arrow

Timadoras compulsivas (2019)

Timadoras compulsivas
Trailer
4,6
565
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos artistas del engaño, una de clase alta y la otra de los barrios bajos, deciden unirse para timar a los hombres... Remake de la comedia de 1988 'Dirty Rotten Scoundrels'. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Hustle
Duración
94 min.
Estreno
10 de mayo de 2019
Guion
Jac Schaeffer (Historia: Stanley Shapiro, Paul Henning, Dale Launer)
Música
Anne Dudley
Fotografía
Michael Coulter
Productora
MGM / Pin High Productions / Camp Sugar
Género
Comedia Remake Robos & Atracos
2
Jac Schaeffer Confía demasiado en golpes y efectos de bajo caché.
Timadoras compulsivas es un remake de Un par de seductores, largometraje que Frank Oz dirigió en 1988 y que contó con Michael Caine y Steve Martin como protagonistas indiscutibles. La costa del sur de Francia, los variados e imaginativos timos de los protagonistas y los marcados contrastes entre los dos caracteres principales son algunos de los elementos del título original que podemos encontrar en esta nueva versión.

Sustancialmente no hay grandes diferencias entre ambas: el hecho de que las protagonistas pasen a ser mujeres no cambia el argumento ya que se respeta con acierto el choque de caracteres. Y en lo básico de la trama las dos discurren por el mismo camino. No obstante, el resultado final no puede ser más dispar.

Aunque el humor es la característica fundamental de los dos films y ni uno ni otro abandona en ningún momento el género de la comedia, Un par de seductores discurre durante todo el metraje por una inteligente y enrevesada maraña de mentiras, falsedades, zancadillas y engaños que obligan al espectador a compatibilizar la risa constante con la atención permanente para no perder el hilo de los trabajos de los protagonistas. Timadoras compulsivas, sin embargo, tras un planteamiento brillante, atractivo y muy bien pensado, descuida conforme avanza la intriga delictiva para basarse casi exclusivamente en los golpes de humor. Estos, omnipresentes, funcionan en los primeros compases, pero van perdiendo fuelle al tratarse de una repetición, en bucle y vulgar, de los aspavientos de una Rebel Wilson que vuelve a interpretarse a sí misma.

Sin el referente original Timadoras compulsivas, seguiría siendo una película mediocre y decepcionante. Mas yendo sin muchas expectativas (y manga ancha en cuanto a lo vulgar), sirve para pasar un rato entretenido. Incluso, me atrevo a añadir que puede invitar, si queremos sacar provecho del visionado, a reflexionar sobre la evolución del cine en los treinta años que han pasado desde la propuesta de Oz. Y no me refiero tanto al llamado “empoderamiento” femenino que ha transformado al tándem Caine-Martin en el de Hathaway-Wilson, sino más al hecho de la profesionalidad con la que se encara un proyecto exclusivamente dedicado a la diversión. Parece como si el hecho de realizar una comedia diese carta blanca para chapucear con el guion y no meter cabeza para culminar un trabajo bien hecho. Eso teniendo en cuenta, además, que tampoco la versión original era una obra de Arte; simplemente parecía que se tomaba más en serio al público y no se conformaba con presentar un trabajo a medio hacer.

www.contraste.info
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Hombres tontos y malos
Película entretenida y dinámica que no tarda en conectarte a la historia. Hasta aqui todo lo bueno. No sabría por donde empezar para analizar el cúmulo de sinsentidos, despropósitos y malas decisiones porque son demasiadas. Numerosísimos fallos de guión, trama infumable, casting mediocre, planteamiento absurdo y contradicciones morales constantes. El personane de Anne Hathaway no sabes muy bien donde colocarlo. Demasiado recatada para un papel en el que los hombres (que son todos tontos, malos y unos salidos), son facilmente engañados por una mujer cuya intención es seducirles para aprovecharse de ellos. Rabel Wilson hace de Rabel Wilson ya que película tras película hace directamente el mismo papel. Hay gente que le hace gracia y mucha gente que no. En el cine hoy se reían dos personas. Literalmente dos, las dos chicas que tenía a la derecha.

Si que es verdad que el humor es algo subjetivo, que el doblaje es bastante pésimo y que dentro de lo malo el mayordomo tenía su gracia. Seguramente porque era fácil sobresalir en comparación con el resto. Humor a parte, la trama es tan absurda que me planteo si los guionistas llegaron a un punto en el que no sabían por donde tirar y directamente improvisaron. Por otro lado, el nivel de los timos es un insulto al espectador. Entiendo que es una comedia y no se pretende algo original ni complejo, pero podrían haber subido algo más el nivel que un " mi hermana nació plana y se quiere operar el pecho".

Para el final dejo el tema del mensaje de la película. Es verdad que hoy en día el feminismo vende muchísimo y que hay y habrá muchas " Capitana Marvel" porque tienen tirón. Sin embargo aqui parece más que se rian de los espectadores, de cualquiera que vea algo realista en que todos los hombres del mundo ( todos los que salen en la película), son malas personas, no muy inteligentes o unos salidos. Casi siempre las tres cosas. Los millonarios son tontos, poco espabilados y han conseguido su fortuna por casualidad. Por si fuera poco, la película nisiquiera es coherente; si quieres transmitir un mundo hipersuperficial y machista con las mujeres, en el que las guapas lo tienen todo por ser guapas, las chicas que no tienen un buen físico se buscarían la vida cultivando el cerebro, y las guapas serían superficiales y tontas. Sin embargo aqui la chica guapa es lista, sofisticada e inteligente, y la chica gorda es torpe, vulgar y menos espabilada...Despropósito compulsivo.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil