arrow

Ganja y Hess (1973)

Ganja y Hess
Trailer
5,8
35
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El Dr. Hess Green, un arqueólogo que supervisa la excavación de la antigua civilización de Myrthia, es apuñalado con un cuchillo antiguo por su asistente de investigación, que luego se suicida. El arma estaba infectada con gérmenes. Cuando Hess despierta, descubre que sus heridas han sanado, pero ahora convertido en vampiro, tiene una insaciable sed de sangre. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ganja & Hess
Duración
110 min.
Guion
Bill Gunn
Música
Sam Waymon
Fotografía
James E. Hinton
Productora
Kelly/Jordan Enterprises
Género
Terror Vampiros Cine independiente USA
9
Un excelente y atrevido trabajo de Bill Gunn
Con una propuesta visual poco convencional y una sonorización que desde el inicio lleva a un viaje en donde pareciera que el espectador se infectara también con el virus de vampiro alterando por lo menos sus sentidos. Un discurso cinematográfico fresco y experimental acompañado de un muy buen soundtrack. Personajes secundarios y mayordomos que se atraviesan en las tomas recortando la imagen principal como sombras contrastadas que muerden la escena. La sangre color rojo vivo que emana en abundancia, casi podríamos decir que tan deliciosamente que se bebe en vaso como jugo de tomate.

Con largos diálogos y monólogos, personajes que hablan a cámara, cambio de narradores, una historia que debiera centrarse en está pareja de sangre Ganja & Hess con sus fuertes lazos emotivos y sexuales, y su sed por la sangre, pero que nos da más: cuestiones religiosas, éticas y étnicas, con un virus vampírico que nos permite acompañar sus raíces en Africa a través en un viaje de sangre. Un Hess que cuestiona la fe religiosa y trata de redimirse, una Ganja que rompe cuestiones morales y goza las delicias de ser vampiro.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Vampiros vintage
Ganja and Hess es una singularísima película que combina el cine experimental con el genero de terror desde la perspectiva afroamericana. El arqueólogo Dr Hess Green (interpretado por Duane Jones, también protagonista en la mítica La noche de los muertos vivientes de George A. Romero) es apuñalado una noche por su ayudante (interpretado por el propio director Bill Gunn) con una daga proveniente de las excavaciones de una antigua civilización africana. Hess despierta tras el ataque, y comprueba que los gérmenes de la daga le han convertido en inmortal, pero también han despertado en él una sed insaciable de sangre. Poco después, Hess empenzará una sensual relación con la viuda del ayudante, Ganja (rol interpretado por la jugosa y atractivísima Marlene Clark), que tomará turbios derroteros.
Spoiler
El controvertido Gunn nos ofrece un film de corte bergmanesco y meditativo que aborda en realidad las adicciones, la identidad afroamericana y la obsesión personal. La historia de Ganja and Hess está llena de altibajos, la pelicula fue exhibida en el Festival de Cannes en 1973, donde recibió una gran ovación y el premio de la Critica. Pero a partir de ahí, en Estados Unidos fue objeto de todo tipo de cortes y manipulaciones. La propria productora alteró la duración y el montaje, suprimió el nombre del director y cambió el titulo diversas veces. En la época del VHS y los programas dobles de cine de terror y serie B, Ganja and Hess aparecía en versiones variadas como Blood Couple, Doble Possesion, Black Evil o Vampires of Harle. La versión original y autorizada por el director tuvo que ser depositada en el MoMA para que podamos conocer Ganja and Hess tal y como la realizó Gunn.
Concebida como un film de terror experimental, Gunn desea crear un estado mental, una atmósfera y, para ello, utiliza recursos como la voz en off y el collage visual y sonoro. El empleo del color, muy saturado y con flou en diversos pasajes, subraya los rojos dela sangre, los verdes de la naturaleza y los marrones de la piel de los actores, una paleta de color que genera composiciones inquietantes y fantasmales en algunos momentos de la cinta.
Otro de los puntos fuertes del film reluce en sus escenas de sexo: carnosas, eléctricas, fogosas y recargadas con un erotismo que reivindica con orgullo la belleza del hombre y la mujer negra desnudos de toda ropa y pudor. El sexo brota como una liberación de la América negra que por fin podría contemplar a dos actores afroamericanos dar rienda suelta a su pasión tanto con su lengua como con sus miembros viriles.
Ganja and Hess puede ser críptica o difícil de seguir, soporta mas de un visionado, y es más, seguramente lo necesite, pero contiene en sí misma el virus de la fascinación que nos impele a volver a ella una y otra vez.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Relaciones 1