arrow

Los Simpson: La casa-árbol del terror IV (TV) (1993)

7,7
3.468
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En el tríptico anual de terror, Bart presenta tres historias de noche de Halloween basadas en cuadros de "la galería del espanto": en una, Homer vende su alma a Ned Flanders a cambio de un donut; en otra, Bart ve un malvado gremlin al lado del autobús; en la última, una parodia del Drácula de Francis Ford Coppola, Mr Burns es el famoso vampiro. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Simpsons: Treehouse of Horror IV (TV)
Duración
22 min.
Guion
David Silverman, Conan O'Brien, Bill Oakley, Josh Weinstein, Greg Daniels, Dan McGrath, Bill Canterbury (Libro: Bram Stoker. Personajes: Matt Groening)
Música
Alf Clausen
Fotografía
Animation
Productora
20th Century Fox Television / Film Roman / Gracie Films
Género
Animación Comedia Comedia de terror Parodia Vampiros Sobrenatural Halloween Los Simpson Mediometraje Telefilm
Grupos  Novedad
Drácula Los Simpson La casa-árbol del terror (Los Simpson)
8
Una crítica cualquiera de un tipo cualquiera
En ya su segundo especial de Halloween, David Silverman (responsable de cinco especiales más), uno de los directores del primer capítulo de Los Simpson, Los Simpson: Buenas noches (el cual recomiendo a todos los empedernidos fans de esta magnífica serie), y a su vez, director asiduo de ésta, nos presenta una nueva parodia de terror. Los clichés son los mismos de siempre: se cambia la personalidad de algún personaje como excusa argumental de una de las historias (véase Ned Flanders en esta ocasión), se finaliza de forma trágica (pero siempre con un humor peculiar), se producen algunas muertes brutas (sin dejar de ser un episodio para todos los públicos), se producen algunas situaciones llenas de fantasía y sin sentido (desde el buen sentido de la expresión) y de paso, se parodia alguna película (esta vez, Drácula de Bram Stocker y Los Gremlins).

El mérito que tienen estos especiales es el hecho de crear humor a partir del terror. Su objetivo no es otro que el de hacer reír, de una forma distintiva respecto a la mayoría de capítulos de la serie. Esto es más bien una tragicomedia realmente divertida que funciona a la perfección. Se nos cuentan pequeñas historias que no decaen, muy probablemente debido a su corta duración, pero que resultan muy recomendables.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil