arrow

Lumumba (2000)

6,7
95
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El 30 de junio de 1960 el Congo, al centro de África, deviene país independiente. Lumumba, un joven periodista autodidacta, es el primer jefe de gobierno del joven Estado. El filme relata un período violento y complejo de la historia africana. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Lumumba
Duración
115 min.
Guion
Raoul Peck, Pascal Bonitzer
Música
Jean-Claude Petit
Fotografía
Bernard Lutic
Productora
Coproducción Francia-Bélgica-Alemania--Haití; JBA Production / RTBF / Entre Chien et Loup / Velvet Films / Essential Filmproduktion / Arte France Cinéma
Género
Drama Biográfico Basado en hechos reales Histórico África Política Años 60
6
La independencia sin una autoridad fuerte e incólume, no es libertad al cabo de poco tiempo, sino anarquía.
Son escasas las diferencias que podríamos encontrar comparando la historia de la República Democrática del Congo con la de varios países subdesarrollados. Una colonia europea, que cansada de tanto abuso hace germinar la idea de la independencia, están los intereses económicos de siempre, las potencias que conspiran contra los insurgentes y mientras velan por sus intereses, poco les importa la vida de los nativos y tratan a toda costa de aminorar sus ansias de libertad, pero una vez que se consigue el esperanzador sueño, son los mismo nativos los que viéndose por encima de su gente no dudan en usar la represión contra ellos, con el execrable fin de perpetuarse en el poder.

Hablamos de un país que es el segundo más grande del África y el doceavo del planeta, un país que tuvo la “desgracia” de nacer con grandes riquezas naturales y que en 2011 llegó al infame y paradójico indicador de ser el país más pobre del planeta, sumido en una eterna Guerra Civil, tiene también la desventura de ser la cuna del virus Ébola y de poseer una altísima prevalencia del SIDA.

La película está basada en la vida de Patrice Lumumba, un líder anticolonialista que fue el artífice de la independencia, llegando a ser el primero en ocupar el puesto de Primer Ministro, un paso efímero en este cargo (apenas tres meses), en el que nada pudo hacer para impedir la desgracia que se avecinaba.

El papel del actor que interpreta a Lumumba es impecable, la historia es interesante, aunque le recrimino el no mencionar la historia personal del personaje, sus orígenes, sus vivencias y sus influencias para llegar al poder, asimismo la historia habría sido más atractiva si se concentraba un poco más en el personaje de Mobuto Sese Seko, un protagonista nefasto a todas luces, que no tendría que haber recibido un rol tan secundario, si bien la historia es la del héroe y no la del villano, muchas veces ambas son indisolubles.

La película es del año 2000, dos años más tarde el gobierno belga reconocería su responsabilidad en los acontecimientos que condujeron a la muerte de Lumumba.

Jome Kenyatta, un gran político africano alguna vez sentenció: “Cuando los blancos vinieron al África, nosotros teníamos la tierra y ellos tenían la Biblia. Ellos nos enseñaron a rezar con los ojos cerrados: cuando los abrimos, los blancos tenían la tierra y nosotros la Biblia”.

Dr.Juventus
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El Congo: Una orgía mineral.
"Lumumba" retrata muy bien la fase crucial de la Africa recién independizada de los años 60. El Congo, propiedad personal del rey Balduino II que luego cedió en su testamento a Bélgica, concentra alguno de los más importantes yacimientos de minerales preciosos del mundo. Lo que debería haber sido una bendición se convirtió en una tragedia que esta película retrata de forma fiel:la guerra en Katanga, la toma de poder de Mobutu Seke Seko, la CIA, la pésima descolonización llevada por Bélgica. Sirva como ejemplo que en el momento de la descolonización solo habia en el Congo unos sesenta diplomados superiores congoleños, para un país del tamaño de Europa Occidental(!).

Ante todo esto el personaje de Lumumba aparece como el único capacitado en transformar el Congo. Quizás ese es el único fallo de la película, que muestra un Lumumba sobrehumano que casi no duerme y que atiende él mismo el teléfono de su Residencia oficial. En todo caso el actor Ebouaney realiza una magnífica interpretación de Lumumba.

Una película imprescindible para todos aquellos interesados en Africa. Y sacúdense los complejos de ver una película congoleña.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil