arrow

El otro señor Klein (1976)

6,8
761
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
París, 1942. A pesar de la ocupación de Francia por los nazis, Robert Klein (Alain Delon), un hombre pragmático y desprovisto de ideales, lleva una existencia feliz y despreocupada: tiene un hermoso apartamento, una amante y un negocio floreciente. Los problemas surgen cuando la policía lo busca, sospechando que es judío. Robert acaba averiguando que existe otro señor Klein, de origen judío, con quien podría ser confundido. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Monsieur Klein
Duración
123 min.
Guion
Fernando Morandi, Costa-Gavras, Franco Solinas
Música
Egisto Macchi, Pierre Porte
Fotografía
Gerry Fisher
Productora
Coproducción Francia-Italia;
Género
Drama Intriga Thriller Nazismo Crimen Policíaco
7
Klein contra Klein
Segunda colaboración del realizador Joseph Losey con el actor Alain Delon. Escriben el guión Franco Solinas (“Kapo”, Pontecorvo, 1959), Fernando Morandi y Constantin Costa-Gravas (no acreditado). Se rueda en escenarios exteriores de Paris y Estrasburgo y en los platós de los Estudios de Boulogne (Boulogne-Billancourt), con un presupuesto de 3,5 M dólares. Nominado a la Palma de Oro (Cannes), gana tres César (dirección, film y decorados). Producido por Alain Delon y Robert Kuperberg (no acreditado) para Adel Productions, Lira Films, Mundial Films y Nova Films, se proyecta por primera vez en público el mes de mayo de 1976 (Festival Cannes).

La acción dramática tiene lugar en Paris y Estrasburgo entre enero y julio de 1942, en tiempos de la ocupación nazi de Francia durante la IIGM. Robert Klein (Delon) es un próspero anticuario parisino que se aprovecha de la situación de necesidad de los judíos para adquirir obras de arte a precios de ganga. Carece de ideales políticos y mira con indiferencia los acontecimientos que vive el país. Un día recibe por correo postal una publicación judía que sólo se distribuye entre suscriptores. El hecho le preocupa y decide investigar.

El film suma crimen, drama, misterio y guerra. El relato desarrolla una historia que enfrenta a un personaje pragmático, desprovisto de ideales, que goza de buena posición y muchas relaciones sociales, con otro, de origen judío, que tiene su mismo nombre, su mismo apellido, una edad similar, una apariencia que muchos confunden con la suya y una gran capacidad de confundir y engañar. Se establece un juego parecido al del ratón y el gato, que a medida que avanza descubre una maraña espesa de misterio e intriga crecientes, que alcanza formas y dimensiones casi fantásticas. Dibuja con acierto y eficacia la frialdad del protagonista. Reproduce con vigor la atmósfera de autoritarismo, impunidad, control policial, desconfianza y temor que vive la población. Explica sin disimulos el fenómeno del colaboracionismo francés. Muestra la progresión que experimenta la persecución de los judíos y el comienzo de las deportaciones a los campos de exterminio nazis. Explica los hechos históricos que rodearon las detenciones masivas de judíos y su internamiento temporal en el Velódromo de Invierno durante la noche del 16 al 17 de julio de 1942 (“Rafle du Vel’d’hiv”). Algunos dicen que el film es una pesadilla filmada.

La película guarda relación con obras de Kafka (“Las metamorfosis”, “El castillo” y “El proceso”), que los guionistas tienen en cuenta a la hora de construir la evolución personal del protagonista. Desarrolla una intriga que algunos califican de hitchcockiana por su intensidad y fuerza. Se sirve del distanciamiento respecto de los personajes, a la manera de Bertold Brecht, para subrayar la frialdad del conjunto. El hieratismo del protagonista refuerza, en mayor o menor medida, con mayor o menor acierto, la frialdad de su personalidad y su gélida indiferencia ante el dolor ajeno.
[Leer más +]
35 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El proceso.
265/32(21/07/09) Excelente obra del excelente Joseph Losey, para obsequiarnos con el mejor trabajo de Alain Delon (también productor) como actor, hasta él lo apunta así. Un trabajo que recuerda a "El proceso" de Kafka y con un toque Berthold Brecht en su moraleja de que no te importan los demás hasta que vienen por ti y ya no hay quién te pueda ayudar. El argumento se centra en Robert Klein (Alain Delon) un anticuario que vive en el París ocupado por los nazis, reside en un piso de lujo, rodeado de obras de arte, le compra a judíos cuadros a precios bajos aprovechando que tienen que huir, Klein es un tipo apolítico que no le afecta lo que pasa a su alrededor hasta que recibe una publicación sionista al confundirle con otro Sr. Klein que es hebreo, la policía comienza a hostigarle por ello y él empieza a investigar quién es este misterioso individuo, estas indagaciones le llevan a un callejón sin salida donde todo resulta kafkiano. La historia es un maravilloso retrato de lo que aconteció en Francia durante estos oscuros años, años en que hubo gente que se aprovecho de las desgracias de otros para su enriquecimiento, otros que les resulto indiferente y otros fueron los que sufrieron representado de forma colosal en la última escena en el velódromo. Su puesta en escena es un gran acierto transmitiendo en todo momento el grado de intriga necesario, en el que la tensión se puede mascar, traspasa la pantalla, ayudado por la gran interpretación de Alain Delon que en todo instante el grado de desorientación, nos sentimos como el perdidos en un proceso monstruoso en el que la única salida parece ser encontrar al verdadero Sr. Klein pero que cuanto más cree acercarse a su homónimo más se siente reflejado en él. El film está rodeado de una atmósfera asfixiante apoyado en la gran fotografía de Gerry Fisher, de tonos apagados que nos sumerge en la dramática narración. En el guión se nota la mano del combativo Costa Gavras, luchador en contra de los totalitarismos y experto en la denuncia social. Recomendable a los que gusten de films que no dejan indiferente, de calado, te hará pensar, que está de más. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil