arrow

Terapia con Charlie (Serie de TV) (2012)

Terapia con Charlie (Serie de TV)
Trailer
5,1
971
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de dejar el béisbol, Charlie Goodson (Sheen), famoso por sus reacciones violentas, se ha hecho psicoterapeuta y trata de ayudar a gente con problemas de ira. Al mismo tiempo, él acude a terapia con una atractiva psicóloga para mantener bajo control sus impulsos. Está divorciado, tiene un hijo y es un mujeriego empedernido. Adaptación en formato sitcom de la película de 2003 "Un ejecutivo agresivo". (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Anger Management (TV Series)
Duración
22 min.
Guion
Bruce Helford, David Dorfman, Bob Kushell, Dave Caplan, Kristy Grant, Daniel Dratch, Eric Weinberg, Tyler Greene, Daley Haggar, Michael Loftus, Shauna McGarry, Rob Ulin, Renée Estevez, Clay Graham, Brian Posehn, Ray James
Música
Raney Shockne
Fotografía
Hunt Hibler, Peter Smokler
Productora
Mohawk Productions / Revolution Studios / Estevez Sheen Productions / Debmar-Mercury / Twisted Television. Distribuida por Lionsgate Television
Género
Serie de TV Comedia Sitcom
4
Ira y Redención
Charlie Sheen mira a cámara y suelta:

No puedes despedirme, yo renuncio.

¿Crees que puedes reemplazarme con alguien más?

Adelante, no será lo mismo.

Quizás creas que estoy perdiendo, pero no.

La adaptación en formato sitcom de “Ejecutivo agresivo” con Jack Nicholson y Adam Sandler pasa por ubicar a esa estrella del firmamento catódico y pasional que no para de sumar escándalos. ¿Quién no conoce a Charlie Sheen? ¿Quién no está al tanto de alguno de sus escándalos y excesos? El actor a sus 46 años y después del altercado, de consecuencias épicas, que originó su despido de “Dos hombres y medio” ha decidido volver al formato que le consolidó como estrella catódica y mediática. Sheen anunció que la sitcom “Anger Management” sería su último proyecto televisivo sin especificar mucho los planes que tiene sobre su futuro. Realmente la terapia que propone la serie es tanto para el personaje como para el propio Sheen: quiere demostrar que ha madurado y que puede controlar la situación.

La audiencia que está teniendo para FX bate, simplemente, récords… y es la única voz que parece escuchar el actor al que suelen asociarse las palabras alcohol y prostitutas. Excesos personales… drogas… rehabilitación y, tras la explosión, Sheen hizo lo que mejor sabe hacer: reírse de sí mismo. Como si conociera el material al dedillo que forman los libretos de “Anger Management” al actor le importa el público, poco las flojas críticas que ha recibido la serie en EEUU. Y es que la sitcom redentora parece no salirse de los márgenes establecidos, como si el propio Sheen la utilizara como una catártica terapia aunque tenga que representar el mismo teatro de siempre. Pocas ideas y novedades en un reparto coral para que el propio actor se sienta más cómodo y tenga muchas variables. Selma Blair y Shawnee Smith parecen dar la química perfecta que necesita el explosivo Sheen, aunque para ello tenga que pasarse por la entrepierna la película en la que se basa la serie.

Brian Austin Green es uno de los cameos que hemos visto en los primeros capítulos (el piloto para ser exactos) y la sensación general de “Anger Management”, aparte de no ser demasiado divertida y basarse en los paralelismos con la vida del personaje, es simple y llanamente para lucimiento de su estrella. Volvemos a la sitcom familiar y al éxito en piloto automático. Nada nuevo… por mucho que nos venda la madurez su protagonista. “Anger Management” simplemente no aporta nada, tiene originalidad cero y sus guiones son un desastre… pero, por el contrario, es un éxito. ¿Deberíamos sufrir un ataque de ira todos los seriéfilo que tenemos alergia a lo previsible de funcionalidad espontánea y muy relativa o ya estamos curados de espanto?
[Leer más +]
11 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Charlie siendo Charlie
Anger management tiene un solo objetivo (y lo cumple) el lucimiento de Charlie Sheen. ¿Es una buena serie? Me limitaré a decir que cumple lo que uno espera de ella. Entretiene (por momentos) y no presenta el mínimo esfuerzo para seguirla (capítulos auto-conclusivos, argumentos fáciles).

En resumen, el que se acerque al producto, sabe lo que le venderán, así que aquí no hay estafas, juegos de manos o engaño alguno. Esto es anger management una serie que se conforma con existir y que no busca (ni buscará) trascender más allá.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil