arrow

Human Nature (2001)

Human Nature
Trailer
6,2
4.439
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un científico obsesivo y una naturalista descubren a un hombre que ha nacido y se ha criado en estado salvaje. Mientras el científico intenta educarlo, su amante lucha por preservar los instintos simiescos del hombre, porque según ella, representan la libertad. En medio de esta lucha por el poder, surge un insólito triángulo amoroso. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Human Nature
Duración
96 min.
Guion
Charlie Kaufman
Música
Graeme Revell
Fotografía
Tim Maurice-Jones
Productora
Coproducción USA-Francia; Fine Line Features / Bac Films
Género
Comedia Romance Ciencia ficción Cine independiente USA
"Parodia disparatada. (...) Mala."
[Diario El Mundo]
8
El indescriptible morbo de las mujeres peludas
Una rubia pechugona con la espalda más peluda que el pubis; una becaria calientapollas y afrancesada; un buen salvaje que se ha criado en la selva pero está dispuesto a aprender etiqueta para poder cepillarse la becaria; y un domador de ratones obsesionado por los tenedores se aparean entre ellos y pseudofilosofean sobre el precio de la civilización.

Human Nature tiene todo lo que yo le pido a una peli: a) que me haga reir, b) que me haga pensar y c) que salga alguna chica atractiva y ligera de ropa correteando por el bosque.

Y es menos ñoña que ¡Olvídate de mí! y menos pedante que Being John Malkovitch... yo diría que Michel Gondry y Charlie Kaufman estaban de buen humor cuando parieron esta fábula sobre la represión de los instintos cuya ingenua moraleja resumen en la frase "en caso de duda, es de buena educación no hacer lo que tengas ganas de hacer".

Nota: excelente.
[Leer más +]
48 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
A reivindicar
Como siempre, en los films guionizados por Kaufman, sus relatos suelen ser el principal y particular engranaje para dar pie a una historia realmente increible, atípica e irónicamente interpretada, además de estar compuesta por secuencias realmente difíciles de digerir, pero repletas de inteligencia y sugestivas reflexiones. Quizá, como ya suele suceder en los relatos del oscarizado guionista, en algún momento, es posible que se pierda en los típicos excesos que ya caracterizan a Kaufman, sin embargo, consigue un trabajo realmente loable donde explora el lado más oscuro y desestimable del ser humano.

El film en sí, viene a ser un magnífico alegato en contra de los peores defectos y las más claras carencias del ser humano y la sociedad en la cual convive, dejando al destape trechos como la superficialidad o la vacuidad que rodean al único ser "racional" del planeta.
Inusualmente divertida y mordaz, esta comedia sirve, principalmente, como aliciente para introducirnos en la cara más amarga y desaprensible de las personas, siendo un trabajo más que interesante y desenvolviéndose de un modo extravagante a la par que sorprendente, aun y conteniendo algún que otro momento abusivo en el uso de recursos narrativos.

Pese a su endeble y desafortunado inicio, donde la narración es un tanto cargante, y se nos presentan a los personajes con demasiada prisa y sin ofrecer demasiada atención en ellos, el realizador francés Gondry, consigue realzar el vuelo de su obra, otorgándole algunas virtudes como son lo ameno de la propuesta o la retórica de una cinta agradablemente sorprendente. Otro de los puntos fuertes de la dirección, son la estética que el director le otorga al film en todo momento, muy acertada y un vigor visual que propina fuerza a las imagenes.
Todo ello acompañado por unos personajes entrañables y repletos de defectos, interpretados algunos de ellos con más rigor que otros, destacando por encima de todos Nathan (donde la actuación de Tim Robbins es simpática y soberbia) y Puff (desarrollado con talento por Rhys Ifans). Los menos destacables serian los personajes femeninos que, dando lugar a situaciones tan interesantes como, en otras ocasiones, inoportunas, consiguen tener un peso específico en la película y están bien caracterizados por Patricia Arquette y Miranda Otto (aunque esta, en ocasiones, resulte cargante en exceso y demasiado tópica como personaje), pero no llegan a cuajar como deberian en la obra.

De este modo, y con un equipo bastante solvente, Gondry logra una cinta realmente aguda en ciertos puntos de la misma, con una narración tan dispar como deshinibida, unos personajes verdaderamente acertados y un estilo interesante que, sustentado por otro gran guión de Kaufman, consiguen transportarnos a un film de buena calidad y, desgraciadamente, infravalorado a día de hoy.
[Leer más +]
25 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil