arrow

Excalibur (1981)

Excalibur
Trailer
7,3
24.467
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras una larga y cruenta guerra, Uther Pendragon le ruega al mago Merlín que le ayude a seducir a la esposa de su nuevo aliado, el Duque de Cornwall. Merlín accede, pero a condición de que el fruto de esa unión le sea entregado. Esa misma noche, es concebido Arturo. Dieciocho años después, los nobles de un reino cuyo trono está vacante intentan apoderarse de Excalibur, la espada mágica que está incrustada en una piedra desde la muerte de Uther. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Excalibur
Duración
140 min.
Guion
Rospo Pallenberg, John Boorman
Música
Trevor Jones
Fotografía
Alex Thomson
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Orion Pictures / Warner Bros
Género
Aventuras Fantástico Drama Fantasía medieval Espada y brujería
Grupos  Novedad
Rey Arturo
"Apabullante espectáculo. La leyenda medieval alcanza el turbador esplendor del arrebato"
[Diario El País]
"Una de las mejores adaptaciones de la leyenda, a pesar del ritmo casi siempre tedioso de Boorman"
[Cinemanía]
10
En el nombre de Dios, San Miguel y San Jorge, yo te nombro un peliculón.
Hay películas que por sí solas justifican la filmografía de un director. “Excalibur”, la obra maestra de John Boorman, hace que el resto de su obra resulte casi anecdótica.

Todo funciona, y no era nada fácil. Primero porque cuando se pretende conjugar al mismo tiempo el género de aventuras, con la acción, con el drama, con el romanticismo y con el fantástico y hacerlo en la Edad Media –la época histórica peor representada en la historia del cine- las posibilidades de errar son muchas.

Además tiene mucho más mérito, por el año de su realización, principio de los ochenta. El nuevo cine a lo “Stars Wars”, “Alien” y todo bicho viviente parecido hacía furor. Los Oscar sólo le otorgaron una nominación a la excelente fotografía de Alex Thomson, (que ya había trabajado en temas medievales en la semiolvidada “Alfredo el Grande”) que logra que casi cualquier fotograma sea una obra de arte. Poco premio para tan gran película. De todas formas a finales de la década ya era una obra de culto.

La magia e impacto constante de la belleza de sus imágenes se compaginan con un desarrollo argumental carente de errores, lineal y muy clásico y que nos deja unos diálogos de una verosimilitud y fuerza cercano al mejor teatro.

La puesta en escena y los vestuarios, sencillamente inimitables. Las armaduras del diseñador Bob Ringwood (“Batman” o “Troya”) fuera de categoría.

Y como casi todas las grandes películas, esta también tiene una gran banda sonora. La música de un jovencito Trevor Jones (32 años) es sencillamente espectacular, y aunque utiliza algunas piezas clásicas lo hace siempre con gusto e inteligencia. Luego seguiría demostrando lo grande que es con “El último Mohicano” o “En el nombre del padre” entre otras.

Es difícil encontrar un elenco de actores en mayor estado de gracia que aquí. Son muchos y todos están bien. Mucho sello inglés. Un recuerdo para ese Merlin, Robin Williamson (que ya había participado de otra estupenda película medieval como “Robin y Marian”), que nos lleva a una interpretación tragicómica que quedará en el recuerdo. Pero es absurdo citar a nadie más, ya digo, que todos, absolutamente todos, están bien.

¿Reproches? Ninguno, si cabe, que Boorman tergiversa a su antojo la obra de Malory retirando casi todos los elementos cristianos, convirtiéndolos en paganos como el Santo Grial. El neoceltismo de hoy hace el resto, con la exaltación de los druidas y de un mundo creado a medida de los intereses e identidades nacionales de nuevo cuño.

“Excalibur” es y será la mejor película sobre el mito artúrico que existe, además de aportar una madurez al cine, impropia del momento en que se hizo, y sobre todo por el tema, en el que se suele caer en lo adolescente rápidamente, como ha pasado decenas de veces posteriormente.

Aunque se vea las veces que se vea, siempre se encontrarán estímulos nuevos, que traerán el goce y disfrute al espectador.

Nota: 9,6.
[Leer más +]
153 de 189 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La Leyenda del Rey Arturo, no la historia.
Excelente largometraje que narra no la historia sino la leyenda del Rey Arturo. Partiendo de esta base, aquellos que deseen una reconstrucción histórica correcta, con los "muros hadriáneos", con un clima semi glaciar -como corresponde a la pequeña glaciación del período en que se desarrollaron las tropelías del verdadero Arturo en Britania-, con mujeres con cabezas rapadas y luchando desnudas contra los romanos, con hombres como osos pintados de blanco y azul, mejor que espere, incluso, a una nueva versión del primer publicista del tres al cuarto al que propongan tal proyecto.

Boorman nos habla, nos cuenta la leyenda: y la leyenda, como la fábula, no entiende de rigor histórico. El término que pondera sobre todos los demás a lo largo de este metraje es "leyenda", y de ahí podríamos derivar otros muchos como "héroe", "virtud", etcétera, logrando en un cómputo global un excelente código de bondades éticas que se pueden substraer de la leyenda (de hecho las leyendas de héroes, de un Aquiles, de un Ulises, de un Arturo, vienen a dejar una pequeña moraleja, un sabor ético-didáctico)

Excepcional.
[Leer más +]
84 de 98 usuarios han encontrado esta crítica útil