arrow

Death Sentence (1958)

Añadir a listas
Sinopsis
El marido de Paula Frayne, Norman, es una preocupación crónica que muestra su poca atención. Cuando un viejo amigo de Norman aparece y muestra demasiado interés en Paula, Norman se vuelve difícil. Paula se convence de que Norman ya no la ama y se muda de la casa. Ella estaba equivocada, sin embargo. Norman realmente la ama y amenaza con asesinarla para demostrarlo.
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Death Sentence
Duración
30 min.
Guion
Obra: Joel Murcott. Historia: Miriam Allen DeFord
Fotografía
John F. Warren (B&W)
Productora
Shamley Productions. Distribuida por CBS [USA] / Universal Pictures Home Entertainment [USA]
Género
Drama Crimen
6
Asunto no resuelto
Alfred Hitchcock presenta: Death sentence (Sentencia de muerte), temporada 3, episodio 30, dirigido por Paul Henreid en 1958. ¡Nada como refrescarse para sentirse aireado y animoso de cara a lo que le espera al señor Hitchcock! Desde donde se encuentra (con el encuadre apropiado), deja clara su situación para despejar dudas y subidas de tono entre la susceptible audiencia. Pero antes de hacer los últimos preparativos para su personal compromiso, Hitch cree aconsejable ocuparse de una situación añadida en el episodio que hoy nos presenta.

En la intimidad que proporciona el dormitorio de los Frayne: Norman (James Best) y Paula Frayne (Katharine Bard), se generan algunas dudas sobre la tensa situación creada: imposible conciliar el sueño, las dudas y la preguntas no tardan en aflorar por un tema familiar que, junto un mal momento profesional de Norman, no le deja vivir en paz consigo mismo ni con su pasado; su conciliadora esposa trata de hacerle ver que su matrimonio es por amor y no el capricho de un familiar.

Por si no fuera suficiente, cuando un tiempo lejano se presenta sin llamar, siempre genera duda y desconfianza. Durante una visita sorpresa, Al Revnel (Steve Brodie), refresca la memoria a Norman Frayne sobre un pasado en común que les arrastra hasta la necesidad de solucionar un asunto no resuelto por la ausencia forzada de uno de ellos. Conocida la situación social de ambos, Al propone (sin negativa posible) una solución imposible de eludir. La proverbial visita del policía jefe Walt Haney (Frank Gerstle) a Norman, les hace actuar con torpeza y la indisimulada precaución de ambos. La creciente acumulación de problemas en las relaciones entre el matrimonio y Al, obliga a Norman a cometer una acción con la que cree zanjará el insostenible reencuentro.

Sin haber variado demasiado su ubicación, Hitchcock encuentra un mensaje que podría estar relacionado con el relato de hoy pero, por lo que parece, algo más le inquieta: una oferta de trabajo en un país lejano donde buscan desesperadamente un doble de parecido razonable con el personaje propuesto... pero, lo que realmente desea Hitch, es acabar a tiempo su nuevo compromiso para llegar al próximo encuentro con la audiencia, lo cual, le parece más seguro que cualquier dudosa e inesperada oferta laboral.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica