arrow

Una razón para vivir y una para morir (1972)

Sinopsis
Durante la Guerra Civil Americana (1861-1865), el ejército yanki prepara la ejecución de diez hombres acusados de distintos delitos. Un coronel degradado y acusado injustamente de traición propone conmutarles la pena a cambio de participar en una misión suicida. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Una ragione per vivere e una per morire
Duración
109 min.
Guion
Rafael Azcona, Ernesto Gastaldi, Tonino Valerii
Música
Riz Ortolani
Fotografía
Alejandro Ulloa
Productora
Coproducción Italia-España-Francia-Alemania; Atlántida Films / Europrodis / Heritage Entertainment Inc. / Les Films Corona / Sancrosiap / Terza
Género
Western Spaghetti Western
8
No es una más de Bud Spencer
No os engañe que Bud Spencer sea el protagonista, éste es un spaghetti "serio" con una historia y unos personajes "verosímiles", teniendo en cuenta claro, que se trata de un spaghetti, pero muy lejos de otros trabajos de Bud Spencer en los que los protagonistas reparten mamporros a diestro y siniestro y son siete veces más rápidos que los malos, que son malísimos.
James Coburn y Bud Spencer son los dos protagonistas, son muy diferentes y sus objetivos son aún mas diferentes pero la guerra les une en una entretenida y bastante divertida aventura por tomar un fuerte en poder de un coronel confederado interpretado por el siempre impresionante Telly Savalas.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Pocas razones para apretársela
Spaghetti western con todas sus características: Incontables primeros planos de las getas de los desgreñados personajes que lucen esplendorosas dentaduras, banda sonora muy atractiva, alguna imperceptible traza de humor, protagonista de ideales irreductibles, colores vivos, guion de bajo coste, actores mal dirigidos y personajes caricaturizados hasta el ridículo. Si James Coburn no figurara en el reparto ya no quedaría ninguna razón para apretársela (Bud Spencer y Telly Savalas no dan para eso).

Aún tratando de tomársela en serio, después de un rato te convences de que es una italianada más que trataba de aprovechar el tirón del momento para facturar en taquilla y de lo que no cabe esperar mucho. La culpa de tan pobre resultado a buen seguro es del director porque Coburn, dirigido por Sergio Leone el año anterior, ofreció un western para la historia, "Agáchate maldito", que, envuelto en un bellísima partitura de Ennio Morricone, nos sumergía durante más de dos horas en un espectáculo altamente gratificante. Dicho esto por un aficionado al western, que no al western de aficionados.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil