arrow

La calle (1923)

6,6
77
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La calle, es un testimonio directo de la crisis moral que atraviesa la nación alemana. Es la historia de un funcionario que se ahoga en su vida familiar y se siente irresistiblemente atraído por la vida nocturna donde es seducido por una joven. El drama se desarrolla en una sola noche en la cual, el protagonista es acusado de asesinato. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Die Straße (The Street)
Duración
89 min.
Guion
Karl Grune, Carl Mayer, Julius Urgiss
Música
Película muda
Fotografía
Karl Hasselmann (B&N)
Productora
Stern-Film
Género
Drama Cine mudo Expresionismo alemán
8
El decadente Berlín de los años 20 visto por el Expresionismo
Muy notable film expresionista que sigue a un hombre que, aburrido de su asxifiante vida doméstica, decide sumergirse en la decadente jungla urbana que era la capital alemana en los años 20.

El inicio de la película es sencillamente magistral e hipnótico. Karl Grune (cuyo nombre me es completamente desconocido y no sé si tiene más obras destacables) hace un retrato oscuro y pesadillesco de la vida nocturna berlinesa que ya se deja entrever en la escena inicial en que el protagonista se deja seducir no por lo que pudiera ver en la ventana sino por las sombras de ese submundo decadante que se proyectan en su habitación.
Una vez se interna en la calle, todo es caos y bullicio. Multitudes que van y vienen, tráfico constante de coches y una sensación general de confusión. Grune se permite incluso alguna concesión surrealista como esa mujer cuyo rostro se convierte en una terrorífica calavera o esos ojos que aparecen sobre un poste y parecen vigilar al protagonista.

Por desgracia, el film pierde un poco de fuerza en su tramo central, especialmente en la larga escena de la partida de cartas (que dura 15 minutos y se hace un tanto pesada). Aunque luego recupera un poco de pulso, Grune ya se interesa más por la trama y los personajes y deja más de lado el expresionismo que tanto llamaba la atención en su primera parte.

No llega a ser la obra maestra que anuncia el inicio pero se trata de una interesantísima película imprescindible para los interesados en el cine expresionista.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Los peligros de la noche
Esta divertida película nos narra las desventuras de un hombre que se aburre en casa y decide conocer la bulliciosa vida nocturna del Berlín de los primeros años veinte. La proyección, en el techo de su habitación, de las sombras de un caballero (con paraguas) y una señorita a la que aborda en la calle, le llevan a mirar por la ventana y a decidirse a salir en busca de aventuras (con paraguas, por supuesto, aunque nadie más lo lleve y no caiga una sola gota de agua en toda la película). La curiosidad unida a un cierto temor del infeliz protagonista es descrita de manera brillante, especialmente cuando el rostro de una prostituta se transforma en una calavera. No tarda nuestro héroe en sucumbir a los encantos de otra joven y sus desgracias van in crescendo.

La película se recrea filmando la caótica circulación berlinesa. En una escena muy notable, la cámara se coloca a la altura de un niño rodeado de vehículos que pasan a toda velocidad. Hay elementos expresionistas, como la importancia de las sombras de los personajes, lo esquemático del decorado de la ciudad al fondo en la escena del banco o la retorcida posición de los brazos en el enfrentamiento entre el protagonista y el ciego, pero tampoco se puede considerar un film totalmente expresionista.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil