porque es la típica historia de soldados perdidos en el frente o en la retaguardia, abandonados a su suerte y que no tarden en descubrir que en la guerra, lejos de lo que les prometieron, no hay gloria...sólo hay muerte.

Sin embargo, a pesar de contar con un argumento manoseado con perversión, se dejan ver los 117 minutos que dura. La ternura de los personajes, sus diálogos rellenos de clichés, la fotografía, la música consiguen condimentar un producto comestible, no sé si sin ambición, pero cuando menos digerible.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil