arrow

Río Bravo (1959)

Río Bravo
Trailer
8,0
20.799
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El sheriff Chance (John Wayne) encarcela por asesinato al hermano de un poderoso terrateniente que intentará liberarlo por todos los medios. Para impedirlo, Chance cuenta con la colaboración de dos ayudantes: un alcohólico (Dean Martin) y un viejo tullido (Walter Brennan), a los que se une un joven y hábil pistolero llamado Colorado (Ricky Nelson). Todos ellos se encierran en la oficina del sheriff para impedir que el preso pueda ser liberado antes de que llegue la autoridad estatal para llevárselo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Rio Bravo
Duración
141 min.
Guion
Leigh Brackett, Jules Furthman (Historia: B. H. McCampbell)
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Russell Harlan
Productora
Warner Bros.
Género
Western
Howard Hawks es, probablemente, la prueba más evidente de que nunca se hizo mejor cine que cuando éste se consideraba un oficio artesanal. Responsable de obras maestras en casi todos los terrenos, ésta es la correspondiente al género por excelencia: el western. Se sintió tan a gusto contando la historia de un sheriff que debe defender la legalidad con la ayuda de un alcohólico, un viejo, un jovencito inexperto y una mujer, que la repitió -con ligeras variaciones- dos veces más: en “El Dorado” (1967) y en “Río Lobo” (1970). Pura sabiduría narrativa, pura diversión, puro cine. Una obra maestra absoluta.
[FilmAffinity]
"Excepcionales interpretaciones para un título legendario del western que, pese a su larga duración, no le sobra ni un solo minuto. Un clásico"
[Diario El País]
10
Río Bravo es como las madres, no hay más que una.
Obra maestra. Podría quedarme con estas dos palabras para definir esta película, pero me apetece hablar de esta joyita, de los mejores western de la historia y de las mejores películas en general. ¿Por qué me gusta tanto? Por muchas cosas:

1. Por el arranque espectacular que tiene, sin una sola palabra, ni falta que hace.

2. Por los actores, John Wayne en el papel de sheriff, Dean Martin de amigo borracho enamorado al que Wayne ayuda a salir de la crisis, Walter Brennan de viejo cascarrabias tullido con el que te partes, Ricky Nelson de joven inexperto pero valiente y Angie Dickinson poniendo malito a todo el personal con su físico e inteligencia.

3.Por como está dirigida por Howard Hawks, dos horas largas de película, en las que los pocos escenarios que salen son la comisaría, la calle, el saloon y poco más. En este espacio y en este tiempo se desarrollan escenas cotidianas, ir a por comida, hacer la ronda, dar un paseo, unas conversaciones, tocar la guitarra... todo contado de una forma amena y manteniendo en vilo al espectador.

4.Por las dos canciones que se marcan al alimón Dean Martin y Ricky Nelson, magnificas voces acompañadas por Walter Brennan, que hará que más de uno se tronche de la risa.

5.Por la música de Dimitry Tiomkin, para variar.

6.Porque en esta película John Wayne no es su personaje, John T. Chance, sino John Wayne. Un tipo duro, sí, pero también un amigo de verdad (por no dejar que Dean Martin siga sumido en una profunda crisis personal), un profesional que intenta cumplir con sus obligaciones, y por qué no, un ligón, a pesar de ser muy feo.
sigue en el spoiler...
[Leer más +]
149 de 162 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El western jamás morirá mientras alguien, en algún lugar, vea por primera vez "Rio Bravo"
Todos los amantes del western tenemos nuestras preferencias. La genialidad de cineastas como Ford, Mann, Peckinpah o Leone resulta tan genuina y acusada que su cine suele generar en el espectador un grado de devoción prácticamente ilimitado. Yo me decantaría por los dos últimos pero, curiosamente, si me viera obligado a escoger un solo western capaz de aunar las claves y el espíritu global del género, mi principal opción sería “Rio Bravo”, de Howard Hawks. Y no creo que fuera el único.

Probablemente “Rio Bravo” no sea el mejor western jamás rodado. Es más, para mi no lo es. Ello no impide, no obstante, que le guarde a la peli de Hawks un cariño especial y que la considere como un inmejorable paradigma para que cualquier neófito deseoso de adentrarse en el legendario universo del far west pueda hacerlo a través de ella.

Os contaré una anécdota. En cierta ocasión tuve que apuntar con un Winchester (figuradamente, claro) a una amiga-usuaria muy especial para que me revelara cuál sería el único western que salvaría ante una hipotética hecatombe nuclear. Tras resoplar varias veces y maldecir todos los huesos de mi cuerpo, masculló: ¿Sólo uno?. Me has matado. Ufff!!!... “Rio Bravo”. Su traumática elección me animó a revisar nuevamente la peli de Hawks. Quería corroborar si la magia de su recuerdo permanecía aún allí. Inalterable y eterna.

Afortunadamente, el sheriff Chance (John Wayne) seguía allí, en Presidio, con su firmeza e integridad intactas. A su lado, un atormentado borrachín (Dean Martín) y un tullido cascarrabias (Walter Brennan), se mantenían incombustiblemente fieles a su sheriff, patrullando las calles y custodiando esa famosa celda mientras los secuaces de Burdette aguardaban la ocasión propicia para liberar al detenido. Feathers (Angie Dickinson) permanecía aún en el hotel, bellísima y espléndida, como siempre. Renunciando una y otra vez a coger esa maldita diligencia que habría de separarle de Chance para siempre.

Y, como la primera vez, el viejo Hawks me sorprendió nuevamente en el saloon. Con ese patadón a la escupidera y ese certero balazo a un contrapicado traidor. Con esa sabia combinación de drama, comedia, acción y romance. Con esa capacidad narrativa tan cómoda y natural. Con esa canción del degüello que sublima aún más, si cabe, una peli muy muy grande.

Aquella noche me acosté convencido de una cosa. El western jamás morirá mientras alguien, en algún lugar, vea por primera vez “Rio Bravo”.
[Leer más +]
98 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil