arrow

Sin ley ni esperanza (1972)

5,4
137
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El 7 de septiembre de 1876, los famosos forajidos Cole Younger y Jesse James atracan el banco de Northfiel, en Minnesota, el más grande al oeste del Mississippi. Pero nada sale según lo previsto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Great Northfield Minnesota Raid
Duración
91 min.
Guion
Philip Kaufman
Música
Dave Grusin
Fotografía
Bruce Surtees
Productora
Universal Pictures
Género
Western
6
Bandidos de leyenda, cruzados al margen de la ley
En la mitología inherente a leyendas del far west, son muchos los bandidos y forajidos que han trasladado sus hazañas a la pantalla, tal es el fecundado caso de Jesse James y Cole Younger cuya famosa banda realizó innumerables fechorías destacando por su audacia y notoriedad en robos a bancos y trenes, unos sucesos a los que el cine ha prestado especial importancia en su particular recorrido del género.

Sin ley ni esperanza es una extraña y algo irregular cinta dirigida con energía por Philip Kaufman, un director de carrera interesante que coqueteó con el western en esta y en El fuera de la ley, film que empezó a dirigir pero que al final pasó a manos maestras del gran Clint Eastwood, quedando Kaufman en tareas de guionista, aquí alterna ambas facetas para desarrollar el sonado atraco al banco más grande en Northfield, Minnesota por el grupo de Outlaw compuestos por los hermanos James y Younger entre otros, pero lo hace desde la perspectiva de Cole Younger como antihéroe romántico e inteligente que rivaliza con las maneras de un Jesse James violento, cruel y despiadado.

La película se ajusta a la moda imperante del western moderno y hiperrealista de los años 70, con dosis de violencia y cierta desmitificación de los sucesos, alternándolos con pinceladas de humor y distanciamiento generalizado, sobresaliendo un formidable Cliff Robertson en el pellejo de Cole y un avispado Robert Duvall en el del iconográfico Jesse, un rol nada que ver con otras incorporaciones mucho más poéticas del legendario forajido.

The great Northfield Minnesota raid (en su título original) es un film seco, áspero y competente, al que le faltan ciertos detalles por pulir para acabar de ser memorable pero que se visiona con especial interés y atractivo.

LO MEJOR: Cliff Robertson, el galardonado actor de Charly logra un criminal con el que resulta fácil simpatizar, una actuación comedida y muy respetable. Ciertos detalles de la propia evolución histórica americana, la amenaza de un capitalismo atroz opuesto a la tranquilidad rural pisoteada por los unionistas, así como la aparición del beisbol como deporte nacional.

LO PEOR: Cojea en cuanto al escaso calado de la historia y no está a la altura de otras revisitaciones más ilustres como la soberbia Forajidos de leyenda de Walter Hill (1980) o La verdadera historia de Jesse james orquestada en 1957 por el genuino Nicholas Ray.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ejercicio de memoria sobre 1972 sin ley ni esperanza.
1972 puede ser recordado como el año de la pesadilla Olimpica en Munich tras el secuestro y asesinato de miembros del equipo olímpico israeli por guerilleros palestinos en un emorme y trágico despliege policial.
Los aficionados al futbol rescataran el triunfo de la selección alemana de los Beckenbauer, Heynckens, etc..en la eurocopa de naciones celebrada en Bélgica. También puede ser evocado 1972 como el año que recibio el premio nobel de literatura Heinrich Böll o como la guerra fría era simbolizada en un tablero de ajedrez donde Bobby Fischer y Boris Spaski disputaban el campeonato del mundo.
A grán escala nos encontramos en la presidencia de los EE.UU a Richard Nixón, que meses despues se vera implicado en el escandalo de Watergate. 1972 es el año de la supresión del autogobierno de Irlanda del Norte por el Reino Unido y el llamado Domingo sangriento en las calles de Derry tras protestas contra la política de internamiento de presos sin juicio. 1972 es uno de los últimos años del lider comunista chino Mao Zedung. Francisco Franco en España, Salvador Allende en Chile y el papado de Pablo VI en el Vaticano.
En materia cinematográfica, sin duda fue un excelente año con títulos míticos como "El padrino" y "Cabaret", dos de las mejores pélículas de toda la historia del cine. 1972 fue un año de importantes y bellos western como "Las Aventuras de Jeremias Jhonson" y "La Venganza de Ulzana". Soberbias cintas como " El juez de la horca" de J.Huston y meritorias como " Joe Kidd e Infierno de Cobardes de Clint Eastwood. A estas , sin duda añadiría esta notable cinta de Philip Kaufman " Sin ley ni esperanza" con una interpretación sobresaliente de Cliff Robertson.

1972 sera recordado por el que escribe como un año de notabilísimos westerns y el año que me cayo una radio en la cabeza que casi me la parte, interviniendo los cirujanos en la reparación de la misma. Cuentan que sagraba a chorros.
Quiza sea el año 1972 donde perdi la cabeza......Disculpen este rollazo de ejercicio de memoria.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil